¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tailandia: Derrota en boxeo olímpico decepciona a fans

Este post forma parte de nuestra cobertura especial Olimpíadas Londres 2012.

Los Juegos Olímpicos de Londres de 2012 fueron una decepción para Tailandia. Desde 1996, el país del sureste asiático ha ganado al menos una medalla de oro en las Olimpiadas. Este año, Tailandia ha ganado dos platas y un bronce.

En comparación con sus vecinos, sin embargo, a Tailandia le fue relativamente bien. Indonesia y Malasia se hicieron ambos con una plata y un bronce, mientras que Singapur consiguió obtener dos medallas de bronce. Otros se fueron de los Juegos con las manos vacías.

Sirikaew Pimsiri, conocido localmente como “Nong Taew”, era favorita para ganar en los Juegos Olímpicos. Se llevó a casa una plata en levantamiento de pesas femenino (58 kg). Natural de la provincia de Khon Kaen, ha llevado tal orgullo y tal gloria a su ciudad natal que se ha hablado de ponerle su nombre a una calle. Al regresar, fue igualmente  galardonada con el premio “Hija Predilecta” en el día de la madre por parte de las autoridades locales.

Chanatip Sonkham, o “Nong Lek”, se hizo con un bronce en taekwondo femenino (49 kg). Nong Lek comenzó liderando el combate en semifinales, pero fue perdiendo terreno, lo que ocasionó su derrota. No obstante, se le apodó como “heroína” y desfiló por su ciudad natal, Pattalung, a su regreso de Londres.

Boxeador tailandés Kaeo Pongprayoon. Foto de Wikipedia.

El medallista más polémico de todos fue el de boxeo masculino en la categoría de peso mosca, Kaeo Pongprayoon, que se llevó la plata. La derrota de Kaeo fue una sorpresa para la mayoría de los fans tailandeses, quienes no podían creer que el boxeador tailandés fuese declarado como perdedor del combate. Zou, de 31 años, defendió el título que ganó en Pekín hace cuatro años, pero este año ha ganado el combate final gracias a una controvertida decisión. Incluso el público del ExCel Arena de Londres abucheaba la puntuación final mientras Kaeo lloraba en el cuadrilátero, según un reportaje de “Bangkok Post”.

La derrota provocó una ola de protestas entre los internautas tailandeses, quienes usaron varias redes sociales para expresar su frustración e incredulidad.

“Sé por qué Kaeo lloraba…Yo lo vi y yo mismo lloré. Estoy muy enfadado”, dijo Jeb Jai Wah en la web de “Sanook Sport”.

Fans enfurecidos llevaron su mensaje a la red. Esta entrada aparecía en inglés en www.keelamun.com:

“Muchas gracias por romperle el corazón, ‘Kaeo Ponprayoon’, el hombre que dio su vida por el boxeo. Espera esta oportunidad durante más de 10 años para cumplir su sueño pero ustedes simplemente lo destruyen en 9 minutos de combate. Todo el mundo sabe que ganó este combate. Pero no, ustedes no, AIBA le hicieron perder. Son muy injustos. AIBA acaban de destruir el respeto y el espíritu del boxeo”, de parte de fans del boxeo.

A pesar de su decepcionante actuación en general, los deportistas olímpicos tailandeses fueron elogiados por el público y por los medios de comunicación por sus “actos heroicos” en favor de la nación. Después de todo, las Olimpíadas, según la opinión de muchos, tratan de sacrificio, dedicación y trabajo duro. Los deportistas olímpicos son, por tanto, presentados por las autoridades estatales como un modelo ejemplar.

Además de con ovaciones y con elogios, los medallistas fueron también recompensados económicamente, en gran parte con donaciones de particulares. Nong Taew recibió aproximadamente 15 millones de bahts (500000 dólares). Kaeo cuenta con recibir al menos 24 millones de bahts  (800000 dólares), y, al mismo tiempo, ser nombrado subteniente por el jefe del ejército.

Este post forma parte de nuestra cobertura especial Olimpíadas Londres 2012.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.