- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Rusia: El Informe Kostin y el caballo de Troya americano de las TIC

Categorías: Europa Central y del Este, Rusia, Elecciones, Gobernabilidad, Libertad de expresión, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, Política, Protesta, Relaciones internacionales, Tecnología, Últimas noticias, RuNet Echo

A finales de setiembre, los medios de comunicación rusos tuvieron acceso  [1][ru] a un informe donde se analiza la penetración extranjera en el sector ruso de Internet y también una posible manipulación de las próximas elecciones en el país. La investigación pertenece a la Fundación para el Desarrollo de la Sociedad Civil, una organización que tiene pendiente aún publicar este informe y crear su página en Internet.

Esta fundación no quiere llamar la atención, sin embargo, su creador es ni más ni menos que Konstantin Kostin [2] [en], el ex-subdirector de Política Interior durante la administración del presidente Dmitri Medvedev.

En junio de 2012, en un artículo [3] [ru] del periódico Kommersant, las periodistas Elizaveta Surnacheva y Aleksandr Gabuev especulaban con la posibilidad de que esta nueva imagen de Kostin era debida a que era uno de los muchos posibles candidatos a ocupar el vacío que dejó la Fundación por una Política Eficaz, ya que esta institución está liderada por Gleb Pavlovsky, quien fue expulsado del círculo más cercano del Kremlin en abril de 2011 (aparentemente por traicionar el espíritu unitario del tándem Putin-Medvedev).

En julio de 2012, Kostin fue entrevistado [4]por la revista Expert y allí dejó entrever los resultados del informe que tantos titulares está dando:

Наконец, мы будем вести медийные исследования, потому что развитие медиа сильнее всего влияет на демократические институты.

Por último, investigaremos a los medios de comunicación, ya que su desarrollo influye sobre todo en las instituciones democráticas.

[5]

El político ruso Konstantin Kostin. 25 de agosto de 2010. Fotografía de Nickpo, de dominio público.

A juzgar por esta primera afirmación de la investigación, el grupo de Kostin parece haber conseguido lo que él quería. El informe titulado Runet hoy en día se divide en tres secciones: “La nueva cara de Runet”, “Tendencias más recientes” y  “Conclusiones”.

La investigación comienza llamando la atención sobre los cambios demográficos rusos en el uso de Internet: el país tiene 53 millones de usuarios, de los cuales, más de 43 millones acceden cada día a la red. Otro cambio significativo es lo que revelan las encuestas: el número de personas que considera que Internet es una fuente de noticias va en aumento y, además, va por el buen camino de poder rivalizar con la influencia de la televisión a lo largo de esta década.

Este informe despierta cierta controversia cuando se aborda el tema de los modelos de propiedad en la industria rusa de Internet; según este documento, quince de las veinte principales páginas web del país están relacionadas, de un modo u otro, con capital extranjero.

Por ejemplo, la propiedad del grupo Mail.ru (el cual controla no sólo el popular servicio Mail.ru, sino que también Odnoklassniki y una gran parte de Vkontakte) está repartida por todo el globo: un tercio pertenece a una empresa sudafricana de medios de comunicación, otro tercio emite recibos de depósitos que se negocian en la Bolsa de Londres, y otro 7,8% le pertenece a China. Yandex, el Google ruso y primer motor de búsqueda en este país, está oficialmente registrado en La Haya; Vkontakte.ru, la red social más utilizada en el país, no hace mucho que huyó del hábitat nacional y lo cambió por uno nuevo más internacional:vk.com.

Las compañías rusas de Internet, a su vez, se van viendo más asfixiadas por la cada vez mayor hegemonía digital americana, el claro ejemplo a día de hoy son las omnipresentes redes sociales Twitter, Facebook, Youtube, Google y Wikipedia.

El desalentador panorama de la vulnerabilidad de las TIC rusas se ve agravado por las tendencias demográficas en el uso de Runet; dicho de otra forma, la popularidad (en alza) de Internet lo está convirtiendo en un arma política capaz de influir en el curso de la democrácia y este arma cada vez está más vigilado por los medios de comunicación americanos, si bien, es cierto que sólo por las empresas privadas. Según apunta el informe diligentemente, estos servicios en la red son los mismos que jugaron un papel fundamental en las mobilizaciones de la “primavera árabe” y en las del “invierno del descontento” en Rusia.

Las reacciones al informe, el cual no proporciona ninguna recomendación política formal, han sido, como era de esperar, negativas en gran parte de la blogosfera Runet y en los medios electrónicos. En el Kommersant, el bloger y periodista de la oposición Oleg Kashin intentó minimizar la importancia del informe comentando en un tono jocoso  [6][ru] que los proyectos en ciencias políticas patrocinados por el Kremlin no son más que una manera de filtrar tonterías y de recompensar a los fieles aduladores de Putin.

Stanislav Apetian, uno de los autores principales [7][ru] del informe y bloger (tristemente célebre) contrario a la oposición, discrepó de la repuesta de Kashin y llamó la atención [8] [ru] sobre el hecho de que el mismo Kashin era columnista de Reaktsiia [9] [ru], una publicación creada por Kostin.

[10]

El periodista ruso Oleg Kashin en Novosibirsk. 1 de mayo de 2010. Fotografía de Maya Shelkovnikova, CC BY-SA 2.0.

Ekaterina Vinokurova de Gazeta.ru (otro periódico de tendencia opositora) publicó los comentarios [11][ru] de  Vasily Gatov, el vicepresidente del Gremio de Editores de Prensa Periódica. Reconoció los dramáticos cambios demográficos rusos en el uso de Internet, pero rechazó la previsión del informe sobre que Facebook o Twitter pronto dominarían el escenario político ruso:

[О]днако задают ли они повестку дня – вопрос, на который нет ответа. Что касается связи происхождения владельца платформы с направленностью дискурса в социальной сети – это точно то же самое, как винить Галилео Галилея в том, что у Сатурна есть кольца лишь потому, что он первым их увидел в телескоп

El preguntar si [las redes sociales] determinarán el orden del día político es plantear una pregunta sin respuesta. Establecer una conexión entre la sede de los propietarios de estas plataformas y el discurso que generan en las redes sociales sería lo mismo que culpar a Galileo de que Saturno tenga anillos sólo porque él fue el primero en observalo con un telescopio.

El politólogo Maksim Zharov le pareció irónico [12][ru] que hubiera alguien que de repente pensara que existe una amenaza a nivel nacional sólo porque Rusia esté relacionada con las tecnologías foráneas de Internet. Después de todo, los rusos “no inventaron Internet” y su red social más espectacular, Vkontakte, no es más que un clon de Facebook. (Aunque Zharov no lo menciona, el autor se ve obligado a añadir que Vkontakte se caracteriza por el enorme depósito que existe de música pirateada, películas y pornografía).

¿Cuáles pueden ser las consecuencias de esta nueva investigación? Los aterrorizados opositores temen que las conclusiones de este informe conlleven una inminente necesidad de censurar Runet. No obstante, los esfuerzos actuales del Kremlin para frustrar el descontento popular han tolerado, hasta el momento, un Internet bastante libre y abierto; de hecho, la corriente contraria al poder cuenta ya en su haber con más de una década y nació, como mínimo, en los años de las “revoluciones de colores” donde se consiguió acabar en Georgia y en Ucrania con los gobiernos soviéticos formados por miembros del partido comunista (y, como muchos dirían, se les reemplazó por unos nuevos sinvergüenzas más refinados).

Tras las manifestaciones en las calles durante el pasado invierno, muchos de los que simpatizaban con los manifestantes (por no mencionar a los empresarios de Internet interesados en la apertura de su industria) llegaron a creer que las tecnologías online estaban por fin allanando el terreno a los movimientos sociales en una Rusia semiautoritaria.

Sin embargo, la desintegración de la espontaneidad del pueblo el pasado invierno acabó con el germen del potencial revolucionario. Debido a que los disidentes que quedan en el país yacen tumbados y observan desde aquella playa, hay un pensamiento que atraviesa la mente: ¿llegará ahora el golpe mortal e incluso habrá merecido aquello la pena? Es decir ¿buscan las autoridades el cierre total de Runet para así anticiparse a sus enemigos y evitar que se enriquezcan en el futuro? o ¿Está el Kremlin lo suficientemente seguro de sí mismo como para archivar el Informe Kostin y desempolvarlo, quizá alguna vez, para amenazar un poco?

Sólo el tiempo nos lo dirá.