¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mujeres afrobrasileñas, el pelo crespo y la conciencia de negritud

[Todos los enlaces remiten a páginas en portugués a no ser que se especifique lo contrario]

“En mi colegio puedes llevar el pelo suelto, pero no me gusta porque se ve seco y feo. Mi pelo es feo”. Esta frase fue pronunciada por una joven en el documental web Raíz Forte (Raíz Fuerte), que muestra cómo se han ocupado de su cabello las mujeres negras en Brasil a través de la historia. Según la descripción en la página de Facebook del documental, la idea es “proponer un debate sobre el cabello en relación a la pertenencia a la ascendencia africana y su explicación”.

El 20 de noviembre, Brasil celebró el Día de la Conciencia Negra; para conmemorar este día, le invitamos a ver esta película cuya narración en primera persona conecta las historias de diversas protagonistas, mostrando muchos años de prejuicios sociales, así como los prejuicios de las propias protagonistas.

Este documental en tres partes empieza con una visión general de las técnicas usadas para trabajar los rizos apretados y encrespados de jóvenes negras, y continúa mostrando cómo varias mujeres han llevado su cabello según las opciones que tuvieran disponibles en su juventud y adolescencia. El tercer y último episodio presenta experiencias de adolescencia y juventud que han marcado a algunas mujeres hasta hoy en día.

En una entrevista en el blog Meninas Black Power (El poder negro de las chicas), Charlene Bicalho, creadora del documental Raiz Forte, comparte sus propias experiencias con su pelo. Según Charlene, sus “raíces” fueron despreciadas desde la infancia hasta la madurez, llevándola a enmascarar su pelo natural de diferentes maneras, como las trenzas, “el alisado como la salvación para (mi) problema”, y de ahí la consiguiente fragilidad de cabello y la dependencia de caros tratamientos químicos. Finalmente, a los 26 años, decidió hacer algo que le permitiría redescubrir cómo era realmente su pelo. ¿Y el resultado? Charlene recuerda:

Charlene Bicalho

Charlene Bicalho

comecei a ser abordada por mulheres negras, em ambientes que eu frequentava, perguntando o que eu fazia para meu cabelo ficar daquela forma. As abordagens aumentavam a medida que o meu cabelo crescia e isso começou a mexer comigo porque eu me via naquelas mulheres, via nelas meu cabelo de anos atrás. Comecei então a pensar algum projeto cultural onde pudesse abordar essa temática, no intuito de mostrar para essas mulheres que existem alternativas para tratar dos cabelos diferentes das que geralmente são ensinadas no âmbito familiar. Dessas reflexões surgiu o projeto RAIZ FORTE!

Comencé a ser abordada por mujeres negras, preguntándome qué hacía para conseguir ese peinado. Cuanto más me crecía el pelo, más gente se me acercaba, y empezó a afectarme porque me vi reflejada en aquellas mujeres: ví cómo había sido yo hacía unos años. Así que comencé un proyecto cultural para discutir el tema y enseñar a estas mujeres que hay formas de cuidar tu pelo que son diferentes de las maneras que nos han enseñado tradicionalmente. Y de estas reflexiones ¡nació el proyecto RAIZ FORTE (RAÍZ FUERTE)!

La relación entre los prejuicios, las mujeres negras y el pelo espeso y rizado se encuentra en muchos sectores de la sociedad y los medios de comunicación.

Como expresa en la página web Jezebel, en un artículo titulado “las esponjas Bombril son estropajos metálicos. El pelo rizado es algo totalmente diferente”, Livia Deodato critica la comparación de los estropajos metálicos con su pelo:

Aí, quando a gente pensa que todo este mal-estar ficou lá nos anos 80, vem a Bombril [empresa cujo principal produto é palha de aço, pejorativamente associada aos cabelos crespos], ciente da associação preconceituosa criada em torno da sua marca, claro, e lança um concurso para descobrir a nova melhor cantora do Brasil no programa do Raul Gil: Mulheres que Brilham, cujo logo é a sombra de uma mulher de perfil que tem cabelo crespo.

Uf, justo cuando nos creíamos que habíamos abandonado este tipo de actitud en los ochenta, aquí llega Bombril (una empresa cuyo producto estrella es el estropajo metálico que se asocia de manera peyorativa al pelo rizado), consciente de los prejuicios asociados a su marca, por supuesto, y decide hacer un concurso para descubrir a la mejor cantante brasileña en el programa de Raúl Gil: Mujeres que Brillan, el logo del cual es una sombra de una mujer con pelo espeso y rizado.

(Las ganadoras del concurso, que tuvo lugar desde junio hasta octubre de 2012, fueron las cantantes Bruna y Keyla, notablemente rubias y no afrobrasileñas).

El blog Cabelo Crespo é Cabelo Bom (El Cabello Crespo es Cabello Bueno), de la reportera Mariangela Miguel, tiene el mismo objetivo que el documental: mostrar que el pelo encrespado es tan bueno como el pelo liso:

Quando o seu cabelo só cresce para cima, como explicar para uma menina de 13 anos que ela não pode nem sonhar com o cabelo Chanel? Quem é o culpado? O cabelo ruim.

Acreditei nisso por muitos anos. Hoje, depois de tantas experiências (que vou fazer questão de contar cada uma para vocês), cheguei a seguinte conclusão: se meu cabelo fosse realmente ruim, não teria agüentado tanto secador, chapinha e química.

Cuando tu cabello solo crece hacia arriba, ¿cómo explicas a una niña de 13 años que no puede ni siquiera soñar con tener el pelo como las chicas de los anuncios de Chanel? ¿De quién es la culpa? Del cabello malo.

Eso es lo que creí durante muchos años. Hoy, después de mucha expericencia (sobre la que puedo contaros muchos detalles), llegué a la siguiente conclusión: si mi pelo fuera realmente tan malo, no hubiera aguantado tanto secador, alisador o tratamientos químicos.

Luísa Diogo, ex-Primeira Ministra de Moçambique, no documentário "Mulheres Africanas - A Rede Invisível"

Luísa Diogo, anterior primera ministra de Mozambique, en el documental “Mulheres Africanas – A Rede Invísivel“, presentando la historia de las batallas y los grupos de presión de las mujeres africanas en diferentes países del continente africano. (Haga click para ver el trailer).

“Este fenómeno que experimentan los peinados de las mujeres no es exclusivo de las mujeres brasileñas”, constata el blog Colherada Cultural:

Nos Estados Unidos a questão está tão presente que virou tema de um divertido documentário chamado “Good Hair” (ou “Cabelo Bom”, em tradução livre) (…) [que] mostra como age a indústria de produtos para cabelos voltada aos negros, bem como a ausência quase que total de personalidades negras que assumem os fios crespos.

En Estados Unidos la cuestión está tan presente que ha sido el tema de un divertido documental llamado “Good Hair” (o Cabello Bueno, en traducción libre) (…) [que] muestra como actúa la industria de productos para el cabello dirigida a los negros, así como la ausencia casi total de negros que luzcan sus apretados rizos.

La música también trata el tema. Un ejemplo es la joven psicóloga Jessica Sandim, quien comparte en su blog la canción “I am not my hair“, de la cantante norteamericana India Arie, dedicada a:

nós que sempre, I mean, SEMPRE TODA A VIDA, entramos em conflito sobre nossos cabelos, nossa identidade, nosso gosto e a “maldita ditadura da sociedade”…
E também pra você que adora criticar tudo que é diferente.

Aquellos de nosotros que siempre, y quiero decir TODA LA VIDA, hemos estado en conflicto con nuestro pelo, nuestra identidad, nuestro gusto y la “maldita dictadura de la sociedad”…

Y también para tí que te encanta criticar todo lo que es diferente.

La canción rechaza los estereotipos endémicos en la sociedad y ha sido compartida en la blogosfera como la “canción de la libertad”, o así lo cuenta el autor del Diário de Bordo, Bordado a Bordô: “la canción de quien ha llegado, un tributo a la trayectoria”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.