- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Piden a bloguero revelar sus fuentes en caso de corrupción de un ex FIFA

Categorías: Asia Oriental, Medio Oriente y Norte de África, Deportes, Derecho, Gobernabilidad, Medios ciudadanos

Los reclamos en el actual caso de corrupción contra el exvicepresidente de la FIFA y presidente de la Confederación asiática de fútbol, Mohammed bin Hammam, han dado lugar a que la corte de Singapur ordene al periodista y bloguero James M. Dorsey que revele sus fuentes.

En su blog El turbulento mundo del fútbol del Medio Oriente [1] [en] dice:

Una corte de Singapur ha ordenado al veterano periodista y académico JMD revelar las fuentes para su reportaje sobre una auditoría al suspendido vicepresidente de la FIFA y presidente de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) Mohammed Bin Hammam, debido a la administración de las finanzas de la AFC y los acuerdos con una empresa con sede en Singapur sobre los derechos de marketing del grupo. La corte aceptó una petición del World Sports Group (WSG) -agencia asiática líder en auspicios deportivos- para ordenar al periodista y académico revelar sus fuentes basándose en que la auditoría fue confidencial y que las fuentes habían difamado a la compañía.
Image of Mohammed Bin Hamam, by Kolocheirani, available via Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0). [2]

Imagen de Mohammed Bin Hammam, por Kolocheirani, disponible vía Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0).

Parte de la controvertida auditoría dice esto:

La auditoría interna a la AFC conducida por Price Waterhouse Coopers (PWC) acusó al señor Bin Hammam de haber usado varias cuentas de la AFC como cuentas personales, cuestionó los términos y procedimiento de negociación de un acuerdo de derechos de marketing de mil millones de dólares entre WSG y la AFC y formuló interrogantes por 14 millones de dólares en pagos hecho por un accionista de la WSG al señor Bin Hammam antes de la firma del acuerdo.

[…] Con anterioridad este año, abogados de la FIFA intentaron sin éxito presentar el reportaje en los procesos de apelación del señor Bin Hammam en la Corte de Arbitraje del Deporte (con sede en Lausana) en contra de la prohibición vitalicia del organismo del fútbol mundial al ciudadano qatarí por cargos de soborno.

[…] La FIFA y la AFC han suspendido al señor Bin Hammam en base al reporte pendiente de más investigación de las acusaciones en el reportaje de la PWC y los cargos separados en que se vio inmerso el año pasado por sobornar a autoridades de fútbol caribeñas. El señor Bin Hammam ha negado toda acusación y cargos.

Puedes encontrar un post reciente sobre la auditoria mencionada aquí: La auditoría de Bin Hammam abre la caja de Pandora [3] [en].

Aún relacionado con el caso contra Bin Hammam, el blog The Least Thing [4] [en] dijo en su post de julio titulado “Bin Hammam vs FIFA: Victoria del gobierno de los deportes”:
La Corte de Arbitraje del Deporte ha anunciado su decisión completa en la disputa entre Mohammed bin Hammam y la FIFA (disponible aquí en PDF [5] [en]). La disputa se centra en el lapso de la suspensión por la FIFA a Bin Hammam por presuntos sobornos a autoridades del fútbol en mayo del 2011 en su esfuerzo por ganar la presidencia de la FIFA. En síntesis, $1,000,000 se distribuyeron en un encuentro especial de autoridades del fútbol caribeño– esto es, representantes de la FIFA con un voto en la elección presidencial de la FIFA. El dinero se distribuyó al contado en bolsas marrones de papel en porciones de $40,000 para cada persona. El desembolso se hizo a través de Jack Warner, por entonces jefe de la Unión de Fútbol Caribeño (hasta que cayó en su propia serie de escándalos). Cabe señalar que la sentencia del CAS dice “El señor Warner parece tener tendencia a ser económico con la verdad”. Puedes ver un video de los desembolsos hechos aquí [6].
Bin Hammam presentó este caso ante la Corte de Arbitraje del Deporte acusando a la FIFA de no tomar las investigaciones detenidamente y abogando por su inocencia. Parte del fallo pareció apoyar sus preocupaciones:
En respuesta, la FIFA se centró en la presunta culpabilidad de los cargos de Bin Hammam y decidió apostar por las cuestiones del debido proceso. La decisión explica que la FIFA argumentó:

… en tales circunstancias, los tribunales del CAS no deberían considerar argumentos alegando violación del debido proceso. El demandado no ve razones para tratar con detalle los reclamos del demandante en esos términos.

Wow, se está diciendo que la FIFA parece creer que abordar cuestiones de debido proceso no sería necesario. El CAS determinó, en un juicio 2-1 en favor de Bin Hammam, lo que denota que su sentencia no fue una declaración acerca de la posibilidad de su inocencia, sino más bien una declaración acerca del fracaso de la FIFA para probar su posición. En efecto, la CAS sugirió que Bin Hammam probablemente fuera culpable de sus cargos.

El resumen hecho por el bloguero brinda la última palabra acerca de este caso, manifestando las inquietudes de muchos sobre la corrupción en el deporte. Busca celebrar el estado de derecho y su justo proceso en la gobernanza del deporte:

Esta sentencia representa una victoria para el estado de derecho, para el proceso justo y para la noción de que la FIFA debe obedecer tales normas más que operar en una manera ad hoc. Cabe señalar que la victoria de Hammam en esta disputa, que ciertamente no hace nada por cambiar su estatus en el mundo del fútbol (ya que lo están investigando bajo otras acusaciones de violaciones), reafirma la necesidad de una jurisprudencia del deporte consistente con las normas de jurisprudencia ampliamente aceptadas, que componen la gobernanza democratica. Esto, al final, es una victoria para la gobernanza del deporte.