¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Pussy Riot y la reforma ortodoxa

Vladislav Inozemtsev, economista y político de la oposición, publicó recientemente un artículo de opinión [ru] alabando las virtudes de la ética protestante y haciendo un llamado a la modernización de la Iglesia Ortodoxa Rusa. El artículo fue una respuesta a la sentencia de las tres integrantes de Pussy Riot a dos años de prisión el 17 de agosto.

Inozemtsev se puso de moda. En los últimos meses, muchos bloggers rusos han comparado el lento desastre del juicio con el comienzo de la Reforma Protestante. Por ejemplo, en un post del 20 de agosto, el blogger, banquero y hombre de negocios Roman Avdeev expresó la certeza [ru] de que:

[…]перспектива у Московской Патриархии в ближайшем будущем, похоже, одна – возникновение раскола, а точнее – “православной реформации”, которая и станет реакцией наиболее духовно здоровых сил в нашей Церкви на нежелание священноначалия что-либо изменить в современной церковной жизни.

[E]l Partiarca de Moscú [de la Iglesia Ortodoxa Rusa] parece que tiene solamente una perspectiva en el futuro cercano — un cisma, o para ser más exacto, una “reforma ortodoxa”, que será una reacción a las fuerzas más ricas espiritualmente en nuestra Iglesia a la falta de voluntad de parte de la dirigencia de nuestra iglesia para cambiar algo acerca de la vida de la Iglesia moderna.

El Patriarca Kirill realiza su primer servicio como Patriarca, San Petersburgo, Rusia (5 de abril de 2009), de Mike Kireev. Derechos reservados © Demotix.

La periodista Yulia Latynina enmarcó el asunto [ru] de manera menos optimista:

Если бы российское общество было действительно глубоко религиозным, то действия патриарха Кирилла привели бы к реформации, как разврат и симония римских пап привели к Лютеру.

Si la sociedad rusa realmente fuera profundamente religiosa, entonces las acciones del Patriarca Kirill llevarían a una Reforma, al igual que la perversión y simonía de los Papas romanos llevaron a Lutero.

Estos son apenas los últimos ejemplos de visiones de una nueva Reforma — ambos publicados después de la sentencia. Pero los cibernautas empezaron a comparar en marzo, cuando todavía había oportunidad de que las jóvenes quedaran libres. El primer cibernauta en mencionarlo fue el usuario norlink de LiveJournal, que comentó [ru] sobre el altercado entre los partidarios ortodoxos de Pussy Riot y sus críticos:

противостояние обретает оттенок религиозной реформации, которую так долго ждали в России и отсутствие которой и завело нацию в исторический тупик.”

[E]l enfrentamiento está empezando a parecerse a una reforma religiosa, por la que Rusia ha esperando mucho tiempo, y cuya ausencia ha llevado a la nación a un punto muerto histórico.

Otros ejemplos incluyen al usuario yakushev de LiveJournal, que se extendió [ru] en el asunto, y agregó que los ateos apoyarán a los refomadores en una versión moderna de la Reforma, y Mikhail Solomatin, que escribió un post [ru] organizando hábilemente los argumentos de los defensores de Pussy Riot en categorías protestantes teológicas como “Adopción de las Escrituras como la única autoridad y rechazo a la obediencia ciega a la Iglesia” y “Fe en la posibilidad de comunicación directa con Dios”.

Por supuesto que una Reforma necesita más que solamente una causa. Necesita líderes y ejemplos. El 18 de agosto, parecía que Rusia encontró ese ejemplo. Un sacerdote llamado Sergey Baranov publicó una carta abierta [ru] al Patriarca en su cuenta de Facebook. La carta empezaba así:

В связи с позорными событиями последних месяцев и в особенности вынесенным при прямом подстрекательстве священноначалия Русской Православной Церкви и людей, по недоразумению именующими себя «православными гражданами» неправосудным приговором в отношении Pussy Riot, я, заштатный клирик Тамбовской епархии диакон Сергий Баранов, официально объявляю о своем полном и безусловном разрыве отношений с Русской Православной Церковью Московского Патриархата и ходатайствую о снятии с себя священного сана.

Debido a los vergonzosos acontecimientos de los últimos meses, y sobre todo, debido a la injusta sentencia para Pussy Riot, emitida con instigación directa de la Iglesia Ortodoxa Rusa y las personas que equivocadamente se llaman  “ciudadanos ortodoxos”, yo, un clérigo retirado de la diócesis de Tambov, diácono Sergei Baranov, anuncio formalmente mi total e incondicional ruptura con la Iglesia Ortodoxa Rusa del Patriarcado de Moscú y solicito el retiro de mis sagradas órdenes.

El texto siguió criticando elocuentemente al Patriarca y a la Iglesia por falta de compasión y entendimiento. La reacción general a la carta puede resumirse con este entusiasta comentario [ru] del blog de Olga Bakushinskaya:

ИМХО, это начало новой Реформации. Есть предчувствие, что это российский Мартин Лютер

En mi humilde opinión, este es el comienzo de una nueva Reforma. Tengo la sensación de que este es el Martín Lutero ruso.

Sin embargo, no todos los partidarios de una Iglesia Rusa liberada estaban igualmente extasiados. Por ejemplo, Vladimir Golyshev, vehemente defensor de Pussy Riot, generalmente alaba a Baranov, pero escribió inmediatamente [ru] para criticarlo por firmar la carta con “un humilde acólito de ‘Su Santidad'”.

Desafortunadamente, esto no fue lo único por lo que criticaron a Baranov. Por ejemplo, la gente cuestionó su condición de sacerdote. Según el propio Baranov [ru], se retiró en 2003, y no ha servido a la Iglesia desde entonces. No obstante, el término que usa Baranov, “заштатный клирик,” literalmente “un clérigo que no está en el personal”, es más complejo que un simple retiro. Se explica en un foro [ru] como algo parecido a un funcionario dado de baja honorablemente que ya no realiza sus obligaciones militares, pero no pierde rango y puede regresar al servicio de ser necesario.

Una acusación mucho más ominosa llegó poco después. Tal como resultó [ru], una gran parte de la carta de Baranov fue plagiada de al menos tres fuentes distintas: otro post en Facebook [ru], una columna [ru] en Echo Moskvy y la trascripción de un programa de radio [ru] de Echo Moskvy. No queda claro por qué una carta tan importante fue redactada con tantas partes copiadas.

Además, el perfil de Baranov en Facebook comparte una serie de semejanzas con el ahora desaparecido perfil de un tal Sergey Aristarkhov [ru], incluidas las fotos de perfil e intereses enumerados. El nombre “Sergey Aristarkhov” aparece en las búsquedas de Internet como firmante de una petición de 2011 [ru] al Patriarca, solicitando una investigación en la diócesis del Obispo de Tambov.

Perfil de Facebook de Sergey Baranov y caché de Google del perfil de Facebook de Sergey Aristarkhov. Capturas de pantalla, 20 de agosto de 2012.

Ciertamente, hay un reciente precedente de sacerdotes que se retiran de la Iglesia Ortodoxa. El año pasado, tres sacerdotes de Izhevsk [ru] fueron “retirados deshonrosamente” por hablar en contra del Patriarca y el aumento de la burocratización de la Iglesia. No obstante, sería fácil asumir que la historia y la persona de Baranov fueron fabricados — una acción graduada de Relaciones Públicas del Kremlin, o un torpe intento de astroturfing de la oposición. Felizmente, la diócesis de Tambov sacó pronto un comunicado de prensa [ru] confirmando la existencia de Baranov, y afirmado al mismo tiempo que ha sido objeto de una serie de entredichos por su comportamiento antes de su retiro.

Baranov ha sido entrevistado varias veces por varias agencias de noticias, y ha prometido brindar la documentación [ru] que prueba que lo que sostiene la diócesis es mentira. Ni el Servicio de Rusia de la BBC [ru] ni Izvestia [ru] hicieron preguntas a Baranov sobre plagios, de lejos la acusación más perturbadora en su contra, y la más discutida en la RuNet. Baranov solamente se refirió a este tema en una entrevista de radio [ru] con Russia News Service, donde reconoció el plagio y dijo que fue diseñado intencionalmente para probar que el texto fue escrito en una fecha determinada, como un seguro para que la Iglesia no pusiera fecha atrasada a su retiro, y así pudieran decir que no era sacerdote cuando la escribió.

Dejando a un lado las falacias lógicas (la prueba de que la carta fuera escrita el 17 de agosoto de ninguna manera evita que la Iglesia ponga fecha atrasada a su retiro, la carta se refiere a la sentencia del juicio de Pussy Riot, lo que también le pone fecha), el razonamiento de Baranov no explica adecuadamente por qué el plagio fue todo lo extenso que fue. ¿Y qué hay de la misteriosa segunda cuenta de Facebook? ¿Tal vez sea un seudónimo?

La historia sigue sin tener certeza y está en desarrollo, pero a este punto podemos decir con seguridad que Baranov no es el Martín Lutero de Rusia.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.