- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Rusia: Nepofigizm, asesoramiento jurídico gratuito en modalidad de colaboración abierta

Categorías: Europa Central y del Este, Rusia, Activismo digital, Derecho, Derechos humanos, Ideas, Medios ciudadanos, RuNet Echo

El grupo online ruso “Nepofigizm [1]” (neologismo traducido libremente como “importar un bledo” o “no ser indeciso”) ofrece un servicio gratuito de asesoramiento jurídico. Los creadores del proyecto no especifican ninguna orientación determinada para el asesoramiento. Su objetivo es ofrecer ayuda real a personas con cualquier tipo de problema. La web es un espacio para el usuario de Internet tanto profesional como común con problemas jurídicos cotidianos (como por ejemplo la violación de los derechos del consumidor, la legislación laboral o el derecho de familia).

El hecho por el cual más de 52.000 usuarios se han registrado en la página web en un mes indica el interés de los ciudadanos rusos en proteger sus derechos. Evgeny Voropai, de “Invernaderos de Tecnologías Sociales” entrevistó recientemente al creador y responsable de Nepofigizm, Vladimir Belyaev, quien describió la dirección de una asesoría legal online y explicó por qué el proyecto nunca se volverá comercial.

Creador del proyecto Nepofigizm, Vladimir Belyaev. Fotografía cortesía de V. Balyaev. CC 1.0.

Evgeny Voropai (E.V.): El asesoramiento legal se ha visto durante mucho tiempo como un medio para la solución de problemas jurídicos en la vida real. ¿Cómo surgió la idea de crear una versión online de este proceso?

Vladimir Belyaev (V.B.): Tras finalizar la universidad buscaba el modo de alcanzar mis ambiciones profesionales. De modo fortuito, se anunciaba al mismo tiempo una vacante en un tribunal. Empecé mi trayectoria en la parte inferior de la escalera y en pocos meses me había convertido en asistente de juez. A los trabajadores en tribunales, durante el ejercicio de sus funciones, no se les permite ofrecer asesoramiento jurídico a los ciudadanos. Pero responder a las preguntas que surgían era inevitable. Debido a esto, tuve que emplear parte de la jornada laboral en pequeños asesoramientos, antes de volver a mis funciones ordinarias. Me parecía que el flujo de personas que querían asesoramiento era interminable, por lo que se me ocurrió la idea de realizar esto de manera online.

E.V.: Cuando creabas Nepofigizm, ¿sabías exactamente qué tipo de proyecto querías conseguir “al final”, o te orientaban los recursos disponibles?

V.B.: Nada más se me ocurrió crear el proyecto, ya había asesorías online, pero todas se basaban en tarifas o se esforzaban en hacerlo. No me sentía a gusto con este formato. En realidad, muchos requerimientos jurídicos no precisan de mucho tiempo para ser respondidos, y resulta absurdo cobrar por ello. No tenía ningún requisito real para definir los parámetros exactos del proyecto, pero sabía concretamente lo que no quería. Incluso tras el lanzamiento de Nepofigizm, cómo se organiza el servicio sigue siendo una pregunta abierta.

E.V.: Es usted un abogado en prácticas y no tiene experiencia a la hora de crear un proyecto de Internet, ¿fue difícil lanzar algo así? ¿Qué expectativas tenía sobre el proyecto?

V.B: Antes de Nepofigizm, tenía mi propio blog, donde publicaba artículos sobre cuestiones jurídicas, y me llevé conmigo esta experiencia para mi nuevo proyecto. No sabía en qué me estaba metiendo o cómo saldría. De hecho, tenía una total falta de experiencia en empezar proyectos online. Este proyecto evolucionó gradualmente y tuve que familiarizarme con algunas cuestiones técnicas. Aparte de eso, tuve que cambiar mi sistema de gestión de contenidos varias veces (el proyecto cambiaba, así como su filosofía y las demandas en el sistema) – todo para permitir el funcionamiento de la página. En la práctica, Nepofigizm me permitía no solamente ofrecer asesoramiento, sino también convertirme en un especialista universal. En primer lugar y ante todo, esto se debe a que las preguntas formuladas variaban e implicaban distintos aspectos del derecho.

E.V.: Ahora que Nepofigizm lleva existiendo desde hace tres años y ha ganado reconocimiento en Runet, ¿puede decir si la actividad de la comunidad online de Rusia difiere de lo que sucede fuera de línea?

V.B.: Estos son dos foros absolutamente distintos y, en consecuencia, dos audiencias distintas. Que yo sepa, es principalmente por esa razón por la que muchos proyectos de Internet que implican asesoramiento jurídico no han tenido mucho éxito. Hay que recordar que la mayoría de los profesionales del asesoramiento trabaja con un público más joven y más activo y que formula cuestiones que normalmente no requieren una intervención activa extraordinaria. Es por ello por lo que la idea de una asesoría online de pago carece en mi opinión de perspectiva. Persiste una categoría de problemas imposibles de solucionar a distancia, y la educación técnica elemental de los ciudadanos importa en gran medida en todo esto, además.

E.V.: El foro es uno de los formatos más populares en la Runet y se presta para el concepto de asesoramiento jurídico. Pero usted decidió diseñar Nepofigizm como una comunidad. ¿Por qué?

V.B.: Al principio, Nepofigizm existía como blog de usuario único. Luego se transformó en algo más relacionado con una clasificación de preguntas y respuestas. Actualmente nos es más útil estructurarla como una comunidad de expertos. En el marco de Nepofigizm intento transmitir una única idea al usuario: para defender tus derechos en un nivel determinado no es necesario ser abogado. Alcanzamos ese nivel cuando no hay diferencia entre los asesores y la gente que pide asesoramiento jurídico. Ahora cualquiera con experiencia en resolver diversos problemas jurídicos o conflictos puede participar en nuestro proyecto y ayudar a otros usuarios. Esta es la carrera de relevos del conocimiento jurídico.

E.V.: Hacer que una persona con problemas jurídicos no solucionados se interese por el asesoramiento jurídico gratuito es simple. Es mucho más complicado atraer al proyecto a expertos que puedan ofrecer este asesoramiento. ¿Cómo funciona esto en Nepofigizm?

V.B.: En Nepofigizm intentamos evitar las etiquetas “experto” y “profesional”. Al principio del proyecto intenté trabajar con algunas firmas, pero estas no estaban dispuestas a perder el tiempo en asesoramiento gratuito. No obstante, nuestra página es frecuentada por personas con estudios jurídicos formales (estos individuos raramente prestan atención a este hecho). Proyectos como Nepofigizm muestra los mecanismos para solucionar un problema en particular y permite a los usuarios de la página actuar de forma análoga en el futuro.

E.V.: Los asesoramientos online son una vía rápida para obtener la respuesta a una pregunta, pero, ¿cuál es su efectividad? ¿Sigue usted la resolución de problemas fuera de línea?

V.B.: Realmente la mayoría de usuarios nos informa personalmente acerca de cómo se solucionarion sus asuntos. Durante el curso del proyecto hemos notado otra interesante tendencia: hay una ley del silencio dirigente, en mi opinión. Si una persona recibe un asesoramiento y no actúa, entonces muy probablemente obtuvo un buen asesoramiento. Por supuesto que hay asesoramientos que acaban siendo de poca ayuda o verdaderamente deficientes, pero esto solo sirve para demostrar que hay gente real (fallible) detrás de todas las preguntas y respuestas en la página.

E.V.: Hace un tiempo usted intentó poner en práctica la idea de la financiación abierta distribuida (crowdfunding) para Nepofigizm. ¿Qué ocurrió y por qué no surgió?

V.B.: Nunca esperé ganar dinero con Nepofigizm. Todos los intentos para obtener financiación se realizaron con la esperanza de pagar el hosting. Pero mis expectativas no se cumplieron. Los usuarios se quejaron de que los anuncios con peticiones de transferencias de fondos distraían. Por esta razón tuve que prescindir de ellos. Asimismo, se volvieron inefectivos (los fondos procedentes de donaciones eran insignificantes).

E.V.: Ahora mismo varios proyectos online que han surgido permiten a la gente discutir sobre proyectos de ley y leyes. En vista al interés que los ciudadanos han mostrado acerca de la información jurídica y del debate sobre las iniciativas jurídicas del gobierno, ¿puede contarnos sobre cómo estas cuestiones atraen el interés de los usuarios de su página?

V.B.: La idea de someter las leyes a un debate general es interesante, pero debido a los detalles de la vida en nuestro país, las iniciativas destinadas a proteger los intereses de la mayoría nunca se convierten en ley. Buena prueba de ello son las series de leyes federales recientemente aprobadas. Sé con certeza que estos cambios en las leyes son solo posibles cuando el pueblo no participa – e, incluso, de hacerlo las leyes seguirían sin reflejar la opinión de la mayoría: los electores del país son demasiado pasivos y hacer que entren en debates sobre cuestiones específicas resulta complicado.

E.V.: No hace mucho el proyecto cambió el diseño de la página y se volvió más funcional. ¿Qué le espera a Nepofigizm en el futuro?

V.B.: No puedo decirte cómo se desarrollará Nepofigizm por una simple razón: no tengo ni idea de qué dirección tomará. Estoy seguro de que el proyecto nunca será monetizado, aunque desarrollar el portal y crear algunos servicios requiere una determinada inversión. Hay un número de propuestas sobre este asunto y todas precisan de la participación activa de especialistas. El problema es que sin equipos de trabajadores asalariados y el correspondiente apoyo financiero todo esto es prácticamente imposible. Cada vez pienso más que si no logramos pronto algún tipo de avance, el proyecto puede perder importancia. Pero estamos haciendo todo lo que podemos para asegurar que esto no suceda. Nuestro público está en crecimiento y la comunidad está cambiando. Espero que todo salga bien.

Publicado [2] originalmente en “Invernaderos de Tecnologías Sociales”.