¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: ¿La Intelligentsia moscovita llevada a juicio en Tver?

En Rusia, como en cualquier otro país, los juicios criminales a menudo escandalizan y captan la atención del público. Mientras este verano el ‘hooliganismo’ carga contra las Pussy Riot, que han sido el centro de atención en el país y en el extranjero — atrayendo protestas de celebridades tan famosas y diferentes como Madonna y Dany DeVito [en] — hay otro juicio que quizá revela todavía más sobre las tensiones existentes en la moderna sociedad rusa.

Es el caso contra Ilya Farber, un excéntrico profesor recientemente sentenciado [ru] a ocho años de prisión y multado con 3.2 millones de rublos (100,000 $) por intentar sobornar a un empresario de la construcción.

Un moscovita mudado a un remoto pueblo para enseñar arte a los niños, Farber es el héroe trágico héroes por excelencia de la intelligentsia — un hombre supuestamente castigado por creer ingenuamente que los ignorantes pueblerinos darían la bienvenida a su entusiasmo por la originalidad y el inconformismo. La historia de Farber pertenece a la “clase creativa”, que es como muchos llaman a los manifestantes de Moscú.

Puede que no haya asaltado una catedral o dirigido a manifestantes a las barricadas policiales en oposición a Vladimir Putin, pero Farber intentó exportar las normas y el temperamento de los disidentes de la metrópolis rusa (la actual ‘base’ de las energías anti-Kremlin). Su fracaso es para muchos un símbolo de las luchas más amplias de Moscú para transformar el resto del país política y culturalmente.

Russian school children perform at Maslenitsa Festival, 26 February 2012 by David Mbiyu, copyright © Demotix.

Escolares rusos actuando en el Festival Maslenitsa, 26 de febrero de 2012, David Mbiyu, copyright © Demotix.

En otras palabras, no es de extrañar que la RuNet (el conjunto de contenidos en ruso en Internet) esté ahora ocupada con las lamentaciones y el enfado sobre el destino del profesor. Sin duda, muchos internautas rusos ven un poco de sí mismos en Farber.

En lo escrito en el periódico digital Osobaia Bukva, el columnista Dmitri Kirillov incluso comparó [ru] la situación de Farber con la película El hombre de mimbre (The Wicker Man [en]), y allí explicaba:

Продолжение, казалось бы, напрашивается само собой: аборигены, как в фильме ужасов 1973 года «Плетеный человек», риносят понаехавшего интеллигента в жертву. В общем, так и случилось. Фарбер действительно стал жертвой. Разве что вместо ритуала сожжения — восемь лет строгача за якобы взятку.

La historia, según parece, se escribe sola: los nativos, como en la película de 1973, El hombre de mimbre, ‘hacen un sacrificio’ con el recién llegado intelectual. Esto es básicamente lo que pasó. Farber realmente se convirtió en un sacrificio. Es sólo que, en vez de sacrificarlo en la hoguera, lo quemaron con una sentencia de ocho años de prisión por supuesto soborno.

Olga Romanova y su grupo “Rus Sidiashchaia” [ru] se unieron lo más rápido posible para la defensa de Farber. Usando su cuenta de Facebook, Romanova publicó actualizaciones desde la sala del juzgado de Tver durante el juicio, documentando violaciones del procedimiento llevadas a cabo por el juez, tales como los estándares extrañamente bajos para la admision de pruebas en contra del acusado.

(De este modo se creó un meme conocido como “los treinta crujidos” (“the thirty crunches” [ru]). Romanova escribió que el tribunal comprobó los ingresos sobornados por Farber, de una cantidad de 150,000 de rublos, con ‘el sonido’ de treinta crujidos en una grabación de audio, lo que de algún modo indicaba el ‘susurro de treinta fajos de billetes de 5,000 rublos.’)

Romanova, por supuesto, es también famosa por su rol en las protestas anti-Gobierno que se dieron en Rusia el pasado invierno, así como por su campaña para liberar a su marido, Aleksei Kozlov, condenado por fraude y blanqueo de dinero y que estará en prisión durante los próximos cuatro años. (El 7 de junio, uno de los hijos de Ilya Farber, Petr, acompañó [ru] a Romanova a la última apelación fallida [ru] de Kozlov en Moscú.)

Más de lo que parece

La historia de Farber, sin embargo, no es tan simple como a muchos les gustaría creer. Aunque puede que no tenga relación directa con las acusaciones de soborno, es importante anotar que Farber ya se había convertido en un paria en la ciudad, antes de su arresto en Tver.

De acuerdo con una detallada investigación [ru] realizada por Polina Eremenko para PublicPost.ru, el pueblo de Moshenka — hogar de tan sólo 200 almas — presentó constantemente quejas policiales contra Farber durante todo el 2011, especialmente después que fuera elegido para dirigir el centro de ocio del pueblo. Los habitantes locales protestaron cuando despidió al director del centro de arte, y se opusieron a los planes de Farber para la construcción y elaboración de un edificio para el centro de ocio.

Los métodos usados por Farber en las aulas también le hicieron ganar enemigos en Moshenka. La primera denuncia oficial fue interpuesta por la concejal local Elena Fokina (quien irónicamente ocuparía el puesto de Farber como directora del centro de recreo después de su arresto.) Un día, Fokina fue a la escuela donde Farber trabajaba, y allí intentó fotografiarle durante sus clases. Aparentemente, Farber apartó a Fokina de su cámara por la fuerza, causándole daños menores. (Los dos se reconciliaron más tarde).

Farber también ganó impopularidad por una de las rutinas que usaba en clase y que desventuradamente llamó “la Noche del Miedo”, en la que introducía a los estudiantes en una habitación sin luces y los retaba a superar su miedo a la oscuridad. Esto, como era de esperar, provocó que muchos padres expresaran su miedo a que Farber pudiera estar abusando sexualmente de los alumnos.

Estaba también la peculiar naturaleza ‘creativa’ de Farber.  ‘Cuando llegó a Moshenka, aparentemente contó en la escuela que era “un cantante de ópera, un artista, con fluidez en chino, y experto en muchos instrumentos musicales.”

Irina Fedotova, una madre local de cuatro hijos, contó a Emerenko, que los padres sospecharon al instante de que algo andaba mal cuando Farber añadió que trabajaría gratis. “Todo el mundo necesita dinero”, dijo Fedotova preocupada. Antes de la primavera, Farber preocupó de nuevo a los habitantes cuando intentó cambiar las tradicionales celebraciones del Maslenitsa [en] en el pueblo.

El comportamiento de Farber en el tribunal fue también extraño en algunas ocasiones. Por alguna razón, rechazó [ru] contratar a un abogado privado y en lugar de eso aceptó un defensor público designado por el Estado (una mujer que Novaya Gazeta describió [ru] como un viejo “doddler”). Cuando llegó el momento de pronunciar su discurso de clausura ante el tribunal, Farber afirmó que quería “cantar” su discurso, en lugar de leerlo. En un curioso intento de explicar esto, Romanova señaló [ru] con toda traquilidad que, después de todo, era un entrenado cantante de ópera.)

Diferentes puntos de vista de la historia

¿Y en cuanto a los actuales cargos? Farber fue condenado por extorsionar con aproximadamente 430,000 rublos (13,500 $) a un contratista con sede en Tver llamado Yuri Gorokhov. Los fiscales del Estado también determinaron que Farber fue responsable de la pérdida de otros 941,000 rublos (30,000 $) de las arcas de la ciudad.

Según Farber y sus defensores, Gorokhov es un constructor corrupto que desfalcó alrededor de 2.5 millones de rublos (78,000 $) procedentes del presupuesto de Moshenka (adjudicados en una licitación estatal para remodelar el centro de recreo en 2010, antes de que Farber se convirtiera en su director). Farber alegó que se enfrentó a Gorokhov por su incumplimiento del contrato, y Farber acordó no contactar con la policía, si el contratista terminaba el trabajo.

Farber también dijo que fue obligado a contratar más trabajadores, usando dinero de su propio bolsillo [ru]. Cuando fue arrestado por la policía en Tver el pasado septiembre con alrededor de 130,000 rublos (4,000 $), Farber alegó que sólo estaba recaudando dinero que se le debía por los gastos adicionales de Gorokhov.

Gorokhov, que sospechosamente no asistió ni un solo día al juicio de Farber, ofrece una versión muy diferente de los hechos. Después de guardar silencio durante casi un año, concedió una entrevista [ru] a Ksenia Leonova de Openspace.ru, donde describió a Farber como un hombre codicioso y voluble, algo enloquecido por el poder de su pequeña oficina. Gorokhov dijo que, una vez que Farber empezó en el centro de recreo, le llamó y más bien ingenuamente, le pidió un soborno de 300,000 rublos.

Aunque ‘todo menos la pintura’ estaba terminado en el trabajo de remodelación, Farber supuestamente ordenó a Gorokhov comenzar la construcción de un modelo completamente nuevo (uno de los hijos de Farber admitió haberlo elaborado con su padre). Gorokhov dijo que aceptó a regañadientes pagar el soborno en dos plazos, pero Farber había cambiado varias veces los planes de remodelación. (Al parecer, quería que el exterior del  edificio, ahora de tres pisos, fuera pintado de negro, a pesar de las advertencias de Gorokhov de que se descarcarillaría debido a las extremas temperaturas, por no hablar de la ofensa que supondría para el gusto de mucha gente).

Cuando Farber le pidió un segundo soborno, Gorokhov contactó con el cuerpo local del FSB (el FBI ruso), y Farber fue capturado en una operación policial.

Incertidumbres que persisten

Continúan existiendo dudas sobre cuál es la versión de los hechos que es mejor apoyar, pues hay varios asuntos que no parecen interesar a muchos de los seguidores de Farber.  Por ejemplo, ¿cómo tenía el profesor suficientes ingresos disponibles para contratar a trabajadores por sus propios medios? (Después de todo, tiene tres hijos, y supuestamente se mudó a Moshenka principalmente para tener las ventajas que ofrece el programa del Gobierno que garantiza terrenos gratuitos para los profesores).

¿Por qué ni Farber ni Gorokhov fueron a la policía cuando supuestamente tuvo lugar el primer soborno? ¿Por qué Farber firmó un documento oficial declarando que la reconstrucción se completó el pasado setiembre, justo antes de aceptar 130,000 rublos de Gorokhov, cuando los planes para la construcción del gigante de tres pisos sigue sin cumplirse?

Los hechos y la historia cubiertos aquí, sin duda, abordan los detalles de la vida de Farber en Moshenka antes de que fuera juzgado. Su juicio, tal como todo el mundo parece estar de acuerdo, estuvo lleno de ilegalidades y de indiferencia descarada con respecto al proceso. Incluso Gorokhov confesó que la sentencia del tribunal — ocho años y 3.2 millones de rublos — es excesiva.

El veredicto, sin embargo, fue dictado por los compañeros de Farber. (A diferencia de la mayoría de los casos en Rusia, en esta ocasión fue un juicio con jurado.) El papel de la ‘gente normal’ en la condena de Farber tiene a muchos internautas rusos — en particular, el núcleo del grupo, que tiene su sede firme en Moscú — preguntándose [ru] quién es el mayor enemigo: ¿el ‘régimen sangriento’ que reina sobre ellos o su propia gente?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.