¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Los grandes debates del Consejo de Coordinación de la oposición, día 1.0

Lo que sigue es la primera entrega de una serie de transcripciones parafraseadas de los debates [ru] entre los candidatos para las próximas elecciones del primer Consejo de Coordinación (CC) de la Oposición Rusa. Desde el 1 de octubre hasta el 6 de octubre, a las 216 personas que postulan a escaños del CC se les dio la oportunidad [ru] de participar en esclarecedores debates transmitidos en línea en vivo [ru] por Dozhd Television. Los espectadores y los electores registrados para las elecciones del CC seleccionarían luego a 60 de los candidatos para participar en la etapa semifinal de debates, a partir del 8 de octubre y hasta el 12 de octubre. Para la etapa final, los electores elegirán solamente a 20 personas, que participarán en los últimos debates desde el 15 de octubre al 19 de octubre.

Cada día a la medianoche, Dozhd TV transmite apenas 90 minutos de cobertura del debate, abarcando de seis a ocho grupos, cada uno de ellos con cuatro candidatos individuales. Los debates los moderan uno de dos anfitriones, Yuri Saprykin o Demian Kudriavtsev. A los candidatos se les da 30 segundos para presentarse, otros 30 segundos para responder una pregunta grupal y 30 segundo finales para responder a una tercera pregunta formulada específicamente para ellos. Cada debate dura unos 12 minutos.

Dadas estas muy estrictas restricciones de tiempo, no es de sorprender que es muy poco el debate que ocurre realmente en esta primera etapa de “calificación”. Los candidatos apenas tienen tiempo para presentarse, menos para interactuar en temas políticos. Probablemente esta dinámica mejorará, cuando más participantes se eliminen de la contienda.

Debajo, encontrará transcripciones parafraseadas de los primeros cuatro debates del 1 de octubre, Día Uno de la etapa de calificación. En los posts siguientes, RuNet Echo ofrecerá cobertura similar de los restantes debates del Consejo de Coordinación.

(Todos los enlaces a continuación llevan a páginas web en ruso)

Día 1, Grupo 1

Andrei Gavrilov, “abogado, representante de la clase media”
Artem Loskutov, artista de Novosibirsk, organizador de “monstrosity
Vladimir Mirzoev, director de cine y teatro
Liudmila Ulitskaia, escritor y “figura pública”

Gavrilov: se unió a la contienda del Consejo de Coordinación (CC) porque es una institución nueva que puede “sacudir” el ambiente político en Rusia, y tal vez solucionar algunos de los “problemas acumulados” que ahora preocupan a los rusos.

Loskutov: dice que postula en respuesta a la difundida decepción en la dirigencia de la sociedad civil. Si las “responsabilidades” del liderazgo se debe ganar, está preparado para luchar por la confianza del pueblo.

Mirzoev: dice que no está interesado en política de los años 1990 ni 2000, y en cambio prefirió enfocarse en el arte. Después dice que las circunstancias han cambiado y que los artistas deben intervenir en política. “Tal vez para que los políticos no cometan algunos errores, los no políticos necesitan estar junto a ellos” concluye.

Saprykin interviene luego para señalar que la distinción entre “políticos y no políticos” se ha vuelto “más bien arbitraria”, dada la gran cantidad de “candidatos no políticos” en la contienda por el CC y la participación activa de esas personas en las protestas de los últimos meses.

Ulitskaia: Dice que fue difícil negarse a participar, a la luz de la “débil sociedad civil” rusa, que el CC puede ayudar a que crezca agregando “significado adicional” y ofreciendo un espacio para tomar forma y producir “políticos nuevos y jóvenes”.

Saprykin: su primera pregunta es para todos: si no es Putin, ¿entonces quién?

Gavrilov: admite que actualmente no hay nadie que reemplace a Putin porque el sistema electoral está “podrido”. Antes de encontrar un reemplazo para Putin, el sistema electoral debe ser reformado. Solamente después de completar esto, Rusia podrá realizar elecciones nuevas para el Parlamento y la presidencia. Disolver estas instituciones antes de tales reformas resultaría en “caos”.

Loskutov: empieza con la respuesta “to kot”, broma popular en internet [ru] (el ruso “esli ne Putin, to kto?” se mezcla para leer “esli ne putin, to kot”, o “si no es Putin, entonces un gato”). Después dice que Rusia necesita una “estructura” donde estos asuntos acerca de carisma personal no existan. Una adecuada descentralización de poder negaría esta pregunta.

Mirzoev: hace eco de que Rusia necesita “instituciones fuertes”, y se declara a favor de una “república parlamentaria”. Dice que se necesita un parlamento más fuerte, además de un referéndum constitucional para restringir o eliminar los poderes del Presidente.

Ulitskaia: dice que no tiene objeciones particulares a Putin ni a nadie. Aunque no “le gusta la estructura”, ubica el “problema” en la “amoralidad” de las autoridades. Las personas en estos cargos por lo menos deberían mostrar “corrección” adecuada. Si, los funcionarios deberían cambiar con frecuencia, pero es esencial un cierto grado de moralidad. Termina diciendo que la corrupción va “de arriba a abajo” y ya está más allá de todo límite posible o aceptable.

Saprykin: su siguiente pregunta es para Gavrilov: ¿ha considerado alguna vez emigrar? Pura, hipotéticamente, ¿qué lo haría dejar el país?

Gavrilov: dice que si, que lo ha considerado, sobre todo inmediatamente después de terminar la universidad, cuando tuvo problemas para encontrar un trabajo con remuneración decente. Pero viajó al extranjero como estudiante, y dice que no todos los extranjeros prosperan, en su experiencia. Dicho esto, amenazas contra su vida, salud o familia lo harían emigrar.

Saprykin: su siguiente pregunta es para Loskutov: dado su apoyo a Pussy Riot (que incluye haber diseñado una línea de camisetas que según algunos insultan a las personas religiosas), ¿cómo convencería a un activista ortodoxo de que esta forma de protesta no tiene la intención de ofender a los creyentes rusos?

Loskutov: dice que cualquier activista se “tranquilizaría” luego de escuchar su defensa, que es que las camisetas no retratan a la Vigen María, y por consiguiente (supuestamente) no insultan ningún elemento de fe religiosa.

Saprykin: su siguiente pregunta es para Mirzoev: dice que muchos creen que la situación política del país es peor ahora que el pasado invierno. Con Pussy Riot ahora en prisión y con periodistas despedidos (probable referencia a Masha Gessen y tal vez a Filipp Dzyadko), ¿qué ofrece esperanza de que esto vaya a mejorar?

Mirzoev: dice que su turno ha sido “enteramente natural” para las autoridades, que no tienen el hábito de dialogar con la “sociedad”, porque lleva a preguntas y compromisos incómodos. Concluye diciendo que las autoridades han perdido contacto con la realidad.

Saprykin: su pregunta final es para Ulitskaia: ¿debería el estado castigar a las personas que crean textos y películas extremistas? ¿Existe el extremismo literario?

Ulitskaia: dice que Rusia tiene una profunda tradición que data del Bolchevismo de tolerar solamente un punto de vista, y considerar que todas las otras opciones son criminales, peligrosas y deben ser destruidas. La incapacidad de las autoridades de hoy de adoptar opiniones “más sabias, más calmadas y más tolerantes” sobre cualquier problema es consecuencia de esas deficiencias.

Día 1, Grupo 2

Maria Baronova, cofundadora del bloque [ru] “Partido 5 de diciembre”, y organizadora de protesta y de ayuda humanitaria para Krymsk
Dmitri Ivanov, video-blogger, activista social y cofundador de la Liga de Electores
Nadezhda Mitiushkina, actiivista de Solidarnost y organizador de protestas de invierno

Baronova: a los 28 años, dice que pasó la última década de su vida tratando de ignorar la política y establecer una carrera en administración. Dice que este estilo de vida se tornó insoportable el año pasado, cuando por fin decidió participar en el movimiento de protesta y animar a otros en el mundo a participar.

Ivanov: es miembro de “Renewal Bloc“, que incluye a Ilya Yashin, Dmitri Gudkov y Dmitri Nekrasov. Ha participado en “contenido en video” en internet durante cuatro años y está alarmado por la falta de “control cívico” de lo que pasa en Rusia, y quiere “presionar” a los funcionarios del país.

Mitiushkina: empezó a protestar hace cuatro años. Trabaja con niños con necesidades especiales y fue la situación de las familias en la Rusia de hoy (así como el estado del sistema de las casas de adopción temporal) lo que le llevó a ser una activista.

Sapyrkin: su primera pregunta: ¿puede la oposición lograr cualquier cosa a través de las manifestaciones masivas?

Baronova: dice que es importante asistir a manifestaciones, pero es aun más vital que la oposición asuma al Consejo de Coordinación como un “próximo paso”.

Ivanov: dice que las manifestaciones son una parte necesaria del repertorio de la oposición porque son la única manera de llamar la atención de la sociedad y los medios. Dicho esto, el movimiento necesita más “trabajo real” para complementar el gesto político de las manifestaciones.

Mitiushkin: está de acuerdo con Baronova e Ivanov, y agrega que todo lo que construya sociedad civil es bueno.

Saprykin: su siguiente pregunta es para Baranova: ¿cuál es el mayor logro y la mayor pérdida en su año como opositora?

Baronova: menciona su propia libertad como su mayor pérdida, y explica que una sentencia de dos años de cárcel la amenaza ahora (en relación con sus acciones en la “Marcha del Millón de Hombres” del 6 de mayo). Su mayor logro es haber ganado sus propias capacidades, es decir, que es “capaz de más que antes”.

Saprykin: pregunta luego a Ivanov: la Duma está actualmente tratando de reducir la libertad de expresión en internet, ¿pero se debería restringir esa libertad?

Ivanov: dice que Internet hace un buen trabajo en vigilarse, y cita a YouTube como modelo. Aunque algunas restricciones son necesarias, el concepto de la Duma de extremismo de peligrosamente elástico.

Saprykin: su pregunta final es para Mitiushkina: pregunta si hubiera hecho algo de otra manera, si pudiera regresar en el tiempo y volver a las protestas del invierno.

Mitiushkina: dice que el movimiento carecía de un cierto grado de organización y “apoyo mutuo”. Luego transmite incoherentemente que el movimiento se vio arrastrado por una falta de uniformidad, antes de catalogar el fenómeno de la protesta de invierno como “un milagro increíble”.

Día 1, Grupo 3

Georgy Alburov, coordinador de RosVybory y DMP, conocidos como “la buena Máquina de la Verdad” (dos proyectos fundados por Navalny), y miembro de comité organizador del Partido “Alianza Popular” (“partido de Navalny sin Navalny”, bromeó Stanislav Belkovsky alguna vez)
Vladimir Gluskin, participante en el comité de organización del Bloque de Nacionalistas, y director del Comité Nacional para el grupo nacionalista “Russkie”
Leonid Razvozzhaev, miembro del Frente de Izquierda, y asistente del diputado de la Duma Ilya Ponomarev
Alexey Chuprov, “transhumanista”, globalista, y partidario de la disolución pacífica de la Federación Rusa

Alburov: enumera sus logros con RosVybory y DMP, incluyendo la movilización de miles de observadores electorales, la distribución de cientos de miles de volantes y muchos videos y otros materiales visuales de propagando política. “Para mí, el CC sigue siendo otro medio de lograr cosas reales”, explica. Cree que el CC podría presentar candidatos de oposición unificados en elecciones locales en el mundo real, movilizar más supervisores electorales y contribuir con el “trabajo de educación de masas” que actualmente tienen sus proyectos.

Gluskin: inicia diciendo que el ejército estaba “fuera de la política”, cuando estaba en servicio. Sugiere que ya no es así con el ejército (“la ley en muchos partidos, las protestas y la selecciones del CC han abierto una ventana de posibilidades para la parte más activa de la sociedad”). Sin embargo, resulta que esta “parte más activa” no son soldados sino nacionalistas rusos, que conforman el 80% de la población del país, según él.

Razvozzhaev: dice que ha vivido en Moscú los últimos 15 años como pequeño empresario y “revolucionario profesional”. Dice que los rusos están viendo ahora un “duro enfrentamiento” entre la oposición y las autoridades, evidenciada por la decisión postelectoral de los últimos de “ajustar los tornillos”. Se ofrece él y al Frente de Izquierda como la personas e institución correctas para “llevar a cabo la lucha en duras condiciones”.

Chuprov: dice que Moscú ha traicionado a las regiones robando su riqueza y exportándola al extranjero. Como resultado, los rusos ya no ven su futuro en la Federación Rusa. Dice que el Kremlin nunca permitirá que la oposición obtenga mayoría en el parlamento federal ni según la Constitución, por lo que para el CC sería mejor dedicarse a asistir a los candidatos opositores locales en las elecciones regionales.

Saprykin: su primera pregunta al grupo: ¿hay alguna causa tan justa como para que consideren trabajar con el gobierno de Dmitri Medvedev para lograrla?

Alburov: dice que la cooperación seria posible, si Medvedev decidiera combatir la corrupción de verdad, o instituir una real reforma judicial, o real reforma policial, entre otras. Sin embargo, se lamenta de que los esfuerzos notoriamente reformistas de Medvedev hayan demostrado ser “falsos”.

Gluskin: defiende “una especie de proyecto global para unir a toda la sociedad”, y agrega cautelosamente que ese proyecto podría alojar a todos (a lo que añade, menos cautelosamente: “incluido el estado de la nación étnica”).

Razvozzhaev: dice que espera diálogo con las autoridades, y está preparado para participar en “reformas democráticas reales”. También ofrece apoyo al improbable hecho de que el gobierno de Medvedev rompa con el Kremlin y de alguna manera ponga al sistema judicial contra Putin y sus aliados.

Chuprov: cree que los rusos que viven en las regiones necesitan que sus propias autoridades locales puedan defender sus intereses, que podrían incluir amenazar la reafirmación de la soberanía regional y separarse de la Federación Rusa. “Solamente las fuerzas tectónicas del separatismo pueden forzar al Kremlin al diálogo con la oposición”, declara.

Saprykin: recita luego muchos de los galardones de la propaganda política de Alburov y le pregunta cuáles son más efectivos: ¿publicaciones en Facebook o volantes tradicionales en elevadores?

Alburov: dice que ve dos Internets — una web “pequeña” y una “grande”. La primera comprende blogs políticos y el limitado número de personas interesadas en leer material como el LiveJournal de Navalny o el periódico Vedomosti. Por su parte, la Internet “grande” es donde está el contenido de entretenimiento (sobre todo en la redes sociales). Es importante llevar material de propaganda política a la Internet apolítica, más grande, al igual que los volantes fuera de internet es una manera útil de sacar el mensaje a ciudadanos que de otra manera quedarían sin estar informados.

Saprykin’: su siguiente pregunta es para Gluskin: ¿quién es el mayor enemigo del pueblo ruso hoy en día?

Gluskin: dice “el mayor enemigo vive dentro del propio pueblo ruso” [Saprykin luego le pide que identifique al enemigo más específicamente]. Explica: “todos los defectos. Pereza”.

Saprykin repite la respuesta de Gluskin y bromea: “vaya una respuesta sabia”. Su siguiente pregunta es para Razzvozzhaev: le pregunta cómo sería la Rusia socialista/comunista ideal en sus sueños: ¿Suecia o Corea del Norte? ¿Tal vez China o Cuba?

Razzvozzhaev: describe su visión y la del Frente de Izquierda como compatible con “mecanismos social-democráticos” como una sistema multipartidario y “organizaciones civiles”.

Saprykin: su pregunta final es para Chuprov: pregunta qué tendría de bueno disolver la Federación Rusa y a quién beneficiaría.

Chuprov: sugiere que las partes de Rusia podrían unirse a la Unión Europea o la OTAN, si el país se desintegrara. Las regiones que se opusieran a la idea serían libres de formar sus propios bloques o quedar por su cuenta. “¿Por qué tratar de vivir juntos”, pregunta, “si nada nos une?”

Día 1, Grupo 4


Igor Artemov, creador del moviemiento “Unión Nacional Rusa” y creyente de la “realpolitik”
Maksim Gongalskii, académico de MGU, activista de “Za Ramenskii Park”, supervisor electoral y voluntario para Krymsk
Dmitri Demushkin, político ruso, figura pública, nacionalista y uno de los organizadores fundadores y participante frecuente de las manifestaciones nacionalistas de la “Marcha Rusa”
Andrei Kuznetsov, jefe del comité organizacional del Partido Nacional Democrático en San Petersburgo, y participante en el movimiento “Khvatit kormit’ Kavkaz”

Artemov: dice que aborda todo lo que hace en la vida con mucha seriedad, que ahora aplica a su trabajo “de defender los intereses étnicos de los rusos”. Luego recita su experiencia como legislador local, y su trabajo contra las mafias de la droga, así como para la rebaja de tributos a la vivienda. Dice que este activismo tuvo como resultado que el gobierno prohibiera la Unión Nacional Rusa como organización extremista.

Gongalskii: dice que se unió al movimiento de protesta con la mayoría de recién llegados el pasado diciembre. Dice que el principal fin del CC debería ser aumentar la presión a las autoridades atrayendo a nuevas personas al movimiento, y aumentando la actividad de la personas que ya están en él. Concluye que la oposición necesita una especie de “victoria seria”, como ganar las próximas de la ciudad de Moscú o para la alcaldía.

Demushkin: dice que postula al CC para representar al nacionalismo ruso. Quiere que las personas de etnia rusa reciban condición de nación-estado, que, según dice, los chechenos de la República de Chechenia ya han logrado.

Kuznetsov: dice que apoya reducir radicalmente el flujo de migrantes a Rusia, así como reformar los sistemas judicial y policial — nada de lo cual es posible sin un parlamento legítimo. Para construir un órgano así, la oposición debe formar un sistema alterno, que cree que el CC representa.

Saprykin: su primera pregunta es: ¿cuál debería adoptar la próxima Duma como su primera nueva ley?

Artemov: dice que la primera ley debería aplicar “responsabilidad” para resultados de las acciones de funcionarios de estado. Dice que ha tratado de plantear este asunto, sin éxito. Dejar que la corrupción salga impune y la excelencia no tenga recompensa obstruye la prosperidad del país, sostiene.

Gongalskii: dice que la reforma legal debe ser principal. pues es la piedra angular de cualquier programa de modernización nacional.

Demushkin: lamenta que ninguna ley por sí sola sea suficiente para arreglar el sistema. Las iniciativas morales necesarias incluyen: combatir el alcoholismo, la ebriedad y la “extinción de la etnia [rusa]”. La demografía — específicamente índices de nacimiento y de muerte — son la principal preocupación para cualquier político, concluye.

Kuznetsov: se muestra de acuerdo con Demushkin acerca de que no existe una panacea, pero también está de acuerdo con Gongalskii de que las reformas deben empezar en el sistema de cortes. Si las cortes funcionan mal y el público no tiene fe en la ley, entonces un “colapso legal” nacional le espera a Rusia, sostiene.

Saprykin: su siguiente pregunta es para Artemov: preguna si aprueba o desaprueba la sentencia a Pussy Riot.

Artemov: dice que desaprueba la sentencia, pero reconoce que hay “problemas en ambos lados”. El comportamiento de las integrantes de la banda, dice, “no fue muy bueno”. Continúa, otros (como Marat Gelman) producen con frecuencia material gráfico antiortodoxo y no están presos. Concluye que la banda fue castigada al final no por su contenido religioso, sino por sus ataques directos a Putin en sus letras, de otra manera se hubieran evitado esa dura sentencia.

Saprykin se dirige a Gongalskii: pregunta si ir a manifestaciones o ayudar a los pobres es más importante (Saprykin agrega luego “usted hace ambos pero, ¿cuál es más importante?”).

Gongalskii: dice que ayudar a los pobres es más importante, pero después explica que algunos “presos políticos” del 6 de mayo también viven en pobreza. Desde ahí, pasa más bien de manera incoherente a hacer llamados a los supervisores de las elecciones para migrar a los tribunales y supervisar desde ahí también.

Saprykin alaba la respuesta de Gongalskii, y dice “esa es una muy buena sugerencia — y no solamente para los tribunales, también para las personas que esperan sus juicios, como pasa con los presos del 6 de mayo ahora”. Luego se dirige a Demushkin, y le pregunta sobre su viaje a Chechenia en el verano boreal de 2011, cuando él y su colega nacionalista Aleksandr Belov informaron aprobando al líder checheno Ramzan Kadyrov. “¿Qué le gusta de la Chechenia de Kadyrov?” pregunta Saprykin.

Demushkin: dice que prefiere hablar de por qué visitó Chechenia para empezar, que fue porque “los nacionalistas rusos defienden los derechos y libertades de las poblaciones indígenas”. Luego insinúa que fue para defender los derechos de las personas de etnia rusa que viven en Checehnia (aunque obviamente Saprykin estaba preguntando acerca de declaraciones como la de Belov [ru]: “en Chechenia, no haya rastros de guerra, y eso es genial”).

Saprykin: su pregunta final es para Kuznetsov: ¿Rusia tiene amigos?

Kuznetsov: dice que la pregunta es complicada, porque los amigos de Rusia son diferentes en cualquier momento de la historia. Concluye diciendo que existen “distintas relaciones amistosas” con algunos países (aunque no dice cuáles).

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.