¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Guinea: Los actos de tortura son síntomas de un país todavía dividido

[Todos los enlaces llevan a artículos en francés a menos que se indique lo contrario] 

La transición de Guinea del famoso régimen militar de Moussa Dadis Camara [es] (que finalizó en enero del 2010) hacia un sistema político democrático con su presidente electo Alpha Condé [es] no ha ocurrido sin contratiempos. El país todavía experimenta fuertes divisiones internas como indicaba el intento de golpe contra el presidente el 18 de julio del 2011. El Estado de derecho está aún en construcción y hay numerosos informes de tortura dentro del ejército.

ACAT- Francia, la rama francesa de La Federación internacional cristiana por la abolición de la tortura y las ejecuciones [es], publicaba una petición on-line llamada “Alto a las torturas” dirigida al presidente Alpha Condé de Guinea. Esta petición forma parte de una campaña cuyos objetivos son:

hacer avanzar el estado de derecho en Guinea, influir para que la libertad acabe con la tortura, denigrar al tratamiento inhumano y hacer que el presidente Alpha Condé actúe organizando las medidas necesarias.

Esta campaña sigue un estudio realizado en el 2011 conjuntamente por ACAT-Francia y tres ONGs dedicadas a temas locales de derechos humanos: AVIPA (Asociación de víctimas, familiares y amigos desde el 28 de septiembre del 2009), MDT (Mismos derechos para todos) y OGDH (Organización guineana para la defensa de los derechos del hombre y del ciudadano). Un informe publicado en noviembre del 2011 ha revelado que:

la tortura continúa siendo una práctica común en el país contra manifestantes hechos prisioneros o para castigar a militares por insubordinación.

El siguiente vídeo de UFDG2010, testifica la violencia cometida por las fuerzas de seguridad contra los manifestantes de la oposición:

También Human Right Watch en su informe sobre Guinea del 2012 se ocupa de las consecuencias de un ataque a la residencia del Jefe de Estado en julio del 2011, el cual:

ha resultado en el arresto de al menos 38 personas, incluídos 25 soldados. El arresto y detención de cierto personal de armas militar fue acompañado de abusos físicos y en algunos casos de torturas. Esto ha destacado la persistente división que se basa en factores regionales y étnicos dentro del ejército, además de la fragilidad del proceso político .

El informe continúa:

La aparición de una milicia reclutada entre el mismo grupo étnico que el presidente también ha planteado preocupaciones.

Estos son “Donzos“, cazadores armados tradicionales, que provienen de la región del presidente Alpha Condé. En un comunicado de prensa publicado en infoguinee.com, el colectivo de partidos políticos para la finalización de la transición ha condenado su utilización para reprimir a los miembros civiles de la oposición:

Según el colectivo, durante la marcha pacífica del 27 de septiembre, las fuerzas de seguridad respaldadas por miembros de la milicia “Donzos” han matado a cinco personas, herido a cientos, algunos gravemente, incluso a mujeres embarazadas y a niños.

Otro informe de HRW habla sobre el empeoramiento de las relaciones entre los principales grupos étnicos, [en] del cual un mal gobierno es en parte responsable:

Aquí se incluye el fracaso del gobierno en disciplinar a los miembros de los servicios de seguridad por insultos étnicos contra los Peuls; las prácticas de nombramiento discriminatorias que han resultado en la designación de un desproporcionado número de individuos del grupo étnico Malinké por el presidente y, a veces, un uso partidista de los servicios de seguridad y judiciales para restringir y castigar a miembros de la oposición política por ejercitar el derecho a la libertad de reunión pacífica.

Después de la masacre que ocurrió en el estadio el 28 de septiembre del 2009, no solo siguen libres los autores o fuerzas de seguridad responsables de haber cometido crímenes contra la humanidad, incluídos en las listas de sospechosos establecidas por la investigación de HRW y de la Comisión de la ONU; sino que por el contrario, se les ha ascendido:

Dos años más tarde, ninguno de los supuestos cabecillas han sido arrestados y “vemos impotentes la promoción a altos puestos militares y civiles de algunos de los presuntos autores de actos barbáricos”, se lamenta la Organización Guineana para la Defensa de los Derechos Humanos (OGDH). La organización Human Rights Watch (HRW) declara que entre los nuevamente promocionados está el “teniente coronel Claude Pivi como Ministro de Seguridad Presidencial” y el “teniente coronel Moussa Tiégboro Camara como Director de la Agencia Nacional para la lucha contra las drogas, el crímen organizado y el terrorismo”.

En un ambiente de impunidad, los jueces de Conakry han demostrado ser valientes y han sido aclamados por 10 ONG protectoras de derechos humanos al haber acusado al teniente coronel Moussa Tiégboro Camara en febrero del 2012 como responsable de la represión sangrienta en los acontecimientos del 28 de septiembre del 2009 en Conakry:

Nuestras organizaciones acogen con agrado la acusación en febrero del 2012 del teniente coronel Moussa Tiegboro CAMARA por su supuesto papel en las serias violaciones de derechos humanos llevados a cabo el 28 de septiembre del 2009 en el estado de Conakry. Moussa Tiegboro CAMARA, que tiene la condición de ministro y actualmente es el director de la Agencia Nacional para la lucha contra las drogas, el crímen organizado y el terrorismo, ha sido entrevistado extensamente hoy en la audiencia ante el tribunal por los jueces a cargo del caso.

Sin embargo, prueba de la cultura de impunidad que todavía prevalece en Guinea, este poderoso personaje todavía ocupa sus funciones con total impunidad.

El sitio web Guinee58.com ha publicado una nota de Naby Laye Camara que trata sobre las consecuencias de la contratación de base étnica en un área boscosa minera de Guinea:

Después de la violencia policial en la noche del viernes al sábado que acabó en cinco muertos durante una protesta de los aldeanos contra la política de contratación de la sociedad minera brasileña Vale en el sureste del país, Guinea ha sido escenario de nuevas confrontaciones en el noreste en Siguiri el martes 7 de agosto.

Representantes de la Comisión de Derechos Humanos (HCDH), la ONU en Conakry, los “Abogados sin Fronteras Guinea” (ASF-Guinea), ‘PACEM IN TERRIS’, la Iglesia Católica y el periodista de Renaissance Radio han co-producido un informe conjunto tras visitar la aldea, que revela:

En cuanto a aquellos que apoyan argumentos como el mantenimiento del orden y la detención de huelguistas, deben saber que los horarios elegidos (a medianoche y tres días después de la huelga), los medios empleados (12 vehículos, las armas, el número de fuerzas policiales y militares) y los métodos utilizados (disparar con fuego real a las casas y hangares, quema de propiedades, abusos públicos y ejecuciones …); no permiten creer tales argumentos a las personas verdaderamente conscientes de los derechos humanos.

El 27 de agosto del 2012, con el fin de evitar una protesta de la oposición no autorizada, los contrarios les tiraron piedras y las fuerzas de seguridad hicieron redadas en las sedes de los partidos de la oposición y en las casas de sus líderes. También se ha informado sobre ataques contra activistas mediáticos procedentes de militantes del partido en el poder.

El vídeo muestra la intervención del general de brigada Ibrahima Baldé tras la manifestación de la oposición.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.