¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Bangladesh: Jibon Tari – El hospital flotante para pobres

Bangladesh es un país de 160 millones de personas, de los que la mayoría viven en pueblos a orillas de un río. Su territorio está cruzado por innumerables ríos de distinta longitud y anchura, que en su mayor parte desembocan en el Golfo de Bengala, al sur del país. Su número se acerca a los 700, incluyendo los afluentes, y forman una red fluvial de 15.000 millas (más de 24.000 km), una de las mayores del mundo.

En esta enorme red de corrientes acuíferas, una barcaza llamada Jibon Tari navega hasta las regiones más remotas del país acercando médicos, enfermeros y medicinas a personas que, hasta entonces, no tenían acceso a este tipo de servicios sanitarios.

El nombre de Jibon Tari [en], tomado de un poema del escritor bengalí Rabindranath Tagore, significa «barco de la vida». Es un hospital flotante, el primero de este tipo en Bangladesh. Comenzó su primer viaje el 10 de abril de 1999, partiendo de la rivera de Mawa, en el distrito de Munshiganj.

Se inspiraba en el deseo de construir un hospital que pudiera llegar a las gentes necesitadas de los lugares en los que el acceso a la ayuda médica es especialmente escaso.

El Jibon Tari echa el ancla cerca de pueblos remotos, llevando doctores, enfermeros y medicinas. Imagen por cortesía de la página de Impact Foundation Bangladesh en Facebook.

El barco está financiado por Impact Foundation Bangladesh [en], una rama de una organización humanitaria radicada en Londres que se especializa en tratar a personas discapacitadas en países en desarrollo.

El Jibon Tari es una gabarra sin motor de tres cubiertas, construida especialmente para este uso, que se mueve de un lugar a otro arrastrada por remolcadores. Está dotada de modernas instalaciones y equipos hospitalarios para proporcionar excelentes tratamientos médicos y quirúrgicos a precio asequible a miles de personas desatendidas. Tiene un tamaño de 40×10 m, un gran quirófano con aire acondicionado y tres mesas de operaciones, una sala de posoperatorio con tres camas, una sala de 12 camas para pacientes hospitalizados, un aparato de rayos X y un laboratorio de patología.

También cuenta con consultas clínicas, y en la cubierta superior se ubican los alojamientos de los residentes y unas instalaciones punteras de formación. El barco aloja doctores, enfermeros, cirujanos visitantes voluntarios y otro personal de apoyo. La iniciativa ha aparecido en la CNN. Este vídeo pertenece a la cobertura de CNN [en].

El blog HelpThemSmile cuenta la historia [en] de Mita, una niña de una familia rural pobre con un labio leporino que recibió tratamiento en el Jibon Tari:

Un día (el padre de Mita, Fazlul Haque, un agricultor pobre) se enteró por el dueño de una tienda de medicinas que había un barco hospital en alguna parte donde corregían este tipo de defectos gratis… consiguió la ubicación del Jibon-Tari, que se encontraba en Chamrarghat, en el distrito de Kisoregonj. Fazlul Haque se sintió otra vez decepcionado, porque estaba muy lejos, a casi 500 km de su pueblo. Empeñado en intentarlo de nuevo por su hija, una mañana comenzó su viaje a Chamrarghat con la niña.

El médico de guardia del Jiban Tari examinó a Mita e informó a su padre de que podían curarla con cirugía… Se llevó a cabo la operación y tras una semana, se retiraron los puntos. Fazlul Haque se sintió muy feliz cuando vio el cambio en la cara de su adorada hija.

Doctores a bordo. Imagen por cortesía de la web de Impact Foundation Bangladesh

Aussi Bangla Smile [en] es un equipo de enfermeros, cirujanos y anestesistas australianos que vinieron a Bangladesh con distintas misiones a realizar cirugías que cambian vidas en pacientes con labio leporino y paladar hendido. Los miembros del proyecto Aussi Bangla Smile aprovechan sus vacaciones anuales para dedicarle tiempo a estas misiones incluso pagando sus propios pasajes de avión [en]. También desempeñan un papel esencial en la recaudación de fondos para equipos y suministros médicos.

El Dr. Hasan Sarwar cuenta la historia [en] de cómo el equipo de Aussi Bangla cambió la vida de la pequeña Marium al operar su labio leporino en el hospital Jibon Tari:

Nada más nacer con un labio leporino bilateral y paladar hendido, la pequeña Marium fue abandonada en un autobús público. La descubrieron unos pasajeros, y la policía la envió a un orfanato de Mymensingh (Bangladesh).

Un buen amigo […] llevó a Marium hasta el equipo Aussi Bangla Smile del hospital flotante Jibon Tari, que entonces se encontraba a dos horas de viaje del orfanato… En el momento de su operación, Marium tenía casi cinco meses de edad. Por culpa de su deformidad era incapaz de comer de forma adecuada. Estaba anémica, desnutrida, y pesaba solo 4 kg.

El Dr. Sarwar llevó a cabo la operación. El posoperatorio transcurrió sin incidentes, y a la mañana siguiente, Marium parecía feliz y comenzó a sonreír, cautivando el corazón de todo el mundo.

La jefe de equipo Judy Barlow y el resto del equipo se sintieron tan conmovidos que decidieron apadrinar a Marium hasta que tuviera 10 años. Diez miembros del equipo donaron inmediatamente 360$ australianos, (27.720 taka) para cubrir el gasto de leche y otras necesidades durante un año.

Desde su botadura, el Jibon Tari he proporcionado servicios de sanidad primaria a un total de 377.416 personas. 31.099 pacientes se han sometido a cirugía ortopédica, plástica, de ojos, oídos, nariz y garganta. Se realizaron 70.853 tipos distintos de análisis patológicos. Se hicieron radiografías de 16.760 pacientes. Se implantaron lentes intraoculares a 19.090 pacientes durante operaciones de cataratas. Se dio tratamiento fisioterapéutico a 7.548 pacientes, 335.381 personas recibieron información sanitaria sobre cómo prevenir las discapacidades, 2.376 recibieron formación sobre cuidados prenatales, posnatales y maternidad responsable. 1.849 trabajadores de ONG, profesores de escuela y líderes comunitarios recibieron formación sobre nutrición y su relación con las discapacidades. (Fuente [en])

Andrina Schwartz visitó el hospital [en] y relató sus reacciones en un artículo titulado «La esperanza flota»:

El hospital flotante se parece a cualquier otro edificio de tres plantas cuando lo ves a distancia. Pero al acercarte, te das cuenta de que no está conectado a la tierra… sino en medio de un río rodeado de campos de arroz. […]

El Jibon Tari se queda en cada ubicación entre 3 y 6 meses. Durante ese tiempo, se curarán enfermedades básicas, se restituirá la vista, se repararán pies zambos, y las sonrisas sustituirán a los labios leporinos. Y todo ayudará a devolver la esperanza a la gente humilde de Bangladesh.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.