¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Reforma de la moneda nacional de Zambia

[Todos los enlaces llevan a páginas en inglés]

Zambia está a punto de modificar su moneda eliminando tres ceros del Kwacha a principios del próximo año.

Los internautas se han sumado al enorme proyecto para el que el Banco de Zambia ha propuesto incluso que el 31 de diciembre de 2012 sea fiesta con el fin de permitir una tranquila transición de la moneda en uso a los billetes y monedas con el nuevo valor que se pondrán en circulación.

El debate ha sido intenso en el blog Zambia Economist, en el que numerosas personas han dejado su opinión a favor o en contra del ejercicio. Un colaborador anónimo al blog escribió:

Nuevos kwacha zambianos

Los nuevos billetes zambianos que entrarán en circulación el día de año nuevo. Foto por cortesía de the Zambian Watchdog.

Los costes de modificar el kwacha para las empresas se van haciendo más claros. Los beneficios serán siempre menos tangibles […] El Standard Chartered Bank Plc reveló a principios de octubre que el cambio de valor les costará 5000 millones de kwachas (cerca de un millón de dólares) en actualización de sistemas e infraestructura. Parte del dinero también se destinará a formar personal con el fin de asegurar una fácil transición al nuevo kwacha. El National Savings and Credit Bank (NATSAVE) reveló a finales de octubre que llevaba 1000 millones gastados en la preparación inicial de la modificación del kwacha. El dinero se ha ido en reconfigurar la plataforma técnica y en la implementación general de la preparación al nuevo valor en sus 27 sucursales de todo el país.

El colaborador fue incluso más crítico con la decisión del gobierno:

Es triste que esto haya sido una decisión puramente política. ¡No se ha hecho ni una sola valoración económica! Por supuesto, se debe sobre todo a la «fe ciega» de los zambianos de a pie en la capacidad del gobierno para reflexionar sobre las cosas. Demasiados zambianos se contentan con decir simplemente «el gobierno ya lo ha pensado, así que debe ser verdad». Estamos en 2012, esta postura es chocante y solo puede explicarse por los efectos psicológicos del legado colonial.

Un comentario en el blog indicaba quién podría acabar pagando el coste del cambio de valor:

La verdad es que es simple. Yo gasto mil millones en una empresa por costes derivados del cambio en el kwacha. Tengo que encontrar la forma de recuperarlos, y por supuesto, de transferir mis costes al consumidor”””?? ¿¿Qué?? ¿Pensabais que iba a gastar tanto por las buenas? Económicamente hablando, no tiene ningún sentido……….

En respuesta al blog anterior, en un escrito aparte, Francis Ilunga rebate el argumento del colaborador anónimo, afirmando que él es empleado del Banco de Zambia, y defendiendo su capacidad personal:

[…] No obstante, el autor no ha considerado los costes en los que incurren la mayoría de las empresas para reconfigurar o personalizar los paquetes estándar (contabilidad, auditoría, etc.) que adquieren de vez en cuando. Comprenderán el hecho de que los paquetes que se usan en Zambia están desarrollados en jurisdicciones en los que los valores, como máximo, tienden a ser en millones. La presente situación del país, donde algunas organizaciones, sobre todo los bancos, cuentan por miles de millones o por billones exige la personalización de estos paquetes con el fin de ampliar el campo de datos, lo que resulta extremadamente costoso. Con la modificación del kwacha, las empresas ya no tendrán que gastar dinero en la reconfiguración/personalización de los paquetes que adquieran a partir de ahora.

Ilunga también ofrece una perspectiva histórica de la decisión de modificar el valor del Kwacha:

[…] La idea de modificar el kwacha se concibió en 2003, pero no pudo implementarse porque los fundamentos macroeconómicos que imperaban en ese momento no lo permitían. Por ejemplo, el alto índice de inflación, que hubiera significado volver a altas denominaciones de valores en muy poco tiempo, como sucedió en Zimbabue. En el pasado reciente, la inflación se ha ralentizado y se ha reducido a una cifra de un solo dígito. Este bajo índice de inflación, junto con unas condiciones macroeconómicas favorables hace que el momento sea el oportuno para modificar el valor de la moneda zambiana. Por tanto, este cambio no tiene nada que ver con la política, como alega el autor.

Ilunga explica lo que el Banco Central está haciendo para preparar el cambio de valor:

Les alegrará saber que los últimos tres ceros de los actuales billetes de 50 000, 20 000, 10 000, 5000 y 1000 kwachas (en rojo) son pequeños y se ven a otra altura, y la razón de esta diferencia es simple: el BOZ ya pensaba borrar estos ceros en el momento idóneo, y ese momento idóneo es ahora.

Comentando el blog de Ilunga, un colaborador anónimo escribió:

bravo, desde luego eres economista, necesitamos esa información rápida para que a la gente no se le induzca a creer que cambiar el valor del kwacha es simplemente un ejercicio acamédico [sic] y costoso que solo sirve para beneficiar a unas cuantas personas e instituciones.

Una lectora de la web Lusaka Times, Enka Rasha, critica con virulencia unos cambios que tacha de cosméticos:

Los costes de subir artificialmente el kwacha podrían haber construido unas cuantas escuelas. Después de todo, en países como Vietnam el cambio es de 20 000 dongs por dólar, en Bolivia 7000 bolivianos por dólar o en Cuba 25 000 pesos cubanos por dólar, y aún así estos países no tienen prisa por hacer cambios cosméticos como el de Zambia. Hay que acrecentar la economía aumentando beneficios y salarios antes de darse prisa en hacer cambios estéticos.

Los zambianos esperan que la nueva moneda entre en circulación, lo que es cuestión de tiempo, puesto que el gobierno ya ha presentado el proyecto de ley ante el Parlamento.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.