¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Caribe: escape de la tormenta tropical Isaac

Los cibernautas caribeños tuvieron la atención [en] fija en la tormenta tropical Isaac, la novena de este tipo de la temporada de huracanes del Atlántico de 2012 (su predecesora, la tormenta tropical Helena, produjo lluvias torrenciales en Trinidad y Tobago [en], que ocasionaron abundantes inundaciones [en], desprendimientos de tierra y algunas muertes). Isaac ha estado desplazándose por las Islas de Barlovento, y se han emitido avisos y alertas de tormentas [en] para Cuba, República Dominicana y Haití.

Desde Cuba, el blog Havana Times [en] ha estado trazando el recorrido de la tormenta. El día 23 de agosto, el blog publicó [en] que Isaac estaba desplazándose “de la manera predicha para llegar a  Haití o República Dominicana a última hora del viernes o sábado”:

Se mantiene el aviso de huracán  para todo Haití y partes de República Dominicana, y una alerta de tormenta tropical para todo Puerto Rico.

Mientras tanto, el Servicio Meteorológico Cubano (INSMET) recomienda precaución, advirtiendo que la tormenta puede ser una amenaza potencial para Cuba.

En las Islas Vírgenes estadounidenses, en el portal News of St. John [en] se informó sobre el pedido a la población para que se prepare “para condiciones meteorológicas de tormenta tropical, comenzando el miércoles con chaparrones torrenciales, tormentas con fuertes ráfagas y mares crecientes”, aunque se había previsto que la tormenta pasaría por el sudoeste de la isla. En la cercana St. Thomas, los bloggers también estaban preparándose para lo peor. El 23 de agosto, el blogger de St. Thomas, Capitán Jay, informó “clima caluroso y pesado… [en]

con algunas lluvias torrenciales y fuertes ráfagas de viento soplando a más de 50 km por hora. No parece ser que hubiera daño desde aquí. Este nos dejó en paz.

Luego dijo bromeando:

Creo que Dios tiene otros planes para Isaac, quizá envíe un mensaje a la Convención Nacional Repubilcana en Tampa Bay la semana que viene. Se me ocurre.

El portal News of St. John, en una actualización del 24 de agosto, apenas informó sobre daños, y publicó enlaces de los “vientos, fuertes ráfagas” de la tormenta, aquí, aquí y aquí [en, todos]. También había un video de los efectos de la tormenta en Guadalupe, publicados aquí.

Es comprensible que haya preocupación por los efectos que la tormenta puede llegar a provocar en Haití, debido a que gran parte de la población en Puerto Príncipe todavía vive en tiendas, tras los efectos devastadores del terremoto del año 2010. Cabe destacar que el país ya ha soportado tormentas, aunque el blog Livesay Haiti Weblog [en] lo explicó así:

Nadie necesita esto, en particular la parte oeste de La Española.
Esperamos y rezamos para que se desplaze rápidamente hacia el Caribe y deje estas islas en paz.

Haiti Chery [en] pensó que el gobierno haitiano no estaba haciendo lo suficiente, dadas las circunstancias:

Para la costa sur de Haití y República Dominicana, hay aviso de huracán. Este aviso significa que ambos países deben estar preparándose urgentemente para proteger vidas y propiedades.

En Haití, se espera que la tormenta golpee directamente en el área que incluye Jacmel, la Ile de la Gonace, y la populosa ciudad capital Puerto Príncipe, donde cerca de un millón de personas todavía vive en tiendas. Hasta el momento, el Centro Nacional de Meteorología (CNM, Centre National de Météorologie)… y el gobierno tan sólo han emitido alertas y avisos de distintos colores para evitar ríos y ventanas.

Las fuertes precipitaciones pueden ocasionar inundaciones repentinas y flujos de barro. En las costas habrá olas peligrosas, y la irrupción de la tormenta podría elevar las aguas entre uno y dos metros por encima del nivel normal.

Ya se está hablando de un rebrote de cólera con esta tormenta venidera; pero lo que causa el cólera es el agua potable contaminada, no los huracanes. Le corresponde a los funcionarios de la salud haitianos encargarse de garantizar que se compruebe que todo el agua envasada de emergencia distribuida durante la tormenta pueda beberse sin correr riesgos.

La publicación continuó con informes regulares del clima. En una entrada del blog actualizada del 24 de agosto, Dady Chery [en] dijo, en un tono irónico:

Los funcionarios de la salud del gobierno de Haití finalmente hicieron algo por la Tormenta Tropical Isaac. Reunieron 32 botes y 1250 refugios temporales [en] como ofrendas de paz a los dioses de la tormenta. Luego dieron una conferencia de prensa en la que instaron a todos aquellos a cargo de la seguridad -quienes fueran- a cumplir con su trabajo, cualquiera que este sea… como ayudar a los haitianos en los barrancos, por ejemplo.

Al menos, esto mantiene a la gente demasiado ocupada como para pedirle a los funcionarios del gobierno que cumplan con su trabajo.

Los dioses de la tormenta escucharon todo lo que los haitianos tenían que decir.  Luego escucharon acuciosamente a ABC News, que suplicaban que los vientos y las lluvias ocasionaran un caos en la Convención Nacional Republicana en Tampa. Sintiéndose no deseados en Haití, pero bienvenidos en Florida, los dioses tuvieron una conferencia y tomaron una decisión. Navegarían en sus 32 botes hasta Tampa.

Y así es como Isaac desapareció del Mar Caribe para resurgir como un huracán categoría 3 en la Convención Nacional GOP. En los Estados Unidos, todo era noticias, todo clima, todo el tiempo. En Haití, ¡era una noche de carnaval hermosa, con una pequeña llovizna! Un milagro.

La imagen usada en esta publicación, “Vista satelital de la tormenta tropical Isaac de la NASA“, es de NASA Goddard Foto Y Vídeo, utilizada según una licencia Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0) Creative Commons. Visite la galería de imágenes de la NASA Goddard Foto y Vídeo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.