¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cadena de televisión Telecinco demanda a bloguero en España

*Actualización: La cadena Telecinco anunció el 27 de noviembre que retira la querella contra Pablo Herreros. El Director General de Telecinco/Mediaset se reunió con Herreros y han llegado a un acuerdo. La declaración conjunta de ambas partes y las impresiones del bloguero pueden leerse en su blog.

Quizá hayan oído hablar de Pablo Herreros, el bloguero que hace unos meses consiguió que los anunciantes de un programa de televisión retiraran sus anuncios hasta que sus directivos se comprometieran a tener un comportamiento más ético. La polémica había surgido cuando el programa «La Noria» de la cadena Telecinco pagó entre 9,000 y 10,000 euros a la madre de «El Cuco» –un joven implicado en un asesinato– por una entrevista en directo.

Herreros, que llevaba tiempo pidiendo a las televisiones que cesaran de comerciar con delincuentes,

Pablo Herreros, foto del perfil de su blog comunicacionsellamaeljuego.com

Pablo Herreros, foto del perfil de su blog comunicacionsellamaeljuego.com

mostrando así de forma implícita que el delito puede ser muy rentable, inició una campaña en change.org para pedir a los anunciantes que retiraran su publicidad si el programa no cambiaba de actitud, petición que alcanzó más de 50,000 firmas. Uno tras otro, los anunciantes se fueron sumando al clamor popular, y en pocas semanas, La Noria se había quedado sin publicidad, hasta el punto que el programa fue cancelado y dejó de emitirse definitivamente. En esta presentación, el propio Herreros resume lo que se consideró un importante triunfo de la voluntad popular y la ética.

Es más, la cadena Telecinco –propiedad de Silvio Berlusconi, especializada en contenidos sensacionalistas, reality shows y debates sobre famosos– sustituyó La Noria por El Gran Debate, un programa con un tono más serio, e incluso pareció que la cadena quería lavar la imagen de chabacanería que le acompaña desde hace años.

Pero hace unos días saltaba la sorpresa: después de varios meses, un juez ha admitido una querella de Telecinco contra Pablo Herreros, el bloguero que comenzó todo este proceso. Según se ha sabido, la cadena le acusa de amenazas y coacción. Telecinco pide para el bloguero una pena de tres años de prisión y una indemnización de 3,7 millones de euros.

En cuanto se supo la noticia, las redes sociales se movilizaron a una velocidad inaudita incluso para unos medios cuya característica es la rapidez. Mario Tascón, periodista y escritor, inició una campaña en change.org para pedir a los anunciantes de Telecinco que retiren su publicidad hasta que la cadena retire la denuncia, y en pocas horas había recabado decenas de miles de firmas. En el momento de escribir estas líneas, más de 145,000 personas apoyan esta petición. El buscador Trivago ya ha anunciado que suspende la publicidad en Telecinco durante el mes de diciembre.

En Twitter, los hashtags #lavozdePablo, #todosconpablo, #conpabloherreros o #bravotrivago  recibían miles de tuits, como los de Jomagaro, Pepo Jiménez, Olga Herrero o Carlos M. Cuasante:

@Jomagaro@trivago_ES Dejará de anunciarse en @telecincoes El principio del fin de la TV Basura? #lavozdePablo

@kuriosoEl ridículo de Tele5 en el caso @PabloHerreros puede ser histórico… ¿Alguien apoya a la tele?… http://chn.ge/Y23gLU

@olgaherrero :País d pandereta, igual se juega una pena superior a la del Cuco RT @mktfan: imputado x caso “La Noria” #todosconPablohttp://mktfan.es/XY7Pa5

@cuasanteAsí q denunciar entrevistas a madres de criminales es delito de amenazas! Que clase de justicia es esta? http://cultura.elpais.com/ … #todosconPablo

Los indignados internautas no comprenden cómo se puede denunciar a un bloguero por amenazas cuando interpretan que es mucho mayor la amenaza que representa la propia denuncia de Telecinco/Mediaset. Como explica la Asociación de Consumidores de Medios Audiovisuales de Cataluña (TAC) en un comunicado:

TAC considera que este tipo de acciones contra periodistas como Pablo Herreros tienen como fin último amordazar la libertad de expresión y un desarrollo natural de la profesión.

(…) la demanda de Mediaset es una táctica para infundir el miedo a todo aquel que se atreva a denunciar su modelo de negocio, que se lucra, a menudo, con el dolor ajeno, las miserias humanas y la intimidad de las personas.

La cadena se defiende alegando que:

Cuando el Sr. Herreros decidió mandar una carta a nuestros anunciantes diciendo textualmente: “si no se adhirieran a nuestra propuesta (retirar la publicidad de “La Noria”) seguiríamos exigiéndoselo en adelante y promoveríamos un boicot de sus productos” ni está criticando, ni convenciendo. Está amenazando.

Curiosamente, la web de Telecinco no menciona en absoluto la denuncia a Herreros, y tampoco en su página de Facebook aparece ninguna entrada sobre este caso. Pero los internautas han aprovechado cualquier otra noticia para dejar comentarios sobre el caso, como puede apreciarse en la siguiente imagen:

Facebook de Telecinco

Captura de pantalla de la página de Facebook de Telecinco

Bosco Martín Algarra, en su blog «treinta y muchos» aclara:

Telecinco parece olvidar que el boicot es una herramienta de protesta en una sociedad democrática. ¿Acaso creen que son los únicos? (…) Hay gente que no compra cava catalán. Otros no acuden a restaurantes que se niegan a celebrar bodas de homosexuales. (…) Señores de Telecinco: ¿en qué mundo viven? La gente hace lo que le da la gana, y está en su perfecto derecho. (…) La misma sociedad que conecta con Terelu o que compra los productos que anuncian en sus programas, es la que se molestó por aquella entrevista tan repugnante de La Noria. No hay conspiraciones. (…) detrás de su audiencia no sólo hay consumidores. También hay personas, con inteligencia y voluntad. Y libertad.

Y como dice Javi de Rios en el artículo «Telecinco tropezará dos veces con la piedra de Pablo Herreros»:

(…) Las televisiones se deben a sus espectadores y a sus anunciantes, y a veces parece que no escuchan ni a unos, ni a otros. Telecinco obvia, de nuevo, que las redes son un punto de encuentro de personas, de espectadores, que se han puesto de acuerdo en transmitirles un mensaje, que no parece interesarles.
Es complicado, pero en ocasiones David gana a Goliat. Es más, es posible que en este caso pueda hacerlo dos veces.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.