¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

España: Ryanair o la aventura de volar

Ryanair, la línea aérea irlandesa de bajo costo y ningún lujo es de nuevo el centro de la polémica. Esta vez por los numerosos incidentes que acumula en las últimas semanas. El 23 de julio, tres aviones de Ryanair tuvieron que aterrizar de emergencia en Valencia por falta de combustible. En Septiembre dos aviones realizaron aterrizajes de emergencia en Madrid, por problemas técnicos y despresurización, y otro en Barcelona por pérdida de combustible. El asunto no ha dejado indiferentes a los internautas, que no han perdido la ocasión de bromear:

@Joanavas: Dentro de unas horas monto en #ryanair. Encantada de haberos conocido.

 

@mgarnedo: Hoy vuelo con #ryanair, mañana actualizo la sección de hobbies de mi @linkedin añadiendo deportes de riesgo #wishmeluck

@Lausfdez: Hoy tenía dos opciones, quedarme plácidamente en mi cama o ir al aeropuerto. Elegí vivir al límite. #Ryanair

@Txemitta: #ryanair les la nova loteria… Saps de quin aeroports despegues pero no on aterreras…

@Txemitta#ryanair es la nueva lotería… sabes de qué aeropuerto despegas, pero no en cuál aterrizas…

Avión de Ryanair «decorado» por Navidad. Foto de la página de Ryanair en Facebook.

Avión de Ryanair «decorado» por Navidad. Foto de la página de Ryanair en Facebook.

Pero, ¿es Ryanair una aerolínea segura? Según el informe de la Autoridad de Aviación Irlandesa (IAA), lo es. Según el sindicato español de pilotos, Sepla, «[Ryanair] lleva demasiado lejos el concepto low cost, moviéndose siempre en los límites de seguridad de la legislación».

(Ryanair ha aunciado que emprenderá acciones legales contra el Sepla por sus declaraciones, que tildan de difamatorias, y a su vez, la defensora del pueblo, Soledad Becerril, iniciará una actuación de oficio para asegurarse de que la compañía no vulnera la normativa de seguridad aérea ni los derechos de los pasajeros).

Aunque por lo que cuenta Doris Casares en su blog «3viajes al día», el personal de cabina de Ryanair no se muestra muy preocupado, cuando en un vuelo de Gerona a Madrid tuvo ocasión de oír por megafonía estos comentarios:

como ya sabemos que todos piensan que somos unos chorizos, agarren bien sus bolsos por si acaso les robamos, y si no se fían pueden encender las luces de lectura
(…)
si compran [su lotería], les puede sacar de sus miserables y ruinosas vidas. Hasta el piloto me acaba de llamar por el interfono para pedirme un cupón porque hoy no hemos vendido ni uno

En realidad, volar con Ryanair muchas veces es cualquier cosa menos barato. Si usted compra en línea un vuelo de ida y vuelta entre dos destinos europeos, además del coste de los dos trayectos, tendrá que pagar 4€ por tasas de retraso/cancelación de vuelo, 12€ por hacer el check-in en línea, 50€ por facturar una maleta de 15 kg (60€ por una de 20 kg) y 12€ por gastos administrativos. Es decir, como mínimo, Ryanair aumentará el precio inicial del viaje en 78€ (39€ por trayecto).

Si en el aeropuerto le descubren exceso de equipaje, Ryanair le cobrará 20€ por kg hasta un máximo de 32 kg. Si no hace el check-in en línea u olvida imprimir sus tarjetas de embarque, Ryanair le impondrá una penalización de 60€.

A eso hay que sumar que Ryanair recibió más de 793 millones de euros en subvenciones públicas en Europa durante el año pasado. Ese dinero es el que permite que con precios muy bajos, la compañía haya tenido 503 millones de beneficios en ese periodo.

Michael O'Leary vestido de torero. Foto del blog banbloodsports.com

Michael O'Leary vestido de torero. Foto del blog banbloodsports.com

El histriónico Consejero Delegado de Ryanair, Michael O’Leary, no parece conocer límites a la hora de recortar gastos… y «privilegios» a sus clientes. A sus pretensiones de cobrar un extra a las personas obesas, exigir 1€ por el uso del retrete, quitar dos de los tres retretes de cada avión para colocar más asientos, instalar los llamados asientos verticales o sugerir que los viajeros lleven sus propias maletas hasta el avión, ha añadido hace poco la propuesta de que los aviones vuelen sin copiloto, y que en caso de necesidad sea uno de los miembros del personal de cabina quien haga aterrizar la nave.

O’Leary no se muerde la lengua. En la web belga références (fr), podemos leer algunas de las polémicas declaraciones de tan controvertido individuo:

We don't want to hear your sob stories. What part of ‘no refund’ don't you understand?
(…)
We would welcome a good, deep, bloody recession in this country for 12 to 18 months … It would help see off the environmental nonsense.
(…)
We need a recession. We have had 10 years of growth. A recession gets rid of crappy loss-making airlines and it means we can buy aircraft more cheaply.

«No queremos oír sus penas. ¿Qué parte de ‘sin devolución’ no entiende?»
(…)
«Nos encantaría que hubiera una buena recesión, profunda y cruel, en este país durante 12 a 18 meses… Ayudaría a acabar con las gilipolleces medioambientales»
(…)
«Necesitamos una recesión. Hemos tenido 10 años de crecimiento. Una recesión elimina las aerolíneas mierdosas que tienen pérdidas, lo que significa que podemos comprar aviones más baratos»

Ya en 2006, el programa Dispatches de la cadena británica Channel 4 infiltró a dos periodistas como azafatas en Ryanair, que durante cinco meses trabajaron en la compañía y filmaron todo tipo de irregularidades. El vídeo nos habla de falta de adiestramiento, poco rigor en la acreditación de su personal, paradas de 25 minutos en las que no es posible una correcta revisión del aparato, la carga de suficiente combustible o siquiera la limpieza de los aviones, horarios extenuantes, sueldos cicateros y condiciones de trabajo rayanas en la ilegalidad. Por no hablar del desprecio absoluto a los clientes, a los que parecen considerar estúpidos por volar con esta línea aérea. Juzguen ustedes mismos, y esperemos que desde entonces las cosas hayan mejorado mucho:

http://www.youtube.com/watch?v=S5BLkBeLj_o&feature=related

Para muestra, la página de Facebook de Ryanair, donde la mayor parte de las entradas son quejas de pasajeros indignados que la compañía ni se molesta en contestar. Sin comentarios.

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.