Egipto: “¿A qué artículo de la Constitución se oponen?”

Los recientes acontecimientos en Egipto demuestran la cada vez mayor brecha [en] entre la gobernante Hermandad Musulmana (HM) y una creciente proporción de la población. El Presidente Mohamed Morsi emitió primero un decreto que lo convertía en gobernante todopoderoso del país, lo que valió el amable nombre de Morsilini (combinación de “Morsi” y “Musolini”). El decreto también protegía a la Asamblea Constitucional, la entidad de 85 miembros de mayoría islamista [en] que está escribiendo la Constitución, de una posible disolución por mandato judicial.

Luego de algunas renuncias en la Asamblea Constitucional, la Hermandad gobernante designó reemplazantes. Siguió una maratón de votación para la Constitución [en], que resultó que todos los 243 artículos de la Constitución se votaran casi unánimemente en una noche. El Presidente Morsi luego impuso que la Constitución se votara a través de un referéndum el 15 de diciembre de 2012, lo que solamente amplió la protesta [en]. Los grupos de oposición han estado pidiendo [en] un retraso, pedido al que amablemente la Hermandad Musulmana y el Presidente han hecho oídos sordos.

Desde entonces, han estado ganando fuerza los llamados a un boicot o –más importante– por un ‘NO’. Han surgido una gran cantidad de documentos que destacan las “32 razones para votar ‘NO’ al anteproyecto de la Constitución” [ar], un volante de dos páginas [ar] y un documento colaborativo en Google Doc [ar] que explican por qué la actual Constitución es peligrosa y perjudicial han estado circulando ampliamente a través de los medios sociales.

Más preocupante aun, la Comisión Suprema Electoral de Egipto pidió [en] la anulación de una ley de 1956 que permite a la gente votar en referéndums públicos independientemente de la circunscripción en la que viven. En otro decreto –definitivamente, uno de los fuertes de Morsi–, el Presidente ha convenido [en] con el pedido de la Comisión Electoral que prohíbe a la gente votar fuera de su distrito electoral, acción denunciada como una manera de limitar los votos de las personas. El incumplimiento de esta nueva regla se sancionará con una multa de LE500 [en] (unos USD80 ). Mohamed Abdelfattah, productor de video y bloguero egipcio bromeó con ironía:

@mfatta7 [en]: Antes de estar de acuerdo con una Constitución, las fuerzas políticas de Egipto deberían tener un artículo vinculante que cancele todo los fines de semana.

Algunos definieron este fomento a la actual incertidumbre política como ‘el punto de no retorno’ [en], y en una perturbadora continuación de los violentos enfrentamientos [en] ocurridos la semana pasada, al ejército también se le concedió [en] autoridad excepcional de arrestar civiles durante el referéndum.

Por su parte, han surgido muchas cuentas de Twitter que están a favor de la HM, y todas recorren la tuitósfera buscando críticos [ar] y haciéndoles la misma pregunta: “Entonces, ¿a qué artículo de la Constitución se oponen?”, y luego tratan de justificar el anteproyecto denunciado como contrario a lod derechos humanos [en]:

@ibrahimbassion1: الدستور الفرنسي الحالي الذى يعد من افضل دساتير العالم،نتيجة التصويت عليه 63%،المواد المعترض عليها تفوق بكثير المختلف عليها في الدستور المصري

@ibrahimbassion1 [ar]: La actual Constitución francesa, considerada una de la mejores del mudno, tuvo el 63% de los votos y eso que tiene muchos más artículos en discusión.

El bloguero egipcio Moftasa muestra [ar] cuánto espacio queda para la discusión con esta imagen de uno de los numerosos materiales de la violencia de la semana pasada:

"So which article do you oppose?"

“Entonces, ¿a qué artículo se oponen?”

Aunque algunas personas discuten la participación en el referéndum, y hacen lo más que pueden para ampliar su voz de votar por el ‘NO’, Wael Abbas del blog independiente blog Misr Digital publicó una filtración [ar, en] de una próxima entrevista al Primer Ministro de Egipto, Hisham Qandil. Sobre la muy condenada estipulación de la ley de la Sharia de la Constitución, se supone que Qandil responde:

La nueva Constitución incorporará una antigua sección que incorpora algunos de los “principios” de la ley de la Sharia. Al mismo tiempo, hará que coptos y judíos acaten sus propias leyes religiosas con respecto a sus asuntos personales, así como será suficientemente amplia como para satisfacer los asuntos seculares.

Aparentemente, el Primer Ministro también está tratando de atenuar los temores de la comunidad internacional de que Egipto se está convirtiendo lentamente en Irán:

Los egipcios tienen una naturaleza especial, son moderadamente religiosos, acogen y aceptan otras culturas, religiones, nacionalidades. El hecho de que el Presidente y la mayoría de la Asamblea Popular sean del Partido Libertad y Justicia –el brazo político de la Hermandad Musulmana– no hace necesario que Egipto será un estado teocrático, al contrario, Egipto es un estado civil y está pasando por una transición democrática, con el objetivo de lograr desarollo en diversos rubros.

Qandil supuestamente, también descarta la “ilógica” postura de la oposición:

En realidad, recibimos bien las negociaciones con otros grupos políticos y de oposición, aunque querían que fueran “negociaciones condicionales” basadas en reanudar la declaración constitucional así como en disolver la Asamblea Constituyente antes de empezar las negociaciones. Esto es ilógico.

Blogueando para ‘Transiciones’, alojado en Foreign Policy, el bloguero egipcio Mohamed ElDahshan concluye oportunamente [en]:

Pintar a la sociedad como una dicotomía pro Islam vs. anti Islam no es una disputa política — es civil. Porque no hay una región, una calle, una familia donde la gente no discrepa sobre política; si esta conversación de mesa de cocina se transforma en una sobre fe, entonces estamos perdidos. Y el daño llegará hasta los más profundos hilos de la sociedad que nos encanta comparar — mayormente gracias a la minoría cristiana que trae algo de diversidad — con un tapiz complejo y firmemente tejido.

Esta es la tela para cuya aclaración la Hermandad está trabajando tiempo extra ahora. ¿Es deliberado o es un error de cálculo terrible? El más reciente fiasco del gobierno (decretar [en] nuevos impuestos y para revocarlos horas después) sugiere que es muy poca la reflexión que hay en la toma de decisiones críticas.

Probablemente, Morsi no es el único que toma las decisiones. Las otras cabezas de la hidra tienen mente propia — y tampoco tienen temor de expresarse (tanto Khairat Al Shater como Mohamed Badie realizaron conferencias de prensa justificando la respuesta del gobierno a los enfrentamientos, aunque no hay ninguna posición oficial del gobierno). Todo esto me hace sentir que el pesimismo está justificado.

La pelota está ahora en las seis manos del presidente. Y esto es mala señal.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.