¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: El Ministerio de Exteriores mira hacia Alemania para justificar el veredicto sobre Pussy Riot

Como consecuencia de la condena de dos años de prisión al colectivo feminista punk Pussy Riot, emitida el 17 de agosto de 2012, el gobierno ruso se ha visto sometido a una intensa presión internacional para explicar un veredicto que la mayoría de los países occidentales considera excesivo o incluso completamente absurdo.

Para los bloggers liberales rusos, la decisión judicial era esperada, aunque muchos se han sorprendido por su dureza. Por otra parte, muchos creyentes ortodoxos y activistas celebran la sentencia como un reconocimiento de su supremacía en la sociedad rusa postsoviética.

Durante los días posteriores al final del juicio, el Ministerio de Exteriores ruso realizó una serie de declaraciones ante la prensa que enfurecieron aún más a los seguidores de Pussy Riot tanto en la calle como en la Red. El 18 de agosto, y de nuevo con más detalle el 22 de agosto, el portavoz oficial del ministerio, Aleksandr Lukashevic, defendió el veredicto, arremetió contra los países occidentales acusándoles de ignorantes sobre el pasado de los miembros del grupo feminista y destacó haber percibido un doble rasero respecto a las interrupciones de los actos religiosos y los castigos penales.

En una movida que indignó a bloggers como Andrey Malgin, Lukashevic argumentó que para comprender los crímenes del grupo Pussy Riot es necesario un concimiento aparte del grupo Voina, un colectivo anterior compuesto por artistas del shock similares que también produjeron material política y socialmente conciente. (Nadezhda Tolokonnikova es ex miembro de Voina, y Yekaterina Samutsevich colaboró ​​con el grupo en varios proyectos en el pasado).

German Foreign Minister Jonas Støre and Russian Foreign Minister Sergei Lavrov in front of the tomb of philosopher Immanuel Kant. Kaliningrad, Russia. 7 March 2011, photo by Utenriksdepartementet UD, CC BY-SA 2.0.

El Ministro de Exteriores alemán Jonas Store y su similar ruso Sergei Lavrov delante de la tumba del filósofo Immanuel Kant. Kaliningrado, Rusia, 7 de marzo de 2011, foto de Utenriksdepartementet UD, CC BY-SA 2.0.

Resaltando las conexiones con Voina, Lukashevich pretendía enfatizar el carácter perverso de los objetivos de Pussy Riot.

Те, кто уже успел ознакомиться со «свободой самовыражения» группы «Война», знают, какое групповое «действо» в форме свального греха с участием беременной женщины они устроили в музее и как они привлекали к своему «творчеству» дохлую курицу, причем в присутствии малолетнего ребенка. Почему-то не вызывала возмущения толерантного Запада и их странная акция с «повешением» в крупном супермаркете гастарбайтеров и представителей секс-меньшинств.

Aquellos que ya están familiarizados con el concepto “libre expresión” del grupo Voina conocen el espectáculo que llevaron a cabo en un museo, formando una orgía en la que participaba una mujer embarazada [Tolokonnikova] y también saben sobre cómo Voina incorporó un pollo muerto a su “arte”, todo en presencia de un niño.

Los comentarios de Lukashevic sobre Voina sin embargo, no finalizaron ahí. El ministro continuó diciendo como el grupo, a pesar de la supuesta censura totalitaria del país, ganó un premio estatal de artes visuales en abril de 2011 por un acto de vandalismo público durante el Forum Económico Internacional de San Petersburgo en 2010. (Voina pintó un enorme falo en un puente levadizo enfrente de las oficinas del FBS. Lukhasevick evitó mencionar que los organizadores de la ceremonia de entrega de premios intentaron descalificar previamente la candidatura de Voina).

En su LiveJournal, Malgin discrepaba con la idea de justificar el veredicto contra los miembros de Pussy Riot basándose en Voina y su historia.

Кто-нибудь объяснит мне – кто из трех политических заключенных – Толоконникова, Самуцевич или Алёхина – засовывала себе курицу? Когда об этом пишут нашистские тролли, это понятно. Но если это утверждение содержится в заявлении МИДа, хотелось бы или получить ссылку на источник или услышать немедленные извинения от правительства.

¿Puede alguien explicarme quién de los tres prisioneros políticos –Tolokonnikova, Samutsevich o Alyokhina — se metió un pollo en sus partes? Cuando los trolls NASHistas escriben sobre esto, es comprensible. Pero si esas alegaciones se apoyan en anuncios del Ministerio de Exteriores, me gustaría recibir la fuente exacta de una información como esa o unas disculpas inmediatas por parte del gobierno.

Aunque “Cómo robar un pollo” es una de los actos mas infames y grotescos del grupo Voina, Lukashevic también citó uno de los episodios del grupo en 2008, en el que los miembros pretendían colgar del cuello a hombres “vestidos como homosexuales” y a tres trabajadores inmigrantes en medio de unos abarrotados grandes almacenes en Moscú. (El objetivo de Voina era criticar al entonces alcalde de la capital rusa Yuri Luzhkov por su postura sobre los derechos de los homosexuales y los inmigrantes).

Malgin planteó las mismas objeciones sobre la alusión del Ministerio de Exteriores al incidente de los grande almacenes, reclamando que el Estado le debía a Pussy Riot una disculpa oficial, teniendo en cuenta que el grupo feminista no había formado parte del incidente. (Una cuidadosa revisión del material documental propio de Voina, sin embargo, revela que tanto Tolokonnikova como Samutsevich formaron parte de aquel episodio).

Screenshots from Voina's 2008 department store action, featuing Tolokonnikova (right) and Samutsevich (left). 14 September 2008. YouTube.

 Imágenes de la acción de Voina en unos grandes almacenes en 2008. Tolokonnikova (derecha) y Samutsevich (izquierda). 14 de setiembre de 2008. Youtube

Ivan Simochkin se quejaba en un comentario en el blog de Malgin de que Lukashevich había engañado intencionadamente a la opinión pública sobre la protesta en los grandes almacenes, describiéndola como un mensaje de violencia contra los trabajadores inmigrantes y el colectivo gay. (El representante del Ministerio de Exteriores subrayó la idea de que esas personas fueron “colgadas del cuello”, lo que aparentemente implica un crimen de odio). Tal como Simochkin señala, lo que Voina pretendía era demostrar su oposición a la discriminación de gays e inmigrantes.

Malgin explica esta idea de desinformación intencional en su conclusión, escribiendo que el gobierno está tratando de distraer a la opinión pública poniendo el foco sobre Voina, con el objetivo de minimizar la no tan abstracta y más transparente naturaleza política del grupo Pussy Riot. (Por ejemplo, resume las tres primeras canciones y flashmobs del grupo, que subrayan temas claramente políticos: La Primavera Árabe, las cárceles rusas y la revuelta contra Vladimir Putin).

También en respuesta a la campaña de control de daños del Ministerio de Exteriores, la revista Expert publicaba un artículo escrito por Sergei Sumlenny que apuntaba específicamente a la frecuente afirmación por parte del gobierno de que otros países europeos también criminalizan la interrupción de las prácticas religiosas. El artículo de Sumlennyi atrajo una atención significativa en Internet, obteniendo una republicación por parte del crítico de arte Marat Guelman, y retuits de la secretaria de prensa de la diputada de la Duma Ilya Ponomarev, Danila Lindele, así como del bloguero más famoso de Rusia, Aleksei Navalny.

La esencia del artículo de Sumlennyi consiste en que hay naciones europeas — concretamente Alemania y Austria, nombradas por Lukashevic en múltiples ruedas de prensa — que han implantado sanciones por asaltos a grupos e instituciones religiosas, pero la condena a prisión es raramente aplicada. Sumlennyi concluye que Pussy Riot solo habría visto la cárcel tras numerosas acciones delictivas e incluso en ese caso, la sentencia habría sido probablemente de unos pocos meses de encarcelamiento.

Haciéndose eco acerca de los temores sobre la desinformación, Sumlennyi explica la lógica de la cuestionable auto-defensa del Ministerio de Exteriores.

Разумеется, все это прекрасно известно немецким чиновникам, на которых направлены заявления российского МИДа. […] Впрочем, возможно, что мне не придется краснеть за российский МИД, — ведь всегда есть вероятность, что заявление на сайте МИДа предназначено в первую очередь для внутреннего употребления и призвано оправдать приговор Pussy Riot в глазах граждан России. В таком случае ссылка на немецкие и австрийские параграфы без разъяснения того, что за ними стоит, может и в самом деле оказаться действенной.

No es necesario explicar que los burócratas alemanes como receptores finales de estos anuncios, entienden todo esto perfectamente bien.[…] De hecho, quizás no hay necesidad de sentirse avergonzado sobre el Ministerio de Exteriores ruso, ya que siempre podemos estar seguros de que cualquier declaración en su página web es calculada en primer lugar para el consumo interno y diseñada para justificar el veredicto sobre Pussy Riot a los ojos de los ciudadanos rusos. En ese caso, citar las medidas legales alemanas y austriacas sin explicar lo que significan, podría funcionar.

El abogado y autor Leonid Storch escribe en su blog en El Eco de Moscú y recicla numerosos casos de estudio del artículo de Sumlennyi añadiendo un caso finlandés para refutar la afirmación del Ministerio de Exteriores de que las democracias occidentales normalmente castigan el vandalismo en las iglesias con graves condenas a prisión. Al igual que Malgin y Sumlennyi, Storch acusa al gobierno de querer engañar concientemente a la opinión pública.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.