¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Internet expone tensiones y oportunidades entre los países y sus comunidades en el extranjero

Las comunidades que viven fuera de sus países ya pueden virtualmente participar en la vida política nacional y cívica en sus países de origen, gracias a los nuevos medios. Desde la perspectiva académica y activista, ¿cuáles son las consecuencias?

Inside/Outside: Diaspora Influence  #GV2012


Además de enseñar en la Universidad Americana, Susan Benesch es una abogada de Derechos Humanos y periodista en Estados Unidos. Sostiene que la cuestión de las voces de quienes viven fuera de sus países son la historia del siglo XXI. Es la historia de la migración, y muchos de los bloggers de Global Voices aquí esta semana son migrantes, que viven y escriben en países nuevos. Es la experiencia humana moderna de viajar a un nuevo país, temporal o permanentemente, y vivir en una cultura diferente, sin dejar de pensar, soñar y recordar a su país, la cultura, un conjunto de canciones, el idioma y la política.

Aquellos de nosotros cuyos abuelos o bisabuelos emigraron en siglos anteriores, podemos recordar que casi nunca volvieron. Si tenían comunicación con la gente de sus países de origen, era generalmente a través de cartas, y aquí es donde vemos cartas que hablan de calles pavimentadas con oro. Gradualmente con el tiempo, tres enormes cambios tecnológicos afectaron la manera en que estas comunidades en el extranjero se mantienen en contacto con la gente y la cultura en sus países de origen:

  1. Billetes aéreos más baratos, y así la la gente puede regresar físicamente
  2. Comunicaciones telefónicas más baratas, y así la gente puede hablar
  3. Tecnología y medios de comunicación social, que han cambiado radicalmente la forma como las personas se comunican con aquellos en su país de origen.

Tenemos en el panel a personas que viven fuera de sus países de origen, como tambien a personas siguen viviendo en su tierra natal, donde ellos mismos sienten el impacto de las comunicaciones desde fuera.


Fred Petrossian (@fredpetrossian | bio; en) es editor de Global Voices y viene de Irán, es periodista profesional establecido en Praga y trabaja con Radio Europa Libre. Ve muchos iraníes forzados al exilio político por las olas de represión política y las ejecuciones en masa. No todos los iraníes han salido por razones políticas, pero un porcentaje significativo de los que se encuentran fuera del país es por causa de las creencias políticas.

Fred ha visto ejemplos de cómo una comunidad en el extranjero puede ayudar con éxito a los que están aún en el país, y también la forma en que puede dificultar los movimientos locales. Internet en Irán es muy lento, por intención del propio gobierno. La comunidad en el extranjero desempeña un papel muy importante en amplificar el mensaje. Manifestaciones después de secuestros o ejecuciones, o para salvar un lago de morir, pasan a las comunidades fuera del país, donde la palabra se desplaza con rapidez en las redes sociales. Esto es muy útil, y en algunos casos incluso una cuestión de vida o muerte.

Pero a veces, la comunidad en el extranjero se encuentra atrapada en su propia burbuja, y su conocimiento de lo que está ocurriendo es influenciado por los mismos medios de comunicación que están consumiendo en su nuevo país. A veces tienen que depender de la televisión y la radio para entender lo que está ocurriendo en Irán. Cuando ven Facebook, ven una revolución abrumadora provocando el último día del régimen. Pero las fuerzas de seguridad también tienen acceso a las redes sociales.

Las comunidades en el extranjero pueden hablar en internet y difundir mensajes rápidamente, pero el corazón y el alma del país deben estar involucrados o no pasará nada. Fred ve un aspecto de relajamiento en la participación de las comunidades en el extranjero en las redes sociales, y es que se ha ido creando una desconexión y una brecha con quienes aún viven en Irán. Pero la comunidad en el extranjero juega un papel crítico en poner la atención internacional en los casos de persecución política, con lo que se protege así a los activistas.


Nanjira Sambuli (@NiNanjira | bio; en) nos presenta la mentalidad de “llama a Washington” de la comunidad keniana en el extranjero. Los consulados locales tienen información sobre el país de origen para los que viven fuera del país, pero ésta información sólo se actualiza periódicamente, mientras que la tecnología avanza rápidamente.

La comunidad keniana de internet en el extranjero está segmentada en función de su ubicación. Las comunidades en internet a menudo se inician como listas de correo electrónico, y crecen a partir de ahí. Después de las elecciones y posterior violencia, se han presentado divisiones entre tribus, lo que ha tenido un severo impacto sobre las comunidades en el extranjero en las redes sociales, y ha terminado con la discusión en muchos foros. Quienes viven fuera tienen blogs, pero rara vez  las personas en Kenia han participado en ellos, y viceversa.

A fines de junio se vio una “protesta de amor” en Nairobi de Boniface Mwangi, y la gente salió a las calles para unificar y pedir el fin a la cultura de impunidad del país. Por primera vez en 45 años, la comunidad en el extranjero pudo ver los acontecimientos en tiempo real en Facebook y en otros lugares en internet sin tener que llamar a Washington para pedir la información. Es más, quienes viven en el extranjero participaron, al menos en forma mínima.

A veces hay alejamiento entre los que se fueron y mejoraron económicamente, y los que están aquí todavía. Es importante que la comunidad en el extranjero traiga dinero a sus países de origen para invertir. También es importante seguir hablando con la gente que se quedó para así recibir información correcta. Por lo menos, la metalidad de “llamar a Washington” se está desvaneciendo.


Elaine Díaz (@elainediaz2003 | bio [en] | blog) nos habla en español, con traducción de Susan. Como profesora de la Universidad de La Habana, y como blogger, tiene una perspectiva única acerca del papel de la comunidad en el extranjero en internet. Con el fin de entender la relación entre Cuba y su su comunidad en el extranjero en internet, se debe entender la misma relación fuera de internet. Es una relación bastante difícil. Muchos cubanos migraron a Estados Unidos luego que Fidel Castro llegara al poder, particularmente a Miami.

Solamente un 14% de la población de Cuba tiene acceso a internet, lo que indica que incluso hablar sobre la relación entre Cuba y su comunidad en el extranjero en internet es un sueño. De ese 14%, la mayoría sólo usa el correo electrónico. Por lo tanto, puede parecer como un sueño hablar de una relación entre Cuba y su la comunidad en el extranjero en internet. Pero ese no es el caso. Hay muchos cubanos que usan nuevas tecnologías para comunicarse, tanto dentro como fuera de Cuba. Los medios de red social como Facebook, Twitter, y los blogs de código abierto en WordPress son medios populares de comunicación y maneras de hablar acerca de las duras realidades de la experiencia cubana.

El espacio en internet para los cubanos es un campo de batalla entre la la comunidad en el extranjero y los que todavía viven en Cuba. La etiqueta #Cuba es una batalla política abierta entre los simpatizantes del gobierno y la oposición.

Una nueva generación de cubanos en internet está buscando nuevos espacios para comunicarse los unos con otros. Hay algunos puntos comunes de acuerdo, particularmente en torno a la reforma migratoria dentro del gobierno cubano. A pesar de las diferencias políticas, todos están de acuerdo que es necesario eliminar el permiso de salida que el gobierno cubano requiere en la actualidad, asi como otras cuestiones relacionadas con la migración. Otro punto interesante de acuerdo gira en torno al acceso a Internet y el lamentable estado de la penetración de Internet en el país. La sociedad civil cubana está exigiendo el acceso a Internet no sólo para los servicios comerciales como el correo electrónico, sino también para la participación pública en la sociedad. No solamente buscan la posibilidad de debatir, sino también buscan tener un rol en la toma de decisiones. Como estudiosa de la blogosfera cubana, Elaine encuentra este consenso significativo. Aunque no vivamos en Cuba, podemos ayudar. Podemos observar lo que sucede en internet.


Gershom Ndhlovu (@GNdhlovu | bio [en]) es originario de Zambia y vive en el Reino Unido, con experiencia de primera mano de la vida fuera de su país. En los últimos 20 años, Zambia ha cambiado cuatro veces de presidente. Los zambianos que viven fuera entienden lo que está pasando en casa. Los que trabajan en los medios comprenden los acontecimientos locales, hasta los más recientes. Muchos están luchando por la doble nacionalidad. La mayoría de los zambianos que han emigrado en los últimos 20-30 años han adquirido la doble nacionalidad en sus nuevos países de residencia. A diferencia de los casos de los otros panelistas, los zambianos emigran principalmente por motivos económicos, no políticos.

Actualmente, Zambia está reescribiendo su Constitución, y la la comunidad en el extranjero está buscando la inclusión de una cláusula sobre la doble nacionalidad. Gran parte del gobierno está de acuerdo, pero el nuevo presidente que asumió el poder hace diez meses se opone a la disposición. La Constitución del año pasado incluyó la cláusula, pero fue rechazada en el Parlamento. Con esa decisión, el sueño de la doble ciudadanía se fue. Los zambianos de fuera también están buscando el derecho a votar y participar directamente en el proceso político. “El nuestro es un caso sencillo.”


Preguntas y respuestas

Markos: Si las comunicaciones en internet facilitan el contacto entre los exiliados y su país de origen, ¿no hace esto más fácil para los periodistas y otras personas salir del país?  Y, ¿cómo definiría usted el buen periodismo llevado a cabo desde el exilio? ¿Qué ventajas e inconvenientes se pueden presentar al estar fuera del país?

Fred responde que sigue de cerca sitios web de noticias locales de Zambia, y también dirige un canal de noticias en internet donde se llevan a cabo entrevistas a zambianos que todavía viven en el país. Han llegado al punto en donde los mismos periódicos de Zambia hacen un seguimiento de su programa de noticias, lo que indica un nivel de confianza a pesar de su ubicación física fuera del país. Han generado credibilidad.

Los kenianos en Twitter (#kot) están tratando de cambiar la percepción que el resto del mundo tiene de África, y de Kenia en particular.

¿Qué sucede cuando una persona en particular que vive fuera se convierte en una voz que representa a la comunidad de origen? ¿Cuando los medios de comunicación internacionales los buscan para hablar en nombre de los demás? En efecto, ¿cómo la comunidad en el extranjero llega a un acuerdo con sus representantes?

Elaine dice que sería extremadamente difícil para los cubanos que viven en la isla aceptar como legítima una voz representativa desde fuera, porque en realidad son ellos los que viven sus vidas en Cuba. Cuando se encontraba en una conferencia en Río de Janeiro durante un par de semanas, se encontró con que no tenia nada para escribir sobre Cuba en su blog. Sostiene que estar físicamente presente en un lugar es obligatorio para así formarse una opinión auténtica acerca de los acontecimientos. Solamente se puede saber lo que realmente está pasando en Cuba cuando se está allí, cuando se tiene una idea de lo que realmente está pasando en el territorio. Susan apunta a la Generación Y de Yoani Sánchez como otro ejemplo de un blogger que ya no dice representar a Cuba, después de haber abandonado el país.

Nanjira dice que los kenianos en el extranjero tienen el deber de comunicar acerca del país al resto del mundo. La verdadera historia se puede simpliifcar demasiado. Por ejemplo, hay varias advertencias en contra de viajar a Kenia en estos momentos debido a recientes ataques con granadas, y eso es lo que aparece en la prensa internacional. Pero también está la Cumbre de Global Voices que se celebra esta semana. Los periodistas y otras personas de fuera necesitan contar esas historias en el mundo, y contrarrestar las historias de los medios de comunicación y principales organizaciones como la CNN, cuya cobertura es a veces totalmente inexacta, o cuando menos incompleta.

Nanjira advierte que cualquiera que viva fuera que decida tener un enfoque moralista y condescendiente cuando se habla del país de origen no va a ser muy bien visto en casa. Quienes viven fuera escriben editoriales para periódicos extranjeros, pero estas personas rara vez participan en internet. Los kenianos que siguen en el país tratan de ponerse en contacto con ellos, pero nunca reciben una respuesta. Es poca la conversación que se sigue manteniendo, como por ejemplo en las secciones de editoriales de los periódicos en internet.

En general, los nuevos medios está teniendo un gran efecto: los que viven fuera van en busca de nuevas fuentes de noticias e información (por ejemplo, a la Cruz Roja por las noticias en el terreno sobre los ataques con granadas) en las mismas plataformas en internet en la que están participando.

Nanjiru responde al comentario de una keniana (que ha vivido en el país y fuera) acerca de la generalización de las experiencias de otros: ¿cómo reconciliar las diferencias en el compromiso actual entre los que están aquí y en el extranjero? Se inicia con el diálogo, y los medios sociales pueden ayudar. Dice que los kenianos están muy divididos como pueblo, tanto aquí como en el extranjero. Tenemos que tener un “comité de expertos”, para tener ese diálogo como pueblo y así unificarse.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.