¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Trinidad y Tobago: Continuas consecuencias de la Sección 34

Las consecuencias de la Sección 34 y el despido del Ministro de Justicia Hubert Volney continúan siendo debate en los medios sociales, con internautas que intervienen en la (in)suficiencia de las acciones del Primer Ministro, las funciones de la legislación, la capacidad de Volney de sentarse en el Parlamento y las implicaciones políticas a largo plazo de la situación.

Mientras que la Primera Ministra Kamla Persad-Bissessar citó el fracaso de Volney para consultar con el Presidente del Tribunal y el Fiscal General (como afirma haber hecho) como la base de su despido, Philip Edward Alexander no cree que este fuera el procedimiento adecuado [en]:

De todas las lecciones de civismo que Kamla intentó dar a la nación se equivocó en el procedimiento ya que ni el Fiscal General ni el Presidente del Tribunal pueden conspirar contra el gobierno, investigar o revisar la legislación que se desarrolla pues hace caso omiso a la separación de poderes.

Hasta que el proyecto de ley se convierta en ley no debe buscarse la aportación de ninguno de estos señores en caso de que tengan que sentarse a revisar la misma legislación y eso debe saberse.

Alexander también remarcó lo que vio como otro problema con la ley [en]:

El anexo 6 de la ley se ocupa de los tipos de crímenes que NO pueden ser cubiertos o abandonados por el uso de esta ley y el país y la gente tiene que estar preguntando por qué los delitos de guante blanco y la corrupción deliberada no se incluyen junto con los otros crímenes graves enumerados en el anexo 6.

Se publicó un mensaje exigiendo el despido del Fiscal General Anand Ramlogan en la supuesta página oficial de Facebook de Herbert Volney (una de las cinco que se le atribuyen, varias de las cuales tienen fotografías de su familia):

Quiero dar las gracias a los cientos de personas de toda condición social por su apoyo a mí y a mi familia. Somos gente de fe y estamos cubiertos por la sangre de Jesucristo. Ahora necesitamos rezar a Dios para que nos dé fuerzas para nuestro Primer Ministro, que ahora ha sido superado por Anand Ramlogan, para que pueda eliminar la influencia de aquellos que no son elegidos por la gente.

Volney ni ha confirmado ni desmentido [en] que el mensaje fuera suyo, simplemente declaró que la “integridad de la página necesita ser investigada”.

Sin embargo, Philip Edward Alexander respondió al mensaje [en] y mostró su descontento por que estos asuntos sean los únicos de los que se hablen ahora:

Herbert Volney advierte a la nación de Anand Ramlogan y del poder que ejerce sobre el Primer Ministro y que nosotros, como nación, tenemos que estar preocupados.

Tengo una pregunta para ti, Herbert Volney [en], ¿debimos habernos preocupado si no te despedían?

No descarto lo que dijiste aunque hemos estado preocupados por Ramlogan desde el primer día, pero ya estoy harto de todos ustedes, tomando medidas después del hecho.

Wired868 hizo referencia a una entrevista reciente en la que Volney le restaba importancia a la polémica de la Sección 34 [en]:

Clevon Raphael (en una entrevista con Trinidad Guardian): (…) ¿Cree que la administración del PP podría sobrevivir a las Sección 34?

Herbert Volney: Por supuesto, es cosa de diez días como mucho.

Wired868 también hizo un comentario irónico, utilizando un juego de palabras que hacía referencia al nombre coloquial de un programa local de trabajo temporal [en]:

Eso es lo que pasa con los 10 días; no hay garantía de empleo en el periodo subsiguiente.

El señor Live Wire quiere que al autoproclamado chivo expiatorio le vaya bien en su búsqueda de empleo. Sin querer no ser amable, Volney probablemente no lo cortará como un adivino.

Keith Rowley, el líder de la oposición, publicó una cronología de la Sección 34 en la página oficial de Facebook del líder de la oposición de Trinidad y Tobago. Partiendo de la cronología, llegó a dos conclusiones posibles:

1. Basándonos en lo anterior Ramlogar sabía que Ramlogan y Steve tenían una ruta de escape localmente, pero corruptamente decidieron no recurrir porque habría un juicio local.

2. Aunque no tenga en mente el impacto de la sección 34, es culpable de negligencia grave por desatender sus obligaciones al no comprobar si la sección 34 afectaría a los juicios locales. No puede alegar ignorancia ni olvido porque la ley se aprobó hace un solo un par de semanas. Y al menos en el Parlamento se le dio importancia.

Errol Fabien pide que Volney abandone el Parlamento

En Facebook, Margaret Rose sugirió [en] que la Constitución de Trinidad y Tobago [en] ofrece una vía para eliminar a Volney no solo del gabinete, sino también del Parlamento:

La sección 49(2) (e) de la Constitución de Trinidad y Tobago dice lo siguiente: 49. (2) Un miembro de la Cámara de Representantes abandonará su asiento en la Cámara si:
(e) siendo un candidato de un partido y elegido para la Cámara dimite o es expulsado por ese partido.

Rose pidió al partido de Volney que se acoja al procedimiento constitucional para sacarlo del Parlamento:

Cierto, ¿entonces no es apto para servirles en el gabinete, pero sí para servir a la gente de Trinidad y Tobago en la circunscripción electoral de St. Joseph? Pido a su partido que se acoja a la sección 49(2)(e) de la Constitución de Trinidad y Tobago.

Sin embargo, le ha llamado la atención que el partido no esté en posición de sancionar a Volney:

…alguien me dijo que el UNC no tiene ningún arma disciplinaria funcionando. ¿En serio? Entonces, ¿no pueden sancionar a los miembros sinvergüenzas que hay en el Parlamento de Trinidad y Tobago? ¿Y este es el partido que dirige nuestra coalición de gobierno?

El comentario de Rennie Mohan indicó que el partido está pasando por un periodo de disfunción:

los organismos del partido no funcionan bajo este nuevo ejecutivo nacional que ganó en 2010: ni congresos trimestrales, ni asambleas anuales (que nombra el comité disciplinario), ni congreso de circunscripción electoral para la elección de los funcionarios. Hasta ahora solo ha habido un congreso de mujer y juventud cuando se supone que es un evento anual para elegir al funcionario de asuntos de mujer y juventud.

Clarence Rambharat añadió que estos asuntos llevan mucho tiempo siendo un problema en el UNC:

Es un asunto del partido que viene de largo: fue algo grande cuando la expulsión de Ramesh llegó a los miembros. Fue una de esas cosas de Panday… pero creo que Volney saldrá indemne.

Jumbie's Watch no solo pidió el despido de Volney [en], sino también el del Primer Ministro, el Fiscal General y el del Ministro de Asuntos Jurídicos:

Mientras tanto, la protesta pública y el pedir un chivo expiatorio tuvo respuesta cuando el Primer Ministro le dio a la nación la cabeza de Hubert Volney. Supongo que este es otro ejemplo en el que “actúa por su cuenta” y engaña al Parlamento, al gabinete y a varios “aristócratas”, incluyendo al Primer Ministro, el Ministro de Asuntos Jurídicos y al Fiscal General. Así, él es el “chivo” más fácil y más sacrificable.

Lo que no tiene respuesta es cómo cuatro mentes legales del “calibre” de Volney, Ramadhar, Ramlogan y Kamla Persad-Bissessar, que se les dio el título de “aristócratas”, pueden ser tan estúpidos como para no prever las repercusiones de la ley, incluyendo la sección 34. ¿Podemos decir que se lo merecen por no reconocer el contragolpe de esta legislación? ¿O fue visto, planeado y esperado que no se dieran cuenta de lo que era?

En una publicación posterior, Jumbie's Watch se lamenta de lo que considera la incompetencia básica mostrada en el asunto de la sección 34 y reiteró su petición para despedir a todos aquellos en el cargo:

Tenemos diferentes historias por las que Volney podría ser despedido. Primero, el Primer Ministro anunció que lo despediría. Entonces afirmó que dimitía y dijo que Warner sabía que dimitiría. Esta mañana Warner dijo que no sabía nada de eso.

Lo que esta serie de presentaciones inconexas y descoordinadas me demuestra que un gobierno que no tiene la cooperación (entre ellos) necesaria para gobernar un partido y mucho menos un país. Es poco profesional y verdaderamente preocupante que esta gente no pueda apoyarse entre ellos y no presenten un frente unido. Si hay algún indicador de que el PP no es adecuado para gobernar, es este. Si no pueden presentar un frente unido a los ciudadanos a los que representan, ¿cómo podemos esperar que ellos nos proporcionen un frente unido en las relaciones internacionales?

Ni qué decir tiene que esto es un fracaso de proporciones monumentales, como “hemorroides en el trasero” tan grandes que sentarse es imposible. La ÚNICA respuesta es la dimisión de los cuatro, o el indiscutible despido de los cuatro por el Presidente.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.