¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Turquía: Poco optimismo sobre las negociaciones con los rebeldes kurdos

A finales de septiembre el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan marcó el inicio de unas negociaciones muy necesarias entre el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) y el gobierno. En el pasado los rebeldes kurdos han llamado a menudo a las negociaciones, y a la luz de la reciente escalada de la violencia [en], la necesidad de negociación es cada vez más apremiante.

La noticia no fue recibida con optimismo, ya que sucesivos gobiernos turcos tienen una historia de promesas rotas [en] hacia el pueblo kurdo.

Según un kurdo en Chicago [en], la promesa de negociaciones es una nueva táctica adoptada por el primer ministro Erdoğan con la esperanza de asegurar su posición en las próximas elecciones generales. Como Osman Ates [en] señala, el gobierno turco y el movimiento Gulen creen en la asimilación de los kurdos.

@osman_ates: El caso es que el gobierno turco y el movimiento Gulen [en] creen que los kurdos serán asimilados tarde o temprano. [Nota: El movimiento Gulen seculariza la cuestión kurda, y en el sistema escolar promueve una narrativa turca de la historia, que a menudo excluye al pueblo kurdo y sus luchas]

Kurds hold banners and flags against the President of Turkey in Rome, Italy. Image by Stefano Montesi, copyright Demotix (08/05/12).

Kurdos sostienen carteles y banderas contra el Presidente de Turquía qn Roma, Italia. Imagen de Stefano Montesi, copyright Demotix (08/05/12).

Presos políticos

Lo que a menudo se pasa por alto es el número de presos políticos kurdos en Turquía, y los políticos kurdos que siguen siendo amenazados con el levantamiento de su inmunidad parlamentaria.

El co-presidente del Partido de la Paz y la Democracia (BDP) Selahattin Demirtaş ha dicho en una reciente declaración [en] a Hurriyet Daily News que “algo así [levantar la inmunidad] matará cualquier proceso de negociación posible”. Y añadió:

Seis diputados del BDP siguen entre rejas, y el gobierno no ha movido un dedo por su liberación. Además de eso, otros nueve de nuestros diputados serán arrojados ante el poder judicial, y vamos a ser engañados por el primer ministro para reiniciar el proceso de negociación. Eso no va a suceder.

Hay preocupaciones legítimas de activistas kurdos respecto a la reanudación del proceso de negociación, y si se trata simplemente de comprar más tiempo para el Partido Justicia y Desarrollo (AKP).

La respuesta no está clara, pero el domingo 11 de octubre de 2012, la respuesta será evidente en la convención del AKP [en], donde Recep Tayyip Erdoğan hablará largo y tendido sobre la adhesión de Turquía a la Unión Europea [en], los problemas económicos que ponen a prueba a Turquía, la creciente violencia de los rebeldes kurdos y las nuevas políticas hacia los países vecinos.

El discurso en la convención podría responder algunas de las preocupaciones de Demirtaş sobre los planes de negociación del primer ministro turco, quien dijo lo siguiente en una entrevista reciente [en]:

No estoy tan seguro de si [Recep Tayyip Erdoğan] quiere comenzar un nuevo proceso o ganar algo de tiempo para pasar la convención de su partido. Si quiere lanzar un proceso, el gobierno debería tener un plan delineando los pasos legales y constitucionales que deben tomarse. Jurar y criticar a sus homólogos kurdos no es el lenguaje de la paz y la búsqueda de una solución. Esto demuestra la falta de seriedad del gobierno. Deben superar este dilema.

No hace mucho, Gülten Kisanak, co-presidente del Partido de la Paz y la Democracia (BDP), dijo [en]:

La violencia domina ahora desde el lado kurdo y también define la política estatal. Volvamos a la senda del diálogo y las negociaciones y a disminuir la guerra. Tenemos que centrarnos en las políticas de paz y establecer un clima de paz. De lo contrario es poco sincero trabajar en una constitución, mientras la gente se muere y se derrama sangre.

No es razonable que el gobierno turco considere negociaciones con los rebeldes, cuando encarcela a políticos kurdos y los amenaza con el levantamiento de la inmunidad parlamentaria. Políticos pro-kurdos son a menudo censurados o llevados a juicio, a pesar de haber sido elegidos democráticamente.

En realidad si políticos y activistas están siendo encarcelados simplemente por defender diferentes puntos de vista políticos, hay poca esperanza para una negociación seria con los rebeldes.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.