¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Trinidad y Tobago: ¿Es suficiente con el despido del ministro de justicia?

El 20 de septiembre del 2012, la primera ministra de Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar, se dirigió a la nación [en] para tratar el tema de la polémica sección 34 de la Ley de Delitos Procesables. Después de exponer la cronología del proceso de la legislación y descartar cualquier noción de una conspiración, anunció que el ministro de Justicia, Herbert Volney, había sido destituido del gabinete:

Celebré hoy una reunión formal y sincera con el ministro Volney que ha admitido que se equivocó.

En estas circunstancias, quiero decir que he aconsejado a su excelentísimo presidente en funciones, Timothy Hamel Smith, revocar inmediatamente el nombramiento del diputado Sr. Herbert Volney como ministro de Justicia.

El motivo de la primera ministra para la destitucción de Volney fue su engaño al gabinete ya que estaba relacionado con una consulta con el Jefe de Justicia y el Fiscal General sobre la ley:

El honorable ministro de Justicia tenía la obligación de representar con fidelidad y precisión la posición y los puntos de vista del Excelentísimo Jefe de Justicia y del Fiscal General. Él no lo hizo así y el gabinete confió y actuó de buena fe guiándose de sus garantías. Su incumplimiento es una seria distorsión y significa que hechos relevantes no fueron divulgados al gabinete, lo que le previno de tomar una decisión fundamentada de manera efectiva.

La primera ministra también reaccionó a las manifestaciones de la oposición el 18 de setiembre por la tarde [en]:

La apatía e indiferencia pública habrían sido indicaciones de una democracia prejuiciada y un patriotismo tibio. Vuestras marchas, comentarios y blogs son unos indicadores positivos de la salud política de la gente.

He escuchado las voces del hombre de la calle y las declaraciones de los profesionales desde sus respectivas plataformas y entiendo algunas de las confusiones. Y, aunque pueda no estar de acuerdo con todas las opiniones y puntos de vista expresados, acepto el debate y la manifestación. Es vuestro derecho constitucional y acojo con agrado a aquellos que se sienten tan apasionados sobre el estado de la nación y su futuro.

Acabó su discurso reiterando el compromiso de su gobierno con la buena gobernabilidad, declarando que la “tolerancia histórica del país por el mal hacer se ha acabado”, pero aka_lol [en] consideró que todo este episodio denota una falta de juicio de la primera ministra y que causará la caída del gobierno:

Parece que usted fue la última persona en Trinidad y Tobago en darse cuenta que no se podía confiar en el Sr. Hubert en lo que se refiere a las leyes del país. ¿Que dice esto de los otros miembros del gabinete que usted eligió? ¿Es el Sr. Hubert el único de quien no se puede confiar? Parece ser que su juicio deja mucho por desear y, ahora, realmente, creo que tendremos muchas más mentiras vergonzosas y antipatrióticas e intrigas que usted y su gabinete están planeando para soltar al público “sin querer”.

TobagoDaily apuntó que este fue el octavo ministro que la primera ministra ha cesado en solo dos años y medio de mandato [en]:

El cese de Volney es el octavo ordenado por Persad-Bissessar desde que la Alianza Popular asumió el poder en mayo de 2010.

También revocó los nombramientos ministeriales del ministro Collin Partap, en el ministerio de Seguridad Nacional, la ministra de Planeamiento, Reestructuración Económica y Social y Asuntos de Género, Mary Kind, la ministra de Salud, Therese Baptiste-Cornelis, la ministra de Administración Pública, Rudrawatee Nan Gosine-Ramgoolam, el ministro Subhas Panday, en el ministerio de Seguridad Nacional, el ministro de Seguridad Nacional, John Sandy y la ministra de Asuntos de Género Verna St Rose-Greaves.

http://www.youtube.com/watch?v=aXMut3RoxL0

The Eternal Pantomime pensó que la cronología establecida [en] por la primera ministra estaba ocultando los hechos y que la polémica solo acaba de empezar:

Otro asunto importante que asomó su cabeza anoche es su cronología de los eventos. Usted creó una cronología que oculta la participación de Procurador General (AG, por sus siglas en inglés) en la aprobación de esta ley en el Parlamento. Pero, Señora Rami, la cosa es que una ley no se coge y se pasa a si misma por el Parlamento y se va a la Casa de Presidente para su Proclamación. La gente ayuda a pasar las leyes. Y mientras el AG en la forma de Anand Ramlogan puede, desde luego, haber estado fuera del país, alguien habría actuado como AG y dada la moda este año, bien podría haber sido Ganga Singh. Otra persona más de la antigua administración del Congreso Nacional Unido (UNC, por sus siglas en inglés) con nubes sobre su cabeza que siguen apareciendo en su gobierno. Un gobierno que, cada vez más, es equivalente a corrupción. Así que, si el AG no estaba aquí a la hora de la proclamación, ¿quién estaba actuando en su lugar? Más aún, he sido informado de que, incluso si Ramlogan estaba fuera del país desde el 20 de julio hasta el 4 de agosto, la reunión del gabinete para proclamar la sección 34 tuvo lugar el 6 de agosto. ¿No estaba aquí Ramlogan tampoco entonces?

También le pareció que el cese de Volney fue debido más a conveniencias políticas que por principios:

Por otro lado, usted afirmaba que hasta el miércoles de esta semana todavía estaba investigando los asuntos y solo cesó a Volney como ministro ayer. Eso es incorrecto, Rani… usted despidió a Volney durante el fin de semana. ¿Cómo lo se? Uno de sus ministros favoritos lo anunció en una reunión crucial de la Conferencia de las Partes (COP, por sus siglas en inglés) a principios de esta semana. Usted sabía desde el lunes que Volney había sido despedido. Así que, ¿Por qué esperar hasta el jueves para anunciarlo? ¿Quería ver si con la marcha sabría que es, exactamente, lo que demandarán al gobierno que haga? Eso fue solo el principio, Señora. ¡Queremos que se vayan…TODOS!

Plain Talk también pensó que había problemas con la cronología de la primera ministra y que el asunto no podía ser, sencillamente, abandonado [en]:

La situación es tal que no podemos seguir adelante hasta que no sepamos donde queremos ir y no podemos saber eso hasta que entendamos, exactamente, que pasó aquí. El elefante en la habitación es la pregunta que TODAVÍA no ha sido contestada y esa pregunta es por qué. ¿Por qué se hizo esto? Incluso si tomásemos la palabra de la primera ministra y aceptamos que Herbert Volney se embarcó en este camino para engañar al gabinete y a la nación por si solo, todavía no sabemos por qué y, hasta que este asunto se ventile, realísticamente, no podemos saber quien más está involucrado y, hasta que no sepamos eso, no podemos ir a ninguna lado, como nación, ya que nada de esto tiene sentido alguno.

TnT Monitor fue de la opinión de que el Procurador General, tanto si estaba allí o no, fue culpable de una conducta indebida, y debería ser cesado por incompetencia [en]:

Ni por un minuto alegamos colusión, conspiración o cualquier otra forma de conducta indebida por parte del Procurador General en este vergonzoso episodio, pero insistimos que es culpable de una grave incompetencia o incluso de una negligencia total y una falta de juicio palpable por la que debería ser despedido independientemente de su ausencia del país del 25 de julio de 2012 al 4 de agosto de 2012 y sin tener en cuenta el hecho de que no participó en el proceso de proclamación como fue confirmado por el Jefe del Consejo Parlamentario.

De acuerdo con el blog, la conducta del Procurador General en el asunto de la Sección 34 puede haber llevado al gobierno a un descrédito aún mayor que las acciones del ex ministro Volney y bien puede forzar al gobierno a convocar unas elecciones anticipadas:

El rechazo arrogante y testarudo del Procurador General a reconocer que hubo un error por parte del gobierno en la pronta proclamación de la Sección 34 y su fuerte negación de cualquier equivocación por parte de Volney ha hecho tanto, si no más daño, a la imagen del gobierno que el acto inicial de Volney de indiscreción y decepción. El daño puede ser irreversible e irreparable. Bien podría ser el catalizador de unas elecciones generales anticipadas con sorprendentes resultados que podrían poner a Trinidad y Tobago de vuelta en las garras ladronas del incompetente e intelectualmente arruinado Movimiento Nacional del Pueblo (PNM, por sus siglas en inglés). Y eso sería un desastre imposible de mitigar para el país, todavía conmocionado por los 10 años de mala gestión y políticas fallidas del PNM.

La imagen destacada usada en este post, “TandT PM at MH 2″, es del Commonwealth Secretariat, usada bajo una licencia creativa de Atribución-No Comercial 2.0 Genérica (CC BY-NC 2.0). Visita Commonwealth Secretariat's flickr photostream. El vídeo en YouTube fue subido por studio53admin.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.