¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Líbano: de nuevo es momento de secuestros

Este post es parte de nuestra cobertura especial Protestas en Siria 2011/12.

22 de mayo de 2012: 11 libaneses shiítas [en] fueron secuestrados cuando regresaban a su país de un peregrinaje en Irán. Se dice que los secuestradores pertenecen al Ejército Sirio Libre (FSA, por sus siglas en inglés). Hay muchos rumores acerca de la suerte de las víctimas e incluso de su ubicación. Sus parientes han estado protestando frente a diversas embajadas (turca, qatarí) y quemando llantas en protesta.

13 de agosto: Hassan Salim el Mekdad [en], otro shiíta, también fue secuestrado en Siria, presuntamente por el FSA también.

Estas acciones pueden explicarse por el hecho de que Hassan Nassrallah, el secretario general del partido shiíta Hezbolá ha estado apoyando al presidente de Siria, Bashar Al Assad.

En respuesta, la familia o clan Al Mekdad [en] empezó a secuestrar sirios, que se piensa pertenecen al FSA, así como dos ciudadanos turcos. Incluso han amenazado con apuntar a otras nacionalidades, como sauditas o ciudadanos de países del Golfo Árabe, lo que ha provocado que varias embajadas les pidan a sus ciudadanos que salgan del país inmediatamente.

En resumen, la situación es bastante sombría y no hay nada claro todavía.

Los cibernautas en el Líbano han comentado todos estos hechos. El periodista holandés Fernande van Tetsbased, que vive en El Líbano, brindó algunas cifras [en] acerca de la estructura de los clanes en el Líbano:

Si hablamos de cifras, me dijeron que el clan Zaitar es de 30000 y más, la familia Moqdad tiene 15 000 miembros y el clan Shamas 8000. Todos estos clanes operan más allá de los límites de la ley y las Fuerzas Armadas Libanesas no se atreven a entrar a su territorio. Usualmente pasa lo mismo con las Fuerzas de Seguridad Interna, como testifican las 30 000 órdenes pendientes en el artículo.

Mientras tanto, los libaneses están molestos y culpando a todo el mundo. Zak, de Lebanon Spring, cree que Hezbolá [en] es responsable por todo lo que está ocurriendo en el país. Escribe:

Hezbolá es responsable porque sentaron un precedente el 7 de mayo, que hizo pensar a todos que la única manera efectiva de lograr sus demandas y resolver sus problemas es con violenceia. Otros resultados de esta mentalidad de la ley de la Selva obviamente están descartando la presencia del gobierno e incitando el sectarismo. Entonces, como resultado de esto, tenemos que las milicias locales surjan como las sunitas en el norte (y otros lugares) y la milicia de la familia Al-Mokdad [en] (como si no hubieran existido antes como tantas otras tribus Bekaa), y bloqueadores de carreteras como Sheikh Ahmad Al-Assir. Y todos ellos practian puro caos [en].

Pero FSA es tan culpable como el partido:

El Ejército Sirio Libre también es responsable por invitar a Hezbolá o a la comunidad shiíta al campo de lucha empezando esta juerga de secuestros. Primero con los 11 peregrinos shiítas secuestrados meses atrás, y con Hassan Al-Mokdad la semana pasada. FSA (no oficialmente) sostiene que las personas secuestradas son luchadores de Hezbolá, pero la evidencia o el escenario no lo sugiere así.

As'ad AbuKhalil, o Angry Arab, libanés radicado en Estados Unidos, escribe para el blog [en] del periódico Al Akhbar, y culpa al gobierno libanés por la pérdida de control:

Pero lo que queda claro es que inocentes trabajadores sirios en el Líbano eran objeto de más maltrato y más ataques. Al igual que las pandillas de FSA alegaron que sus rehenes son miembros de Hezbolá, los Mokdads sostuvieron que sus rehenes eran luchadores del Ejército Sirio Libre. Ninguno de los lados se preocupó de brindarnos evidencia.

Continúa:

La prensa occidental y la financiada por los sauditas y qatarís ignoraron las dificultades de los rehenes libaneses en Siria, de la misma manera que el fallido gobierno libanés los ignoró. Pero hay algo peligroso si vemos al Líbano y Siria. La avalancha de secuestros sectarios me recordó a gente de mi generación al comienzo de la sectaria guerra civil.

Funky Ozzi recuerda el antiguo escenario [en] donde el Líbano era solamente un “patio de juegos para la región”:

¿Conclusión? Son los años 90 de nuevo, son los estúpidos políticos libaneses a los que solamente les importa hacerse ricos, son las milicias que quieren seguir en el poder, es un patio de juegos para la región. Y finalmente Siria siempre arrastra al Líbano a la basura, y esta vez, su propia basura. وحدة المصير والمسار
Por supuesto, siempre hay desinformación de los medios, a los 11 secuestrados en Siria los han matado, a los 11 secuestrados no los han matado… ¿cómo es?
Mi análisis puede no ser muy profundo porque hace diez años me di cuenta de que todo episodio de noticias era un deja vu y decidí revisar solamente de vez en cuando. Sin embargo, el meollo sigue siendo el mismo, solamente los jugadores (de alguna manera) cambian y las principales víctimas siguen siendo países como Líbano a cuyos líderes no les importa.

Mientras tanto, Elie, de A Lebanese State of Mind, observa que hay otros detenidos libaneses en Siria [en], algunos de los cuales han estado perdidos durante más de 30 años, pero por quienes nadie ha quemado ninguna llanta. Dice que en el Líbano hay diferentes clases de prisioneros libaneses en Siria [en]:

Todo otro prisionero libanés presente en prisiones sirias o desaparecidos debido a la ocupación siria del Líbano [en]. Sus padres han estado protestando los últimos cinco años sin parar, pidiendo noticias de sus hijos. No han estado escuchando nada. Los padres de estas personas ya no quieren que sus hijos regresen vivos; solamente quieren noticias de sus hijos en aras de un cierre que ya tiene 30 años. Y hasta eso es demasiado pedir.

Este post es parte de nuestra cobertura especial Protestas en Siria 2011/12.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.