¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hungría se une contra el fascismo

El domingo 2 de diciembre, miles de húngaros aparecieron unidos contra el antisemitismo en una manifestación en Budapest. El partido político que gobierna y los partidos de la oposición también estaban allí y se manifestaron contra las controvertidas declaraciones del diputado Márton Gyöngyösi, uno de los miembros del partido de extrema derecha Jobbik, el cual tiene en el Parlamento húngaro una representación de casi un 17%. El 26 de noviembre, Gyöngyösi pidió [en] «que se prepararan unas listas donde aparecieran los judíos que supusieran una amenaza para la seguridad nacional [en].»

Ésta ha sido la segunda gran manifestación que se ha producido, ya que la primera tuvo lugar el 27 de noviembre, si bien, no fue tan numerosa, ya que asistieron sólo unos pocos cientos de personas.

Una fundación llamada Todos unidos por Jerusalén [hu] organizó la protesta del 2 de diciembre [hu] que, según Reuters, congregó a unas 10000 personas. (A efectos comparativos y, según las estimaciones de la policía húngara [hu], el día de la Fiesta Nacional que se celebra en octubre, unas 150000 personas asistieron al evento organizado por el gobierno; 20000 aparecieron en el movimiento ciudadano de protesta; y un par de miles de personas acudieron a la manifestación del partido de extrema derecha).

Más tarde, Gyöngyösi se disculpó por sus palabras, pero el debate en el país sobre el creciente apoyo que recibe la extrema derecha y, hasta cierto punto, sobre la propia nación húngara ya se había vuelto a reabrir.

Kopó en su blog Koppány mondja escribió [hu] que este era el fin de la amabilidad de Jobbik en el Parlamento:

[…] Si él [Gyöngyösi] no fuera un nazi, jamás habría dicho algo así. Si Jobbik no fuera un partido nazi, lo hubieran abucheado, o como mínimo, se hubieran distanciado de él y lo hubieran inhabilitado. Pero eso no sucedió porque Márton Gyöngyösi es un nazi y Jobbik es un partido nazi. […]

Balázs Böcskei del Instituto por una Alternativa Democrática (IDEA [en]) se preguntaba en un artículo escrito en su blog [hu] por qué ninguno de los trescientos ochenta y seis diputados abandonó la sala cuando «la oscuridad se cernió sobre ellos» (es decir, el momento en el que Gyöngyösi hizo sus ya famosas declaraciones).

Hungarian Spectrum escribió el 27 de noviembre (al día siguiente de producirse este incidente) que cuatro diputados [en], incluido el presidente, protestaron por lo sucedido llevando una estrella de David en sus ropas, cosa que hicieron también varias de las personas que protestaban fuera del Parlamento en la manifestación que tuvo lugar ese mismo día y en la que se celebró el 2 de diciembre.

Estrella de David amarilla en un abrigo de uno de los manifestantes del 2 de diciembre de 2012. Fotografía de Redjade, utilizada con su permiso.

Durante la manifestación del 2 de diciembre, los siguientes políticos se dirigieron a la multitud: Antal Rogán, el actual líder del partido Fidesz de índole conservadora que gobierna Hungría; Gordon Bajnai, ex-primer ministro del país y Attila Mesterházy, el presidente del Partido Socialista. El movimiento ciudadano húngaro más importante en la red «Un millón por la libertad de prensa en Hungría [hu,enseñaló en su blog [hu] que había llegado el momento de que los húngaros reflexionaran sobre lo que estaba sucediendo en el país:

[…] Esta protesta es una excelente oportunidad para expresar no sólo nuestra indignación y nuestro profundo rechazo al discurso nazi y a esos oscuros años, sino que también es una oportunidad para reflexionar cómo y por qué Hungría ha traspasado esa frontera que hace que el mundo educado vea con horror lo que está sucediendo en el Parlamento de Budapest […]

Manifestación del 2 de diciembre. Fotografía de Redjade, utilizada con su permiso.

Los blogueros de Kettős Mérce señalaron [hu] que esos interlocutores apenas hablaron de temas relacionados con los gitanos ni con el colectivo LGBT en Hungría. Estos blogueros sugirieron que la culpa de la situación actual en el país es de todos los partidos políticos:

[…] Mucho se ha hablado sobre los errores cometidos por la derecha y por los conservadores húngaros que han llevado al país a una situación tan límite, sin embargo, es lamentable que apenas se hayan mencionado los errores de la izquierda y de los liberales. ¡Todos comparten esa responsabilidad!

La próxima vez que alguien proteste contra la discriminación y contra el fascismo, esperamos que recuerde todo esto y así tendremos la oportunidad de asistir a una protesta muchísimo mejor.

5 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.