Luto en Brasil tras el trágico incendio en el municipio de Santa María

El pasado 27 de enero la ciudad universitaria de Santa María, situada en el centro del estado de Río Grande del Sur, sufrió un trágico incendio en la discoteca Kiss. Considerado el segundo incendio más grave en cuanto a número de víctimas en Brasil, el incidente trajo la muerte a cerca de 231 personas, la mayoría jóvenes; el 90% por intoxicación.

El incendio comenzó alrededor de las 2:30 h, cuando el grupo Gurizada Fandangueira actuaba en el escenario durante la fiesta “Agromerados”, organizada por alumnos de la Universidad Federal de Santa Maria (UFSM). El vocalista del grupo encendió una bengala y las chispas alcanzaron el techo. Las llamas se esparcieron rápidamente. Guardias de seguridad e integrantes del grupo intentaron sin éxito apagar el fuego con extintores.

El tumulto comenzó al grito de “fuego”; un cortocircuito apagó la luz y, sin indicaciones de salida, muchos se perdieron por el camino. Algunos fueron a parar a los servicios. La discoteca no tenía salida de emergencia: sólo había un punto de acceso que funcionaba como entrada y salida. Las primeras personas que llegaron a esa única puerta se encontraron con otra barrera: los guardias de seguridad, que impidieron que la gente saliera sin pagar. Incluso después de que se despejara la salida, bomberos y voluntarios tuvieron que romper las paredes de la discoteca para abrir el paso y dejar salir parte de la humareda del interior.

Boate Kiss depois do incêndio. Imagem partilhada no blog Sobre Isso.

La discoteca Kiss después del incendio. Imagen publicada en el blog Sobre Isso.

Un artículo en Veja [pt] cita el “aterrador” testimonio de un superviviente en Facebook. Ezequiel Real [pt] dice:

Acompanhei o início do fogo que veio das faíscas do sparkles e se propagou pelo teto nas esponjas do isolamento acústico. Não me apavorei porque não achei que poderia lidar com a situação, mas vi muita gente entrar em pânico, cair e desmaiar umas por cima das outras, era um mar de gente descontrolada. Vi que muita gente em crise acessou a porta mais próxima, que era a do banheiro e se alojaram lá dentro. Vi o pessoal que trabalhava se escondendo até dentro de freezers! Quando vi que não tinha mais jeito de sair pela saída principal dei a volta na área Vip e sai pela lateral empurrando e pisando por cima de muita gente, acredito que não sairia se não fosse pela força que utilizei para passar pelas pessoas, ao sair olhava para baixo e via que pisava e cruzava por cima de mulheres e homens desmaiados.

Vi el origen del fuego que surgió por las chispas de la bengala y se propagó por el techo a través de la espuma de aislamiento acústico. Traté de no asustarme porque no creí que pudiera lidiar con la situación si lo hacía, pero vi a mucha gente entrar en pánico, caerse y desmayarse unos encima de otros; era un mar de gente descontrolada. Vi que mucha gente exaltada llegó hasta la puerta más cercana, que era la del baño, y se metió allí dentro. Vi al personal que trabajaba allí escondiéndose hasta dentro de los congeladores. Cuando vi que ya no había manera de salir por la salida principal, di la vuelta hacia la zona VIP y salí por el lateral empujando y pasando por encima de mucha gente, reconozco que no habría salido si no hubiera sido por la fuerza que utilicé para pasar a través de la gente; al salir miraba hacia abajo y veía que iba pisando y pasando por encima de mujeres y hombres desmayados.

Imagem postada na página  facebook Salve o Planeta! (partilhada 13.256 vezes). Voluntários quebram paredes com picaretas para ajudar na tragédia.

Imagen publicada en la página de facebook “Salve o Planeta!” (compartida 13.256 veces). Voluntarios rompen paredes con picos para ayudar en la tragedia. (Utilizada con permiso).

La estrechez de la calle y los coches aparcados dificultaron el rescate. Al intentar entrar, los bomberos se encontraron con una barrera de cuerpos justo en la puerta; eran las víctimas que habían intentado salir. Los soldados tuvieron que abrirse camino entre los cuerpos para tratar de llegar hasta la gente que todavía agonizaba. Había muchos móviles sonando al mismo tiempo; eran parientes y amigos en busca de información.

Pasado el drama en la discoteca, la desesperación se trasladó al Centro Deportivo Municipal, donde se llevaron los cuerpos de las víctimas. Con la voz embargada por la emoción, Carlos Walau, un voluntario que ayudó en el trabajo de identificación de los cuerpos, cuenta al Diario Zero Hora [pt]:

Transportei o corpo de uma menina que estava com um celular que não parava de tocar. Deu sinal de mensagem, li e era a mãe dela perguntando onde ela estava

Trasladé el cuerpo de una chica que llevaba un móvil que no dejaba de sonar. Sonó tono de mensaje, lo leí y era su madre preguntando dónde estaba.

El diario online Meio bit hizo una crítica a las redes sociales a través del post: Tragedia en Santa María. ¿Dónde está el poder de las redes sociales? [pt] relatando la falta de sensibilidad y solidaridad humana, así como la cantidad de “basura” y “ruido” hallados en una situación donde lo más importante era transmitir información sobre lo ocurrido y sobre cómo ayudar de la mejor manera posible:

(…) Sempre encontramos pessoas dispostas a ajudar, divulgando links, telefones, fazendo doações e algumas se voluntariando in loco (algo que não é possível para a maioria, por questões geográficas). Mas a tal da revolução silenciosa das redes sociais passa despercebida diante da enxurrada de bobagem que circula pelas redes. Em questão de minutos, o Facebook estava inundado de montagens religiosas, de pessoas culpando e condenando o dono da boate, dizendo que a polícia agiu errado, fazendo afirmações levianas sobre um assunto que desconheciam, motivadas sabe-se lá pelo quê. Se você pretende ajudar de alguma forma, neste link estão reunidas todas as informações necessárias.

(…) Siempre encontramos gente dispuesta a ayudar, divulgando enlaces, teléfonos, haciendo donativos y algunos como voluntarios in loco (algo que no es posible para la mayoría por motivos geográficos). Pero esta revolución silenciosa en las redes sociales pasa desapercibida ante el torrente de estupideces que circula por las redes. En cuestión de minutos, Facebook estaba inundado de montajes religiosos, de gente culpando y condenando al dueño de la discoteca, diciendo que la policía actuó mal, haciendo afirmaciones a la ligera sobre un asunto que desconocían, motivados a saber por qué. Si usted quiere ayudar de alguna manera, en este enlace [pt] se encuentra toda la información necesaria.

Imagem de jeangalvao no instagram, #santamaria

Viñeta de Jean Galvão para A Folha. Compartido en Instagram #santamaria (utilizada con permiso).

Se ha constatado que la licencia de control de incendios de la discoteca había vencido en agosto de 2012. La web Direito e Trabalho publicó una entrada titulada Santa María o el Juego de la Muerte [pt], en la que señala graves problemas como la negligencia de los implicados, la falta de inspecciones y la impunidad, y declara entre otras cosas:

(…) com certeza muitos serão indiciados, muitos condenados pela opinião pública, mas poucos pela Justiça. A culpada pela tragédia é a cultura do “jeitinho”, a cultura do “amanhã eu faço”, a cultura do “vamos do jeito que dá”, do “o que eu vou ganhar com isso?”, do “o que eu vou perder com isso?” E, principalmente, a nossa cultura jurídico-administrativa. A administrativa que não fiscaliza, a jurídica que não pune. (…) Agora, diante da tragédia, o que podem esperar os responsáveis? (…) O máximo que poderemos ter, após muito tempo é um processo criminal por crime culposo and a sentencing e a condenação em cestas básicas. (…)

(…) seguramente muchos serán denunciados, muchos condenados por la opinión pública, pero pocos por la Justicia. La culpable de la tragedia es la cultura del “apañito”, la cultura del “mañana lo hago”, la cultura del “lo hacemos como se pueda”, del “¿qué gano yo con eso?”, del “¿qué pierdo yo con eso?”. Y, principalmente, nuestra cultura jurídico-administrativa. La administrativa que no inspecciona, la jurídica que no castiga. (…) Ahora, frente a la tragedia, ¿qué pueden esperar los responsables? (…) Lo máximo que podremos conseguir, después de mucho tiempo, es un proceso criminal por crimen involuntario y una condena simbólica. (…)

Se ha lanzado una petición Avaaz [pt] para que se cree una legislación con la finalidad de abolir totalmente la pirotecnia en espacios cerrados como discotecas y salas de espectáculos.

La Copa del Mundo y las Olimpiadas han sido mencionados en el portal de la BBC [pt]. En la web, el editor de la cadena en São Paulo, Gary Duffy, ha dicho que los eventos deben ejercer más presión sobre el gobierno brasileño para reforzar las normas de seguridad y las inspecciones de locales públicos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.