¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Trinidad y Tobago: Agredido mientras tomaba comida rápida

La mañana del miércoles 20 de septiembre de 2012, el empresario Gregory Wight fue agredido [en] mientras comía en un puesto de doubles (comida típica que se vende en las calles) [en] cerca del Brooklyn Bar en Woodbrook, Puerto España.

Según Wight, le pidió a Shane Aleong, quien también había parado para comer algo, que apagara el coche ya que el humo molestaba a los demás clientes. Después de que Aleong se negara a hacerlo, hubo al parecer un intercambio de palabras y fue cuando Aleong supuestamente tomó un machete del coche y golpeó a Wight con la parte plana del objeto delante del vendedor y los otros clientes.

El incidente quedó grabado en una cámara de vigilancia y se difundió rápidamente a través de los medios sociales (la discusión duró un minuto y 18 segundos):

Se especuló durante unos días y finalmente se confirmó que Aleong era el hijo del Ministro de Educación, Tim Goopeesingh. (Casualmente, Gregory Wight es miembro del partido político Congreso del Pueblo, que forma parte de la coalición política Sociedad Popular de la que es miembro Goopeesingh). Unos días después [en], Aleong se entregó a la policía y se presentaron cargos contra él [en].

Aleong compareció [en] ante el Tribunal de Primera Instancia de Puerto España el 2 de octubre, donde se declaró inocente de los tres cargos que se le imputaban, posesión de arma, agresión y uso de lenguaje obsceno. Se le concedió la libertad bajo fianza de 25 000 dólares trinitenses o 10 000 como alternativa de dinero en efectivo. Aleong no pudo pagar la fianza y pasó la noche del martes en la enfermería de la prisión. Tras pagar finalmente la fianza, se le puso en libertad al día siguiente.

En los informes se indica que Aleong reaccionó tan exageradamente porque Wight lo llamó “trabajador de cloaca”, insulto racista dirigido a los originarios del este de India. Wight afirma que solo le dijo que “venía de las cloacas”.

Condena generalizada

El incidente fue condenado con vehemencia en los medios sociales y muchos blogueros lo han aprovechado para hablar de otras cuestiones sociales de Trinidad y Tobago. Aunque Philip Edward Alexander cree que Aleong estaba completamente equivocado, también cree que se le provocó [en]:

Según Gregory Wight y los demás testigos, el chico (mientras le pegaba con el machete) le pidió dos veces que se disculpara. ¿Por qué? ¿Disculparse por qué? ¿Por qué? ¿Porque quería que este estadista veterano se disculpara? ¿Por usar la palabra cloaca como afirma Gregory? ¿Por atreverse a respirar a su alrededor? ¿Por comer doubles?

También analizó la importancia del resentimiento étnico en este incidente:

En este país, mucha gente de color aún ve a los blancos como opresores y si bien vivimos tiempos cambiantes y más liberales donde las relaciones interraciales suscitan interés, también vivimos en tiempos muy violentos y nadie debería tomarse esas libertades con nadie, y más aun si se trata de algo tan volátil como la raza o la clase social.

Alexander empezó otra entrada compartiendo algo que una vez le enseñaron [en]:

Una persona me dijo una vez que la ‘responsabilidad personal’ reside en la base de todo mal en nuestra sociedad y que hasta que nosotros como personas no entendamos este concepto y lo aceptemos siempre nos resultará difícil deshacer lo negativo que nos aflige, simplemente porque todas fueron decisiones personales en un momento determinado, y no sólo estoy completamente de acuerdo con él, sino que le he estado citando desde entonces.

Alexander volvió a reiterar el hecho de que Wight, el más mayor y maduro, debería haberse retirado en vez de agrandar el conflicto:

Gregory Wight, la persona que he citado anteriormente como quien me había enseñado el poder de la responsabilidad personal, no es menos culpable en este caso y siendo una persona más madura y con una sensatez demostrable debería haberlo hecho mejor y dejarlo cuando ya había dicho lo que quería. En vez de eso, provocó y sermoneó repetidamente al joven Aleong/Gopeesingh durante más de cuarenta segundos como se ve en el vídeo dando lugar al conflicto y, hasta ese momento, Gregory Wight se estaba comportando como un macarra y debería avergonzarse de ello. Seguramente, mirarán quién estaba más equivocado cuando juzguen el caso, pero no se dejen engañar porque ninguno tenía razón.

TNT Monitor exigió [en] el cese del ministro:

Sea quien sea el ministro, debería ser despedido. No por el hecho de verse involucrado en el incidente sino por haber creado y alimentado un criminal degenerado como lo es su hijo. Incidentes como estos hacen que me pregunte qué clase de gente hay en el gobierno. ¿Qué se puede decir de un padre cuando el hijo no tiene ningún respeto o miedo de la ley, ningún respeto o compasión por las personas mayores y cree que no hay nada malo en pegar y humillar a alguien por el simple hecho de reñirle?

Jumbie's Watch [en] no supo cómo reaccionar al vídeo de la agresión:

No tengo palabras.

The Eternal Pantomime afirma que necesita más pruebas [en] para llegar a la conclusión de que Wight empleó un insulto racista contra Aleong:

Pone de manifiesto el malestar general que hay después de todo este tiempo afirmando que somos un nación arco iris y que somos uno, pues un miembro de este país no puede estar en desacuerdo con otro sin que todo ello se reduzca a la raza. La queja de Wight sobre el humo mientras comía sus doubles se ha convertido en un problema “amo versus peón”. ¿Por qué? Tal vez por las inseguridades profundamente arraigadas. Y luego hay gente que escribe y habla gratuitamente afirmando que Wight llamó a Aleong “trabajador de cloaca”. ¿Dónde están las pruebas de ello? No quiero llamar a nadie mentiroso, pero en el vídeo no se oye nada, y hasta que no haya pruebas que demuestren que Aleong respondió a un insulto racista, lo que el mundo ve es un joven descuidado y con sobrepeso que saca su ira contra un hombre mayor.

También se preguntó por qué le ha costado tanto a la policía tratar este asunto y relató una historia personal:

También he sido víctima de lo que aquí llaman servicio de policía. Me han robado varias veces y amables ciudadanos me han ayudado a recuperar mis cosas. El último robo tuvo lugar el año pasado durante el estado de emergencia que se usó como herramienta para resolver los delitos. Fue en la calle a las 7 pm., no había ningún policía ni ninguna patrulla a la vista… porque no tenían vehículos para patrullar… y me robaron la Blackberry. Lo denuncié y me enviaron a la Unidad de Delitos Cibernéticos. Cuando llegué al lugar que me habían indicado me dijeron que dicha unidad no existía. Volví a casa y utilicé un programa que tengo para localizar mi teléfono. Le dije a la policía dónde estaba mi teléfono. Me dijeron que no podían ir y recuperarlo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.