¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: La candidatura de Ksenia Sobchak a la Plataforma Civil

Este artículo forma parte de nuestra cobertura especial sobre el Movimiento de protesta ruso [en].

El 18 de septiembre, el Comité de Elecciones Centrales presentó [ru] oficialmente un grupo de candidatos para las próximas elecciones del primer Consejo de Coordinación de la oposición rusa. Entre los nuevos ingresos a la categoría Civil General estaba una activista de la oposición, la socialista Ksenia Sobchak [ru].

La alianza de Sobchak

Antes de convertirse en noticia, Sobchak publicó un texto [ru] en su LiveJournal sobre un gran pacto conocido como «La Plataforma Civil», firmado por ella y otras diez personas; y los aliados de Sobchak no tienen precisamente poco peso.

Entre ellos está Dmitri Bykov [ru], uno de los poetas rusos más reconocidos actualmente, cuya serie de sátiras políticas El poeta del pueblo le situó en el centro de las protestas el invierno pasado. La siguiente es Liudmila Ulitskaia, una novelista muy admirada y miembro de la Liga de los Votantes, un colectivo de artistas e intelectuales creado el invierno pasado. Bykov es, también, miembro de la Liga de los Votantes. De hecho, el bloque de Sobchak alardea de otros tres miembros de la Liga de literatos: el bloguero profesional Rustem Adagamov [ru], la presentadora de televisión Tatiana Lazareva y el periodista Sergei Parkhomenko.

La socialista y presentadora de televisión rusa, Ksenia Sobchak, se une a la protesta en Chistye Prudy, Moscú, el 8 de marzo de 2012. Foto de Maria Pleshkova, copyright © Demotix.

El resto de firmas de la Plataforma incluye a un famoso director de cine (Vladimir Mirzoev [ru]), el antiguo editor jefe de la revista quincenal de la oposición Bolshoi Gorod (Filipp Dziadko [ru]), una notable economista y defensora de los derechos humanos (Irina Yasina [ru]), un famoso humorista de televisión (Mikhail Shats, el marido de Lazareva) y un reconocido especialista en genética (Mikhail Gelfand [ru]). Lazareva, Shats, Ulitskaia, y Parkhomenko aún tienen que presentarse oficialmente como candidatos, aunque no hay ningún motivo para que no se unan también a la lista.

El comisario de las elecciones Leonid Volkov anunció [ru] el 16 de septiembre que estaba gestionando más solicitudes atrasadas (muchas pertenecen a «personas muy famosas»), y esperaba poder publicar la lista definitiva de candidatos admitidos el viernes 21 de septiembre.

Una falta de transparencia

Entre las consecuencias de la incorporación tardía de Sobchak a las elecciones del Consejo de Coordinación, destacan los sombríos procedimientos que regulan la aprobación de candidatos. Por ejemplo, a pesar de que el plazo de presentación de candidatos expirara dos días antes, la Comisión todavía esperaba incorporar otros 80 candidatos [ru] (una tercera parte del total previsto).

Durante los siguientes cuatro días, la Comisión decidirá quiénes cumplen los requisitos para ocupar un sitio en la votación de octubre. Este procedimiento se hará «a puertas cerradas», tal como se ha hecho desde el 20 de agosto al recibir las primeras solicitudes.

Aunque no es más que una teoría conspiradora presuponer que la candidatura de Sobchak es una invención posterior al plazo de presentación, es raro que nunca antes haya mostrado interés en querer unirse a la competición del Consejo de Coordinación. Además, el hecho de que la Comisión rechace mostrar la transparencia total de quiénes se han presentado (y cuándo) da pie a que se hagan preguntas incómodas sobre el funcionamiento interno de las elecciones.

En una publicación [ru] del día 15 de septiembre, Volkov abordó las preocupaciones sobre la opacidad del procedimiento de presentación (sobre todo en cuanto a las tres alas «ideológicas» del Consejo). Sus respuestas mostraron hasta qué punto sigue siendo el Consejo de Coordinación una unión frágil de fuerzas independientes. En varias ocasiones, Volkov ha insistido en que la Comisión debe proteger su posición apolítica primero, y luego defender todas las decisiones de presentación en cuanto a los representantes [ru] asignados de las tres ideologías (Aleksandr Ivanov lidera el ala Izquierda, Denis Yudin los Liberales y Elena Denezhkina los Nacionalistas).

En un fragmento especialmente atrevido, Volkov escribió:

Для самого ЦВК и для внешнего мира все выглядит так, как будто решение о допуске кандидата в тот или иной идеологический список принимается единолично членом ЦВК от той или иной курии. На самом же деле, курии выстроили внутри себя некую сложную систему принятия решений, результаты которой доводят до остальных членов ЦВК представители курий. Детали этой процедуры ЦВК не известны.

Tanto para la Comisión de Elecciones Centrales como para el resto del mundo, la decisión de admitir un candidato en esta u otra lista ideológica parece que esté solamente en manos del representante de esa ala en la Comisión. De hecho, las alas han construido su propio y complejo sistema para tomar decisiones, y los resultados obtenidos son los que el representante del ala presenta a la Comisión. La misma Comisión desconoce los detalles de estos procedimientos [internos].

La situación es irónica, dado que la falta de transparencia del Gobierno es justo contra lo que la oposición está aparentemente luchando. Estos abusos de poder se veían a menudo el invierno pasado. Por ejemplo, puede que los procedimientos a puerta cerrada hayan permitido a Mikhail Prokhorov eludir las normas [ru] para presentarse como candidato presidencial el pasado mes de diciembre, cuando él (o sus consejeros) pasaron por alto una documentación obligatoria para el proceso de presentación (tan pronto como la Comisión de Elecciones Federales se dio cuenta del error, el documento requerido apareció de forma milagrosa en sus archivos).

Mientras que el procedimiento de elecciones de Volkov y su equipo es, sin duda, admirable, las cuestiones sobre algunos rasgos prácticos persisten.

La Plataforma de Sobchak

La Plataforma Civil es la primera coalición que emerge entre los candidatos del Consejo de Coordinación, sin pertenecer a ningún partido (otros aspirantes han prometido formar bloques, como la izquierdista Aleksandra Volkova [ru], pero nadie lo ha cumplido, al menos que este autor sepa). Volkov no perdió tiempo en elogiar la creación del grupo, escribiendo [ru] con entusiasmo:

Очень хочется теперь увидеть “Региональную платформу”, “Список московских гражданских активистов” и т.п. – вместе со сложившимися уже партийными списками, это даст нам крайне интересную конкурентную картину.

Ahora uno tiene altas expectativas de ver una «Plataforma Regional» o una «Lista de Activistas Civiles de Moscú», entre otros. Con las listas de partidos ya establecidos, esto va a ser una competición muy interesante.

En respuesta al manifiesto de Sobchak, el director de cine Valery Otstavykh señaló [ru] en PublicPost.ru que aquellos que pertenecen al bloque de «candidatos de medios de comunicación» son bastante extraños.

Efectivamente, los once firmantes (supuestamente todos candidatos al nuevo Consejo de Coordinación) anunciaron con firmeza que «no son políticos» y su objetivo no es «la lucha por el poder». También afirmaron que su prioridad será «llevar a cabo peticiones factibles» y no «gestos populistas» (dejando ambiguo si lo último pretende describir su visión de los objetivos oficiales del movimiento de protesta). Al final, el grupo mostró su desaprobación en cuanto a la estructura del Consejo, afirmando que las alas ideológicas van «en contra de los principios democráticos», y prometiendo erradicarlas de la organización, si salen elegidas.

Mediante una respuesta [ru] irónica, Aleksandr Ryklin (editor jefe de EJ.ru y un candidato [ru] al Consejo de Coordinación del ala Liberal) llamó la atención a Sobchak por actuar aparentemente sin valorar a las alas ideológicas como un acuerdo necesario para proteger las perspectivas de lo desconocido en política.

En Facebook, Ryklin comparó el voto de la oposición con elegir a miembros de una cooperativa de ganado. Si Sobchak (que, en la RuNet, a menudo se dice que tiene un cierto parecido a un caballo) entrara en esa competición, su fama en la televisión le daría, sin duda, la victoria, argumenta Ryklin. «Es por eso que las partes [ideológicas] son necesarias», explica, «para que las elecciones no dejen a nuestro ganado en manos de presentadores de televisión, periodistas y representantes del mundo del espectáculo».

Este artículo forma parte de nuestra cobertura especial sobre el Movimiento de protesta ruso [en].

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.