¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Arabia Saudita: Women2Drive sube el tono y culpa a las políticas del gobierno

Manal al-Sharaif [ar, en] es una saudita, activista de los derechos de la mujer, más conocida por su labor en la campaña Women2Drive, que en mayo de 2011 colgó en la red un vídeo de ella misma desafiando la prohibición de conducir. Tras el vídeo, fue arrestada por la policía secreta nueve días, durante los cuales, Human Rights Watch [en], Amnistía Internacional y otros grupos internacionales pedían su liberación.

Women2Drive, más tarde renombrada como Right2Dignity, ha estado haciendo campaña para que se elimine la prohibición que niega a las mujeres el derecho a conducir. Durante días, las mujeres se han puesto al volante y han apoyado las demandas en contra del Ministerio de Interior por no querer conceder a las mujeres el derecho a obtener el carné de conducir. Además, han hecho un llamamiento al monarca saudita, Abdullah, con esperanzas de que se realice una reforma.

Sin embargo, una postura que no habían tomado de forma explícita hasta hace bien poco es la de culpar al gobierno de la monarquía absoluta, que es, de hecho, la única que puede acabar con la discriminación impuesta por el propio gobierno.

En su discurso en el San Francisco Freedom Forum 2012 [en], celebrado el 28 de septiembre, al-Sharif indicó:

Y lo más importante, las peticiones de cambio realizadas por las personas no son bienvenidas en una monarquía absoluta que exige lealtad por parte de sus ciudadanos proclamándose la única defensora de su fe y de su bienestar. […] He tenido la falsa impresión de que la sociedad saudita se estaba abriendo y de que el gobierno estaba presionando para que las mujeres tuvieran más oportunidades, pero creo que me equivoqué.

Estos comentarios tienen que ver con un comunicado de Right2Dignity que fue emitido el 31 de agosto [ar, en], que fue el primero en culpar de forma explícita al gobierno de impedir que las mujeres conduzcan:

Desafortunadamente, nuestro gobierno ha contradicho su propia ley básica de gobernación. La discriminación del Estado se basa en el género, por lo que los hombres poseen el derecho de libertad de movimiento, e incluso los adolescentes y los niños pueden conducir, mientras que las mujeres lo tienen prohibido de forma estricta. Esto es injusto, y además no cumple con la ley básica de gobernación del país.

Internet ha jugado un gran papel al darles voz a las mujeres sauditas y a los defensores de las campañas Women2Drive, y después, de Right2Dignity.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.