¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Racismo en el fútbol europeo: ¿Servirán de ayuda las nuevas normas?

Las últimas semanas de octubre de 2012 el racismo asomó su desagradable cara en las ligas europeas, particularmente en Inglaterra, afectando tanto a los clubes de la Premier League como a la selección inglesa. Muchos se preguntan si los grandes organismos de fútbol como la UEFA y la FIFA actuarán, ya que algunos han estado intentando crear algo como la Asociación de Fútbol (FA por sus siglas en inglés) en Inglaterra.

Con el fin de ofrecernos una perspectiva sobre el racismo, ArsenalNews [en] escribe una crónica sobre varios incidentes que han tenido lugar en diferentes países.

El racismo continúa siendo un gran problema en nuestro mundo, incluso el juego bonito está repleto de actos racistas. Los jugadores, los directivos y los fans son el objetivo. Algunos pueden ser increpados por ser del equipo contrario y otros son acosados por sus propios fans. A continuación se reflejan algunos incidentes racistas que se dieron en el terreno de juego  y que tuvieron lugar en toda Europa.

En febrero de 2011, Roberto Carlos firmó un contrato con el club Anzhi Makhachkala de la Premier League Rusa. El mes siguiente, durante un partido fuera de casa contra el Zenit, un fan sostenía un plátano cerca de R. Carlos mientras que el futbolista participaba en el alzamiento de una bandera.

En noviembre de 2008, Madi, el delantero egipcio del Middlesbrough fue increpado con cánticos islamofóbicos por parte de un pequeño número de seguidores del Newcastle United.

En marzo de 2012, un seguidor del Arsenal de 29 años fue arrestado después de que las cámaras de SkySports le grabaran insultando racialmente a Cheik Tiote, jugador del Newcastle United.

El incidente más comentado en 2011/2012 fue cuando el capitán de Inglaterra, John Terry, fue grabado supuestamente abusando verbalmente de Anton Ferdinand. Hace unos días, Queens Park Rangers se enfrentó al Chelsea y Ferdinand rechazó darle la mano a Terry antes de que comenzara el partido.

Mientras que el racismo ha afectado a varias ligas nacionales, parece ser que el fútbol internacional no es inmune a este tipo de incidentes. El caso más reciente fue el 16 de octubre en Serbia, donde la selección sub 21 de Inglaterra jugó contra Serbia sub 21.

A continuación se muestra un vídeo subido por el usuario de youtube  relacionado con el altercado que tuvo lugar el 16 de octubre de 2012 en Serbia durante el partido entre la selección sub 21 de Inglaterra y la de Serbia sub 21.

http://www.youtube.com/watch?v=9ZZY9U1CdDs

Football Philosophy nos cuenta en la entrada de blog: Racismo en los Balcanes: Un problema que todavía no se ha terminado [en]:

Las perturbadoras escenas que se dieron en Serbia esta semana han llamado la atención una vez más sobre el problema del racismo en el fútbol, particularmente en esta parte del mundo, donde una cultura política enfermiza junto a una postura nacionalista radical y prejuicios étnicos que han tenido lugar en la región durante las últimas décadas han provocado la violencia y la intolerancia en las gradas.

No hay duda en que el problema del racismo, acentuado por los periodos de nacionalismo étnico agresivo en los balcanes, supone un problema importante para el fútbol. Es un problema que la UEFA y las autoridades futbolísticas no están dispuestos a solucionar, con la esperanza de que desaparecerá de la conciencia pública. Sus acciones con respecto a este tema a la hora de solucionar los incidentes despreciables del martes han confirmado aún más este hecho.

Lester Hollaway en su entrada de blog Lo que Rio puede aprender de las divisiones inferiores [en] refleja el rechazo de los futbolistas ingleses a llevar una camiseta con el lema Kick It Out, una campaña llevada a cabo por un programa de concienciación bajo el mismo nombre:

El fútbol siempre ha sido un juego que se ha construido sobre las bases. Un día en el que un grupo de jugadores bien pagados de la Premier League dirigidos por el jugador del Manchester United Rio Ferdinand se posicionaron sobre el racismo, fue reconfortable presenciar como el Sutton United nos recuerda lo que es bueno del juego.

Primero, escogieron el objetivo equivocado. Cualquier crítica sobre la debilidad de los castigos relacionados con el racismo (por ejemplo, en el caso de John Terry y Luis Suarez) debe ser reportada a las autoridades de fútbol y posteriormente a los propios clubes de la Premier. Kick It Out es simplemente un grupo de presión sin fuerza y ha estado reclamando penas más duras durante más de un año.

El 6 de octubre la Asociación de Futbolistas Profesionales del Reino Unido (PFA, por sus siglas en inglés) emitió un plan de acción de 6 puntos para abordar los casos de racismo incluyendo la llamada “norma Rooney”  tal y como subraya FootyMatters [en]:

El plan de la PFA exige:

  • acelerar el proceso mediante un seguimiento más cercano a la hora de encargarse de los informes sobre los abusos racistas,
  • considerar el endurecimiento de las penas por abuso racista e incluir un programa de concienciación de igualdad para los culpables y los clubes involucrados,
  • una forma inglesa de la “norma Rooney” (introducida por la Liga Nacional de Fútbol Americano en 2003) para asegurarse de que los entrenadores cualificados de etnias minoritarias se encuentran en las listas de entrevistas para los puestos vacantes,
  • el porcentaje de entrenadores negros y managers que se seguirán y destacar cualquier desigualdad o progreso,
  • considerar el abuso racial como una mala conducta en el contrato del jugador y el entrenador (y por lo tanto, será un motivo de despido)
  • no perder de vista otros asuntos de igualdad como el género, la orientación sexual, discapacidad, antisemitismo, islamofobia y los asiáticos.

Ademir to Zizinho escribió un amplio post sobre “Por qué el fútbol inglés no necesita una “Norma Rooney” [en]:

La idea de introducir una “norma Rooney” puede parecer una panacea para curar el fútbol de sus enfermedades actuales. Sin embargo, solamente ocultaría los errores fundamentales que rodean el proceso de designar a los managers. Inglaterra no solamente carece de un número razonable de managers negros dentro de la liga de fútbol, sino que además carece de un método sensible que saque a la luz managers con talento, independientemente de su etnia.

Más que un requisito para entrevistar a los miembros de etnias minoritarias, una enmienda mucho más global sería entrevistar a futuros managers de cualquier raza que anteriormente no haya ocupado una posición profesional. No solamente abriría el campo a todos los miembros de todas las etnias, sino que acabaría con “los enchufados”, aquellos managers que han fracasado y se desplazan de club en club basándose en un una pasada carrera como futbolistas.  Tristemente, en su intento por controlar la agenda de los medios, la PFA se ha aferrado a una idea precipitada que no beneficiará a nadie

Es cuestión de tiempo que los principales organismos de fútbol lleven a cabo acciones decisivas en contra de este acto que ensucia el juego bonito del fútbol. No tiene cabida en el deporte de esta época y tampoco en esta era, ya que el juego es realmente global tal y como representan los jugadores que juegan en la mayoría de las ligas europeas y en otras ligas de éxito.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.