¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Egipto: Adolescente se enfrenta a la militarización de las escuelas

Este post forma parte de nuestra cobertura especial Revolución en Egipto 2011.

Desde el derrocamiento del presidente egipcio Hosni Mubarak y los militares al mando del período de transición, la institución militar ha sido objeto de crecientes críticas. Varios grupos revolucionarios han enfocado su condena a los abusos y violaciones militares. Uno de estos grupos es No a los Juicios Militares [ar] que ha centrado su trabajo en abogar contra los tribunales militares para los civiles.

Una campaña llamada Militares Mentirosos [ar] usa medios ciudadanos para destacar el uso de violencia por los militares contra manifestantes pacíficos. Otros se centran en el control de los militares sobre los asuntos civiles [ar] en general. Además, ha habido una creciente crítica al sistema de conscripción militar.

El Movimiento contra el servicio militar obligatorio [ar, en] fué fundado en 2009 y más recientemente miembros de la campaña declararon su negativa [en] a presentarse para el servicio militar por sus creencias pacifistas.

Ahmed Hassan blogero [ar] y un joven miembro del grupo, ha dado un paso más contra la institución militar al negarse a la militarización de las escuelas. En Egipto, algunas escuelas secundarias y todas las universidades públicas requieren que los estudiantes asistan a clases de educación militar. El movimiento consideró lo que ha hecho Ahmed un paso importante como una acción pacífica para exponer la violación por los militares egipcios de las normas internacionales de derechos humanos a base de someter a los niños a formación militar.

En este video [ar], subido a YouTube, Ahmed explica su trabajo (cliquee cc para subtítulos en inglés):

Ahmed empezó en su escuela una campaña llamada “No a la Militarización de las Escuelas” urgiendo a los estudiantes a boicotear la asignatura de educación militar en su escuela de Minia, una ciudad del sur de Egipto. En respuesta a su campaña, la dirección del centro cambió el nombre de la escuela de Escuela Secundaria para chicos de Minia a Escuela Secundaria Militar para chicos de Minia.

Le dijeron que no recibiría su certificado de graduación de la escuela y que sería castigado a servir 15 días de formación militar en una base militar local. Sin embargo, persistió en su postura y boicoteó el examen de educación militar. Tras intensificar su causa, fué capaz de recuperar su archivo de la escuela y por lo tanto graduarse de la escuela secundaria, ganando su batalla y sentando un precedente para esas escuelas.

El Movimiento contra el servicio militar obligatorio ha elogiado [en] a Ahmed por su valentía:

El movimiento da la bienvenida a Ahmed Hassan por su valentía y por aferrarse a sus ideas y principios, y enfrentarse a  la penetración del estamento militar en la vida cotidiana después del golpe militar. El movimiento también pide a los militares egipcios que se comprometan con las leyes internacionales y pongan fin a cualquier entrenamiento militar para los menores de 18 años de edad. Ha llegado el momento de limpiar las escuelas egipcias de toda forma de militarización y militarismo.

Ahmed sostiene un cartel “Mentirosos”. Imagen de su cuenta de Twitter @S_Takoza.

Global Voices realizó la siguiente entrevista con Ahmed Hassan:

Global Voices (GV): ¿Qué te motivó a unirte al movimiento contra el servicio militar obligatorio?

Ahmed Hassan (AH): Me enteré del movimiento antes de la revolución y leí sobre ello en el blog de Maikel Nabil (fundador del movimiento) y me pareció valiente lo que hace. Tras leer más sobre el servicio militar obligatorio, llegué a creer que es una forma de esclavitud. Tras negarme a  presentarme a mi examen de educación militar, el movimiento me contactó y entonces me convertí en miembro.

GV: ¿Qué papel pueden desempeñar los medios sociales para promover el cambio social?

AH: Los medios sociales son muy importantes especialmente para la gente joven y pienso que desempeñan un papel exitoso en la movilización. Pero creo que los efectos de los medios sociales son limitados, aunque yo mismo los uso para hacer correr la voz acerca de mis causas y también lo utilizo para movilizar a las protestas.

GV: ¿Cómo reaccionaron tus padres a tu activismo?

AH: Se enteraron de mi situación en la escuela al final, y cuando se enteraron se disgustaron mucho y dijeron que dedicara mi atención a mi futuro. Hablé con mi padre y le convencí de mi postura y mis derechos. Sin embargo, hasta ahora no están contentos con mi activismo político y ¡voy a seguir haciéndolo a sus espaldas!

GV: ¿En qué otras actividades participas en tu comunidad?

AH: Soy voluntario con otros diversos grupos de jóvenes como el Movimiento 6 de abril. También tomé parte en un proyecto para potenciar la participación de los jóvenes estudiantes en las escuelas para que pudieran formar grupos de estudiantes y ser activos en su comunidad. También empecé una campaña contra el acoso sexual y también soy parte de otras iniciativas artísticas.

GV: ¿Cómo deseas ver a Egipto en el futuro? 

AH: En cuanto al gobierno, me gustaría que respete los derechos y la libertad del pueblo. En cuanto al pueblo, me gustaría ver a nuestra gente con pleno conocimiento de sus derechos y buscando activamente su realización.

GV: ¿Qué te gustaría decirles a otros jóvenes en tu sociedad?

AH: A la gente joven de mi generación les digo que vivimos un momento en el que la gente rompió las barreras del miedo y pidió sus derechos por lo que debemos mantener esta ganancia y nunca darle a nadie la oportunidad de quitárnosla.

Este post forma parte de nuestra cobertura especial Revolución en Egipto 2011.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.