¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Disputas entre literatos moscovitas

Los conflictos que se producen en Internet entre blogueros, periodistas y activistas políticos de Rusia son muy frecuentes. Ahora que todo lo que dice una persona termina siendo minuciosamente registrado por una u otra red social, resulta muy fácil encontrar razones para ofenderse. Aunque las críticas y los insultos llegan a ser bastante feroces, estos conflictos virtuales se suelen quedar en la Red. Por supuesto, de forma ocasional se producen amenazas de violencia física que se asemejan a la típica expresión de “ya verás cuando te coja”. Finalmente suelen quedar en nada, y con toda la razón.

Por ejemplo, cuando se produjo la discusión en Twitter entre el bloguero Maksim Kononenko y el abogado de Pussy Riot Mark Feygin, ambos se profirieron acusaciones de homosexualidad y Feygin acabó la conversación diciendo [ru]:

Ну,что же. В сети я с тобой прекращаю общаться. А вот вне ее надеюсь встретиться. Попробуй повторить это мне в лицо.

Vale, muy bien. Voy a dejar de hablar contigo por Internet pero espero vérmelas contigo en la calle. A ver si atreves a decirme eso en la cara.

Hasta donde se sabe no desembocó en nada violento y probablemente no lo hará. Sin embargo, Feygin no ha sido la primera persona en amenazar a Kononenko, un troll muy famoso en la Red. Allá por el 2006 el periodista Alexander Ryklin realizó una amenaza semejante [ru]:

Я просто набью вам морду. Как только где-нибудь встречу, так сразу и набью.

Voy a machacarte. En cuanto te vea en cualquier parte, te daré tu merecido allí mismo.

Una vez más, no existió ninguna pelea posterior.

Captura de pantalla en Youtube de Mikhail Idov durante la gala Hombre del año de 2012 de la revista GQ del 27 de Octubre de 2012

No obstante, también se documentan excepciones. Hace relativamente poco un altercado en Internet entre Mikhail Idov, el nuevo redactor jefe de la revista GQ en Rusia, y Eduard Dorozhkin, un editor de la revista Tatler en Rusia, acabó en una pelea real. Según Dorozhkin [ru], él estaba tranquilamente con sus amigos junto a la entrada del Teatro Bolshói y de repente Idov se acercó diciéndole “te espero fuera”. Cuando Dorozhkin rechazó hacerlo, le abofeteó y se marchó. A Dorozhkin, que había sufrido bastante conmociones cerebrales en el pasado, no le pareció nada divertido.

Idov justificó su actuación en una publicación de Facebook solo visible para sus amigos (compartido aquí [ru]):

Пощечина – идиотский способ решения проблем. Но безнаказанный антисемит у тебя под боком – в разы более идиотская проблема.

Un guantazo es una forma estúpida de resolver los problemas. Sin embargo, cruzarte con un antisemita que no ha recibido su merecido es un suceso mucho más estúpido.

Captura de pantalla del 27 de octubre de 2012 de la página de Facebook de Eduard Dorozhkin

Idov se queja de que Dorozhkin le ha estado insultado a él y a la revista GQ, incluso le acusa de antisemitismo. Parece que con aquella bofetada quería responder a una publicación de Dorozkhin del 9 de octubre en Facebook [ru]. En dicha publicación Dorozhkin habla mal de New York ya que para él el tiempo es horrible y a raíz de ello:

Неудивительно, что некоторые еврейские литераторы так и стремятся в Россию “на ловлю счастья и чинов”, как писал один русский поэт, – и все метят в главные редакторы русскоязычных изданий, так им неймется в социальном жилье а Брайтон Бич.

No me extraña que cierto hombre de letras judío quisiera ir a Rusia “para encontrar felicidad y prestigio”, tal y como dijo un poeta ruso; y todos ellos pretenden convertirse en redactores jefes de publicaciones rusas, aquellos que se muestran incómodos en viviendas de protección oficial en Brighton Beach.

Aunque no dio nombres, probablemente fue una acusación encubierta a Idov que hasta el año pasado fue un inmigrante ruso con raíces judías que vivía en Nueva York.

Resulta bastante complicado decir con seguridad si el intento de Dorozhkin con su declaración hiperbólica fue antisemita o si por el contrario solo escribió por su antipatía hacia Idov. Una periodista del corazón, Bozhena Rynska, piensa que éste último es el culpable, aunque también culpa a la forma de hablar [ru] de Dorozhkin:

Я не думаю, что Дорожкин антисемит. Просто грязный рот. Типичное пидовское злословие, которое, кстати, в светской беседе очень мило.

No pienso que Dorozhkin sea antisemita. Solo es un bocazas. Fue la típica puñalada trapera de gay que puede afectar a cualquiera durante una pequeña charla.

La opinión de Rynska resulta sospechosa desde que ella misma parece catalogar a Dorozhkin -que es homosexual- como una “reina descarada”.

Incluso si la declaración de Dorozhkin fuera antisemita, surge la duda de si se trataba de una respuesta apropiada. Si Idov se sintió ofendido o insultado debería haber llevado a juicio a Dorozhkin o haber escrito una editorial para que la opinión pública decidiera. Un usuario de Friendfeed comentó [ru] acerca de sus acciones aparentemente desproporcionadas pero, al fin y al cabo, ineficaces:

дать пощёчину педерасту из журнала про знаменитостей в рамках борьбы с антисемитизмом в россии, my ass! в следующий раз когда спартак коням проиграет, отвешу леща консьержке, пожалуй

Golpear a un pederasta de una revista famosa como una buena forma de luchar contra el antisemitismo en Rusia… ¿estamos locos o qué? La próxima vez que el Spartak pierda contra el CSK [equipos de fútbol moscovitas. -A.T.] quizá golpee al conserje.

Como se puede ver en los comentarios anteriores, la homofobia en Rusia sabe defenderse del antisemitismo.

Mientras tanto, el periodista Oleg Kashin reaccionó [ru] ante Idov con tristeza:

@tsuvorova Заразился нравами, блин((

@tsuvorova Se le han pegado nuestras costumbres, vaya… ((

Kashin sabe de lo que está hablando. En 2008 él fue víctima de una agresión cuando el famoso escritor Eduard Bagirov le atacó [ru] como respuesta a un insulto por Internet en un restaurante donde Kashin estaba cenando con un amigo. En una situación similar a la de Dorozhkin, Bagirov primero le ofreció “salir fuera” a Kashin, pero cuando éste le rechazó le pegó un puñetazo en la cara. Justamente hace poco el mismo Bagirov y otro escritor, Sergey Minaev, le dieron una paliza [ru] al colaborador de la revista GQ Andrey Ryvkin por sus comentarios en Twitter (Bagirov después dijo que “solo fue una bofetada”).

Existen otros ejemplos, incluso podríamos decir que demasiados. Wikireality, un proyecto de wiki registrado por RuNet, hasta ha publicado un artículo llamado “Peleas Blogueras [ru]”. Entre ellas se incluye al “terrorista del tomate” Andrey Morozov, que como todo el mundo sabe utilizaba tomates para trasladar las discrepancias en Internet al plano físico (Global Voices hizo un perfil [en] de Morozov el pasado mes de mayo). Ilya Yashin, actualmente miembro del Consejo Coordinador de la oposición, también forma parte de la lista por su pelea con el publicista nacionalista Egor Holmogorov.

A pesar de sus motivos, la famosa acción de Idov ha contribuido a una tendencia muy desafortunada. No obstante, su susceptibilidad puede que sea comprensible por las expectativas creadas en el pasado por alguien que ocupaba su mismo puesto. El anterior redactor jefe de la revista GQ en Rusia, Nikolai Uskov, mantuvo su trabajo durante nueves años y en cierto modo se ha convertido en una leyenda de RuNet: un personaje polémico, a menudo ridiculizado por sus gustos refinados. El actual editor del proyecto Snob escribió una vez una lista de “cosas sencillas” con las que disfruta. La famosa lista incluía [ru]:

Джем из кумквата на бруске ржаного вестфальского хлеба за завтраком

Mermelada de Kumquat en una rebanada de pan de centeno de Westfalia para el desayuno

y

Мощная струя любимого Comme des Garcons 71 на чистое тело

Un intenso toque de mi Comme des Garcons 71 favorito después de un baño

La lista de Uskov no incluía la violencia. Lo mejor que podría hacer Idov sería emular a su predecesor y dejar las peleas virtuales en Internet.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.