- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Perú: Analizando los motivos de la violencia en La Parada

Categorías: Latinoamérica, Perú, Economía y negocios, Política

El día 25 de octubre, en horas de la tarde, se produjeron hechos de violencia [1] que hace años no sucedían en Lima. Un operativo de la Municipalidad Metropolitana de Lima con apoyo de la Policía Nacional, para la colocación de bloques de cemento [2] en el cruce de las avenidas Aviación y 28 de julio y evitar así que ingresen los camiones que surten de productos al mercado mayorista de La Parada, que está siendo trasladado, desembocó en una batalla campal [3] con los comerciantes, trabajadores informales y personal de seguridad de la zona, en número aproximado de 2000, superando a los poco más de 100 policías.

La televisión local difundió impactantes imágenes [4] de un policía montado que al caer del caballo fue golpeado por vándalos que eran parte del grupo de gente que impedía el operativo y opuso resistencia [5] a la policía, algunos de ellos con armas de fuego [6], según se pudo apreciar en las imágenes transmitidas [7]. Los hechos violentos no cesaron hasta la noche, produciéndose saqueos en locales comerciales [8] de la vecina zona de Gamarra, el emporio de confecciones textiles de Lima.

El saldo del operativo fue de dos muertos y unos 108 heridos [9], 66 de ellos [10] policías. Los pocos bloques de cemento colocados fueron retirados y los camiones de carga ingresaron al mercado [11] que funcionó normalmente durante la madrugada y atendió al público [12] al día siguiente. La fiscal que visitó la zona concluyó [13] que no hay las garantías necesarias para proceder con el operativo.

La Parada [14]

La Parada, Lima, Perú. Foto del usuario de Flickr fokus Lima (CC BY-NC-ND 2.0)

Todos estos sucesos fueron ampliamente reportados, difundidos y comentados en Twitter, haciendo que la etiqueta #LaParada [15] fuera tendencia en el Perú e incluso a nivel mundial [16]. Pero no fue la única etiqueta usada pues no pasó desapercibido que mientras todo esto sucedía, la alcaldesa Susana Villarán, no se encontraba en el país, lo que generó la etiqueta #DondeEstaLaAlcaldesa [17].

En Facebook y blogs también se ha tratado el tema. Por ejemplo el periodista Dante Castro, en su blog La fruta del cercado ajeno, explica [18] algo del complejo ambiente que es el mercado mayorista de La Parada.

Alrededor de los grandes negocios de prósperos comerciantes, se teje una extensa red de intercambios que involucran a muchas personas y familias. Estas personas viven en los alrededores de La Parada y han constituido sus diversos sistemas de vida en torno a ella. En esa galaxia de constelaciones de intereses económicos, tenemos a pequeños comerciantes, vendedores ambulantes, reducidores, recicladores, estibadores, trabajadores, guachimanes y… ladrones, asaltantes, proxenetas, traficantes de drogas y alcohol barato, etc. Los ricos pueden aceptar mudarse a Santa Anita, pero los pobres y marginales no.

Santa Anita es el nuevo mercado mayorista que se está poniendo en operación. Para tal efecto ha habido infinidad de estudios, diálogos [19] y postergaciones, que vienen incluso desde la anterior gestión municipal que fue la que construyó el mercado. Y aunque a primera vista el nuevo mercado ofrece muchas más ventajas [20] que el actual, no todos están tan convencidos [21] con la forma cómo se están haciendo las cosas, y no sólo los comerciantes y trabajadores afectados. Julio Gómez en el blog TV Bruto comenta [22]:

Sancionarán al comerciante que venda al menudeo, por kilos, por unidad, como actualmente se vende a cualquier persona en La Parada. El Nuevo Mercado de Santa Anita es solo para compradores acreditados por EMMSA, o sea, para “amas de casa” de monedero extra ancho:

La gente pobre, ya no podrá acceder a este mercado, porque el monto mínimo de compra es S/.2000 por producto, ¿a dónde irán ellos?, a un intermediario, elevándose así los costos.” [Comentario LR [23]]

Es obvio que hay muchos intereses afectados con esta mudanza del mercado mayorista. Otro punto que no está tan claro es qué destino se dará luego del desalojo al terreno que actualmente ocupa La Parada. Mientras se dice que seguirá funcionando como mercado de nivel minorista, la alcaldesa en algún momento dijo [24] que se haría un parque y el alcalde distrital tiene planes de construir hoteles [25]. En la página de Facebook Lugares Comunes profundizan [26] un poco más en el tema:

La prensa ha venido cubriendo el tema como un conflicto entre ‘buenos’ (los que quieren la reubicación) y ‘malos’. Se ha insistido sobre los intereses de quienes no quieren moverse, pero no se ha dicho casi nada de los intereses de quienes quieren que el terreno del mercado en La Parada cambie su uso (los ‘buenos’). Hay rumores sobre la venta de ese mercado, pero se ha investigado muy poco.

Pero volviendo al tema de la violencia, se ha estado criticando mucho la pésima ejecución del operativo, que aunque no era un desalojo, en la práctica, sabiendo que los comerciantes estaban en vigilia [27] desde el miércoles 24 para evitar el bloqueo, era lógico preveer que algún tipo de violencia iba a suceder, más aún dadas las características socio económicas de la zona. Además no hubo órden judicial ni apoyo fiscal [28] para la operación.

En el blog Voz Liberal del Perú, desde una posición política opuesta a la de la alcaldesa Villarán, Dante Bobadilla comenta [29] con indignación:

La Parada [30]

La Parada, Lima, Perú. Foto del usuario de Flickr fokus Lima  (CC BY-NC-ND 2.0)

La zona de La Parada es sumamente densa por la cantidad de negocios de todo tipo que se concentran en varias cuadras de calles y avenidas aledañas. Por eso está permanentemente llena de multitudes. Pero además es una zona donde existen edificios multifamiliares donde vive gente de escaso nivel cultural que apenas se ganan la vida como ambulantes, estibadores o ladrones al paso. Así que llegar allí un día de semana a las 4 de la tarde a cerrarle el paso al mercado mayorista de La Parada con bloques de concreto, es un acto que ya ha pasado al registro de acciones más estúpidas hechas en la historia de la humanidad.

Mientras tanto, la página El Blog de Binario postea [31] en Facebook algunas cosas que, a su opinión, faltan difundir y aclarar respecto a lo sucedido en La Parada:

4. El alcalde de La Victoria ha informado en entrevista que muchos de estos vándalos han sido contratados por 100 soles. 5. Susana Villarán no se encuentra en Lima, no por capricho sino porque su nieto ha tenido una operación de emergencia pero ya estará de regreso en Lima hoy viernes. ¿Quieres que el caos y el desorden en medio de delincuencia siga reinando en La Parada? ¿Sí?, adelante, entonces culpa de todo a Susana Villarán.

Lo cierto es que casualidad o no, fue un mal día para la alcadesa pues esa misma mañana se supo que el requerimiento mínimo de firmas para solicitar su revocatoria [32] había sido cumplido. Desde esa perspectiva el escritor Gustavo Faverón escribe [33] en su blog:

desde hace por lo menos cuarenta años está claro que La Parada es un foco de criminalidad, manejado por mafiosos, que vive completamente al margen del sistema legal peruano, comenzando por el rubro más básico en cuanto a comercio se refiere, que es el sistema impositivo. […] (Villarán) es la primera autoridad en nuestra historia que coge el toro por las astas, diseña un plan alternativo y trata de ponerlo en práctica.

A nadie debería sorprender, de hecho, que las acciones de Villarán sean combatidas inmediatamente por una banda lumpen de asesinos a sueldo reunida por un grupo de comerciantes mafiosos, y, al mismo tiempo, por gente de las filas del aprismo, el fujimorismo y Sendero Luminoso.

Queda por ver cómo sorteará la alcaldesa tanto el proceso de revocatoria como lo sucedido en La Parada. La opinión pública parece tener claro que esto ha sido un error de su gestión pero también que el traslado del mercado mayorista es algo que debe darse de todas maneras. Por lo pronto aunque al día siguiente había miles de policías en la zona, aparentemente dispuestos a cumplir el operativo que quedó trunco, a eso de las 7pm del viernes se retiraron de La Parada [34] sin iniciar ninguna acción.

Post original [35] publicado en el blog personal de Juan Arellano.