¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Línea marítima con China obliga a las Filipinas a actualizar sus defensas

Este post es parte de nuestra cobertura especial Relaciones Internacionales y Seguridad.

Un diferendo [en] marítimo con China ha obligado a las Filipinas a revisar sus capacidades de defensa. La tensión [en] surgió a principios de este año cuando Beijing y Manila se acusaron mutuamente de ocupar ilegalmente las aguas territoriales cerca de Scarborough Shoal, situadas en el Mar del Sur de China.

El gobierno ya ha enviado varias misiones diplomáticas en busca de acuerdos militares o de cooperación con varios países de la región Asia-Pacífico.

El débil sistema de defensa de las Filipinas no es ningún secreto. Incluso el presidente Benigno Aquino, bromeó sobre esto durante su reciente discurso a la nación [en]:

Algunos han descrito nuestra Fuerza Aérea como todo aire y nada de fuerza. Al carecer del equipo adecuado, nuestras tropas quedan vulnerables incluso mientras se espera que sean puestas en peligro. No podemos permitir que las cosas sigan así. Ya no vamos a enviar barcos de papel al mar. Ahora, nuestros 36.000 kilómetros de costa serán patrullado por buques más modernos.

Aquino también aseguró a los filipinos que el gobierno está dispuesto a modernizar sus fuerzas de defensa:

Antes que este año termine, esperamos que los veintiún helicópteros reformados UH-1H, los cuatro helicópteros de combate de uso general, las radios y otros equipos de comunicación, los rifles, morteros, los laboratorios de diagnóstico móviles, e incluso las máquinas de fabricación de balas que hemos comprado sean entregados. En el 2013, diez helicópteros de ataque, dos helicópteros navales, dos avionetas, una fragata y equipos de protección de la fuerza aérea también estarán llegando.

Pero aclaró que la adquisición de nuevas máquinas de guerra no es con la intención de provocar hostilidades:

No estamos haciendo esto porque queremos ser un agresor, no estamos haciendo esto porque queremos una escalada. Se trata de mantener la paz. Esto se trata de protegernos, algo que hemos pensado durante mucho tiempo imposible.

El año pasado, Filipinas adquirió un antiguo Cutter de la Guardia Costera [en] de los Estados Unidos que ahora patrulla las zonas costeras occidentales del país. Las Filipinas y los EE.UU. tienen un pacto de defensa mutua firmado en 1950. A continuación se muestra un video subido por el usuario de youtube  del trayecto de la nave de los EE.UU. a las Filipinas:

Aparte de buques de guerra, las Filipinas también está planeando comprar aviones F-16 [en] ya que el país no tiene aviones de ataque actualmente.

Pero las Filipinas, al parecer, también está tratando de establecer vínculos militares con otros países. Recientemente se ha decidido la compra de equipo militar de países europeos [en]. Su objetivo es adquirir dos fragatas [en] de Italia equipadas con modernos sistemas de misiles antibuque y antiaéreos. También finalizó recientemente un acuerdo con Japón [en], que “cubrirá intercambios militares entre las dos fuerzas armadas, visitas navales, reuniones relacionadas con asuntos de seguridad interna y externa, tecnología de defensa y el intercambio de conocimientos, cuestiones relacionadas con la seguridad marítima y el intercambio de información.”

El Senado también ha ratificado el Acuerdo de Estado de Fuerzas Visitantes [en] entre Filipinas y Australia “a efectos de llevar a cabo educación militar, entrenamiento y ejercitar actividades humanitarias.” Pero el senador Joker Arroyo se opuso al acuerdo alegando que fue redactado para enviar un mensaje [en] a China:

El gobierno de Aquino sólo quiere que esto sea ratificado por la disputa del país con China sobre el Mar de Filipinas Occidental. Aunque el acuerdo no es un pacto de defensa, su simbolismo no se puede perder en China. No agarremos un clavo ardiendo. Debemos perseverar.

Mapa de ejercicios militares entre soldados de los Estados Unidos y Filipinas. Foto de Ibon

No es coincidencia que los ejercicios militares entre Filipinas y los EE.UU. se hicieran más frecuentes el año pasado. Este fue un momento en el que el enfrentamiento marítimo Filipinas-China se intensificó. El escritor Erick San Juan cuestiona [en] la pertinencia de estos ejercicios militares:

No podemos dejar de preguntarnos – ¿realmente necesitamos esos ejercicios anuales? Tenemos varios de la misma clase ya y últimamente no están siendo útiles para nosotros ni para el resto de la región Asia-Pacífico. Obviamente, es una herramienta para la provocación, nos guste o no. Cualquier disparo accidental o errores de cálculo durante dichos ejercicios, podría ser usados como pretexto para un conflicto regional. Como nación soberana, tenemos que hacer valer nuestros derechos [en] a nuestro territorio y si no tenemos el poder militar, la solución diplomática pacífica es siempre la mejor respuesta.

El activista Arnold Padilla [en] comparte una visión similar:

La postura firme de China en su disputa con el país por Scarborough Shoal y las Islas Spratly está siendo utilizado para justificar una mayor presencia e intervención militar de EE.UU. en las Filipinas y en la región. Si bien esto sirve a la agenda de los EE.UU. en Asia Pacífico, también plantea nuevos riesgos para la paz y el desarrollo en la región y para la soberanía nacional de las Filipinas.

ISN logoEste post y sus traducciones al español, árabe y francés han sido comisionados por la International Security Network (ISN) como parte de una alianza para localizar voces ciudadanas de todo el mundo en temas de relaciones internacionales y seguridad.

Este post fue publicado primero [en] en el ISN blog [en], vea más historias similares aquí [en].

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.