¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Zambia: Interceptan el teléfono móvil del ministro de Asuntos Exteriores

El ministro de Asuntos Exteriores de Zambia, Given Lubinda, se encuentra bajo presión para dimitir del partido en el poder, Frente Patriótico (FP). El comité disciplinario del partido le acusa de filtrar información a publicaciones online. La acusación se basa en pruebas que presuntamente fueron reunidas a través de la intervención del teléfono móvil del ministro.

El caso de Lubinda, durante mucho tiempo miembro del FP y legislador del cosmopolita distrito de Kabwata (Lusaka), ha atraído la atención de incluso los medios de comunicación estatales, los cuales publican sobre todo información autorizada oficialmente.

Given Lubinda with President Michael Sata

En mejores tiempos, el ministro de Asuntos Exteriores Given Lubinda, a la izquierda, con el presidente Michael Sata. Fotografía cortesía de The Zambian Watchdog.

Pero fue la página web de medios ciudadanos, Zambian Watchdog, la que publicó la escucha telefónica utilizada en la audiencia del comité disciplinario del partido en contra de Lubinda, reabriendo así el debate sobre el uso generalizado de esta técnica contra los ciudadanos de a pie que están siendo forzados, como ya se ha comentado, a registrar sus tarjetas SIM.

The Zambian Watchdog escribe:

And the Watchdog understands that part of the evidence of Lubinda’s links with opposition parties was through wire-taps of his phones, raising concern on the personal security of individuals through the on-going SIM card registration.

Sources close to the disciplinary hearing said Lubinda’s phone conversations were part of the evidence that was used against him though the Kabwata parliamentarian also raised a number of pertinent in his defence of his contacts with some opposition parties.

Y el Watchdog entiende que parte de las pruebas del vínculo de Lubinda con los partidos de la oposición se obtuvieron a través de la intervención de sus teléfonos, aumentando así la preocupación por la seguridad personal de los individuos a causa del registro de tarjetas SIM que se está llevando a cabo.

Fuentes cercanas a la audiencia disciplinaria afirmaron que las conversaciones telefónicas de Lubinda fueron parte de las pruebas que se usaron en su contra, aunque el parlamentario de Kabwata también presentó una serie de pruebas pertinentes en su defensa para explicar sus contactos con algunos partidos opositores.

La historia de The Zambian Watchdog no dice qué organización oficial llevó a cabo la escucha telefónica, pero es bien sabido en Zambia que la agencia de inteligencia que controla la oficina del presidente -en este caso, el presidente Michael Sata, jefe de estado y también líder del partido gobernante- tiene la capacidad de hacerlo y que, además, está involucrada en el registro de las tarjetas SIM.

El tema de la escucha telefónica ha generado mucho debate entre los lectores del periódico online.

Un lector bajo el apodo de Bob escribe [los comentarios en The Zambian Watchdog no tienen enlaces individuales]:

It goes without saying that all MPs and especially opposition politicians are under surveillance through wire-tapping. I need a proper justification as to why I need to register my SIM card. I would rather use a phone without full details of me with the service provider in this case. Imagine everyone registers the SIM cards and a full database is created. Then the powers that be will just scroll down / search the database and find anyone they want and then wire-tap them at their will. By the way, is it not a crime to tap someone’s phones in Zambia?

No hace falta decir que todos los diputados y, especialmente, los políticos de la oposición están bajo vigilancia a través de escuchas telefónicas. Necesito una buena explicación de por qué debo registrar mi tarjeta SIM. Preferiría usar un teléfono móvil sin que el proveedor de servicios lo supiera todo de mí. Imaginen que todo el mundo registra su tarjeta SIM y se crea una base de datos entera. Entonces, los de arriba solo tendrán que desplazarse hacia abajo con el cursor, buscar en la base de datos y encontrarán a quien quieran y les intervendrán el teléfono a su antojo. Por cierto, ¿no se considera delito intervenir el teléfono de alguien en Zambia?

Otro comentarista, El Observador, escribe:

SIM registration is not the issue. If done in good faith, it enhances state security. Imagine someone buying a SIM card to send you death notices, bomb scares, or false rumours about your wife or yourself sleeping around?

The problem is that we now have scoundrels and idiots in Government.

El problema no es el registro de las tarjetas SIM. Si se hace de buena voluntad, mejora la seguridad del Estado. Imaginen que alguien compra una tarjeta SIM para enviarles esquelas de muerte, amenazas de bomba o falsos rumores acerca de su esposa o usted mismo durmiendo en casa ajena.

Ngana advierte sobre las consecuencias de la escucha telefónica:

IT IS UNLAWFUL FOR THE PF GOVERNMENT TO USE THE ZAMBIAN INTELLIGENCE TO SPY ON ITS OWN CITIZENS WHO HAVE DIFFERENT OPINION TO THAT OF MICHAEL SATA. TO DANGEROUS FOR OUR COMFORT, SIMPLE ISSUES SUCH AS THIS COULD LEAD TO CIVIL WAR

Es ilegal que el gobierno del FP use a la Inteligencia zambiana para espiar a los ciudadanos (sus propios ciudadanos) que tienen una opinión distinta a la de Michael Sata. Cuestiones tan simples como esta podrían acabar en guerra civil.

De hecho, si es cierto que el teléfono móvil de Lubinda ha sido interceptado, es motivo de preocupación para todos los ciudadanos a los que se les está exigiendo que registren sus tarjetas SIM con la Agencia de Tecnología de la Información y Comunicación de Zambia (ATICZ), un departamento del gobierno.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.