- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Australia: Discurso de la Primera Ministra Gillard contra la misoginia provoca guerra de palabras

Categorías: Oceanía, Australia, Lenguaje, Medios ciudadanos, Mujer y género, Política

Un discurso parlamentario de quince minutos rara vez recibe atención local, y mucho menos una audiencia global masiva. El 8 de octubre de 2012, el ataque de la primera ministra australiana Julia Gillard al líder de la oposición Tony Abbott como sexista y misógino fue una rara excepción. Las versiones de YouTube han tenido cerca de 2,5 millones de visitas, con muchas otras en otros sitios web.

Sin embargo, una atracción secundaria ha surgido en torno al significado de la palabra «misoginia». William Steed explicó en crikey.com [1] [en]:

Julia Gillard ha sido criticada por cambiar la definición de misógino para adaptarla a su ataque contra Tony Abbott. Ahora, el Diccionario Macquarie ha actualizado su entrada de ‘misoginia’, aparentemente para reflejar el uso que le dio Gillard.

Una nueva acepción como “arraigados prejuicios contra la mujer” ha sido añadida a la definición tradicional de “odio a las mujeres” por el diccionario australiano Macquarie.

El prominente parlamentario de la oposición Barnaby Joyce [2] [en] insinuó una conspiración de algún tipo:

@Barnaby_Joyce [3]: Qué maravillosamente conveniente, el Diccionario Macquarie cambia definición ‘misoginia’ para ajustarse al mal uso del término por la Primera Ministra Gillard.

Megan Clement-Couzner en el blog The conversation [4] [en], no ve la necesidad de ser quisquilloso con la semántica:

Siempre he entendido y utilizado la palabra en su sentido antiguo, exactamente un odio a las mujeres. Y estoy convencida de que Tony Abbott, junto con muchos otros, es digno de tal etiqueta.

Por otro lado, Ilana Cooper [5] [en] tiene un sentimiento de pérdida:

‏@ilanacoops [6]: Definición de #misogyny [misoginia] ampliada en el diccionario Macquarie. Qué momento tan triste para #Australian [7] [en]#politics [8] [en] [la política australiana].

En un largo análisis sobre el tema, Neil’s Final Decade [9] [en], ha cambiado de opinión:

Yo era conservador en mi actitud hacia la palabra misoginia la última vez que lo mencioné [9] [en], avalando la opinión de Annabel Crabb que el uso de misoginia como descripción precisa de Tony Abbott era arriesgado. Ella citó el Diccionario Oxford. Sin embargo, la cita ilustrativa en el sitio web del Diccionario Oxford [10] [en] es ‘ella sentía que estaba luchando contra una misoginia apenas disimulada’- que refleja tal vez, si se piensa en ello, más el sentido en que Julia Gillard y otros han utilizado la palabra.

Explica su punto de vista modificado:

Pensándolo bien, te guste o no, está claro que una combinación del uso contemporáneo y el uso académico especialista ha ampliado (¿o debilitado?) el significado de la palabra, y que esto precede lo que ocurrió hace unos días en el Parlamento australiano.

Los diccionarios Oxford también han sido arrastrados a esta guerra de palabras. Ciertamente, Rachel Eldred [11] [en] cree que no es un nuevo cambio:

@racheldred [12]: Es interesante que el diccionario Oxford en línea ya incluye los prejuicios contra las mujeres en su definición de la misoginia. ½

Mike Seccombe escribe en Word Of The Day [13] [en] en el Global Mail:

Las palabras cambian de significado con el tiempo, a través de su uso. Estos días, ‘misógino’ es una especie de versión amplificada de ‘sexista’.

No obstante, quiere volver al problema político y no a la cuestión léxica:

No, el verdadero indicador de la misoginia llegó en la sugerencia de Abbott de que las mujeres – todas las mujeres – son inadecuadas para el ámbito público [14] [en] y que estaba predestinado biológicamente que los hombres deben dirigir el espectáculo.

A menos que pagues por la versión en linea completa del Oxford, puede llevar bastante trabajo verificar esto, como señala Andrew en su comentario en el post de Seccombe:

Tienes que ver la edición en línea completa del Oxford disponible por suscripción. Si te haces miembro de una biblioteca del estado o la Biblioteca Nacional (sin costo), puedes acceder a ella, o si eres estudiante universitario las bibliotecas de las universidades suelen tener acceso.

Una de las consecuencias de esta gresca es que mucha gente ha descubierto la palabra «misandria». Lo has adivinado – significa ‘odio a los hombres’. K.R. O'Connell [15] [en] está totalmente de acuerdo con la igualdad:

‏@RorRedRor [16]: ¡Están participando en misandria por no hacer lo mismo que con misoginia! ¡Obviamente, una manada de #SEXISTS [17] [sexistas] en el Diccionario Macquarie! #Equality [18] [igualdad].

Madbrain Rudesby [19] [en] hace honor a su seudónimo, así como a su nombre de usuario (N. del T: Madbrain Rudesby significa algo así como “cerebro loco descortés):

‏@Kaptain_Kaos [20]: @crikey_news [21] el diccionario macquarie es un pedazo de mierda.

Como dirían en Absolutely Fabulous [22] [en]: “Vaya, el señor Diccionario parece habernos abandonado otra vez”.

Los temas de troleo y cortesía en linea son objeto de debate continuo en Australia. Les mantendremos informados.