¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Acusaciones de pedofilia y violación inundan con crueldad la RuNet

Internet, se mire por donde se mire, es un lugar extraño poblado por gente extraña. En las últimas semanas, el Internet Ruso —a menudo el típico refugio de camarillas en línea y conspiradores— ha desencadenado los diques de una RuNet “extraña” e inundada por una nueva intensidad de raras recriminaciones morales. Detrás de este furor se encuentra el bloguero más popular de Rusia, Rustem Adagamov, cuya ex mujer, Tatiana Delsal, lo acusó de cometer estupro hace unos diez años cuando se casaron y vivían en Noruega. En los seis días desde que RuNet Echo informó por primera vez de esta noticia, la situación de Adagamov se ha desarrollado (o deteriorado, dependiendo de la perspectiva) con bastante rapidez.

Mala semana para Adagamov

Hasta el 10 de enero, las alegaciones de pedofilia y estupro contra Adagamov se quedaban en un asunto de Internet. Las afirmaciones de su ex mujer estaban recluidas en un oscuro post en YouTube [ru] y en el blog [ru] de un bloguero notoriamente contrario a la oposición. Eso cambió cuando Delsal concedió entrevistas a los medios afines al gobierno (y ampliamente difundidos), el periódico Izvestia [ru] y el canal de televisión por cable informativo RT [ru]. Como condición para conceder las entrevistas Delsal insistió en que Izvestia y RT transmitieran sus afirmaciones a investigadores federales como un cargo oficial. Un día más tarde, hasta el Canal Uno [ru] controlado por el estado de Rusia informó de las acusaciones de Delsal, retransmitiendo vídeos de su entrevista con RT.

Rustem Adagamov (bloguea como drugoi), asistiendo a una manifestación en Moscú el 12 de junio de 2012. Imagen de Ilya Schurov, CC 2.0.

Según un tuiteo [ru] de la jefa de RT Margarita Simonyan, el comité de investigación de Rusia anunció una investigación criminal de los cargos de Delsal —incluso antes de que RT terminara de hacer el borrador de una solicitud oficial de su parte.

Casi a la misma vez que aparecía Delsal en televisión y en la prensa, el Ministerio de cultura de Rusia borró silenciosamente el nombre de Adagamov de la lista [ru] de miembros del Consejo Público. La funcionaria del Ministerio Yulia Zazulina dijo a los periodistas [ru] que el nombre de Adagamov estaba atrayendo demasiadas visitas a la web que “producían dificultades técnicas en el funcionamiento del sitio”. Ya antes esa semana, el banco del estado VTB y la empresa de telecomunicaciones MegaFon anunciaron que no renovarían los contratos promocionales [ru] con Adagamov, provocando que el periódico Izvestia comparase [ru] al principal bloguero de Rusia con la estrella de los deportes Tiger Woods, quienes perdieron de forma similar empresas patrocinadoras importantes tras un escándalo sexual. (Algunos blogueros [ru] creen que este ataque financiero fue la clave de la tormenta mediática actual.)

Luego, el 11 de enero, el mismo director de LiveJournal, Ilya Dronov, anunció [ru] que el guardia del gobierno de la lista negra del Internet en Rusia, Roskomnadzor, ahora pide a LJ que bloquee el acceso al post [ru] 26 de marzo de 2012 de Adagamov sobre una inmolación en la India. (El post, con fotografías inquietantes está accesible a los usuarios de la web dentro de Rusia, aunque a través de los proxys se puede acceder con facilidad. Los visitantes que no estén en Rusia primero deben verificar que son mayores de dieciocho años.) El compañero del Consejo de Coordinación de Adagamov y amigo bloguero Alexey Navalny al instante  republicó [ru] las fotos de la inmolación en solidaridad, explicando que está “probando” a ver si Roskomnadzor inhabilitaría su post también. (Hasta ahora el acceso sigue sin problemas).

Arrastrado al barro

Los múltiples frentes de asalto a la reputación y subsistencia de Adagamov convencieron a muchos de que este es un ataque dirigido por sus enemigos del Kremlin. Es más, Adagamov compartió (e hizo privado más tarde) en Facebook un informe [ru] de Lenta.ru bastante solidario del Sultan Suleimanov, quien caracteriza (quizás con exactitud) los comentarios de la entrevista y las declaraciones previas de Internet como inconsistentes y contradictorias.

Por ejemplo, en un post [ru] de LiveJournal el 27 de diciembre de 2012, Delsal declaró claramente que acusó a Adagamov de violar el artículo 132, apartado 4(b) del Código penal de Rusia [en], que prohíbe “actos sexuales violentos” contra personas menores de catorce años. Delsal contó a Izvestia, sin embargo, que en realidad Adagamov “violó” a una amiga de la familia durante más de cuatro años (entre los 12 y los 16 años) comenzando en 2003. (El artículo 131 del código penal, que estipula sentencias de prisión prácticamente idénticas, cubre las violaciones).

Suleimanov, junto con el portal de tendencia liberal NewsRu.com portal [ru], también enlazó a un post de un blog [ru] del periodista Dmitri Gubin, que criticó la entrevista de RT por falta de profesionalidad y ausencia de preguntas directas. Suleimanov también acusó a Izvestia de ser un pistolero a sueldo, apuntando su participación “más activa” en la propagación de los recientes problemas de Adagamov con VTB y MegaFon.

¿Quiénes SON estas personas?

Lo verdaderamente raro del escándalo de Adagamov ha sido la repungancia por todas partes. Si los que acusaron a Adagamov fueran una panda de mentirosos, su inmoralidad queda clara. Esa situación significaría que alguien sobornó o engaño a su ex mujer para que presentara cargos, todo para destruir la vida un simple fotobloguero de la oposición.

Esta teoría de la conspiración es bastante aburrida para la política rusa —culpar al Kremlin por una campaña de “relaciones públicas negras” es tanto un viejo truco como una defensa plausible. Algunos blogueros se toman muy a pecho el concepto de los “engranajes”, como Valery Lebedev, que el 6 de enero publicó [ru] una teoría elaborada de que el director de LJ Ilya Dronov está asociado con activistas ortodoxos rusos para censurar material anticlerical como el de Adagamov.

El 8 de enero de 2013, Delsal, por su parte, animó [en] a los lectores de LJ a que firmaran una petición [ru] para “Proteger a nuestros hijos” que mezcla de forma irresponsable los cargos de pedofilia contra Adagamov con su conocido apoyo a los derechos de los LGBT, anunciando:

Как заинтересованный человек, как активист родительского движения прошу провести проверку фактов в отношении Адагамова Рустема Ринатовича, поскольку его влияние на информационную среду Интернета весьма велико, он часто освещает «детские вопросы», при этом известна его открытая поддержка лиц с девиантным поведением.

Como parte interesada, [y] como activista del movimiento de los padres, pido [a los investigadores federales] que investiguen los hechos que rodean a Rustem Adagamov, desde el momento en el que se alzó su influencia en la red y a menudo se dirige a los “asuntos de los niños”, al mismo tiempo que es conocido por su abierto apoyo a las personas de conducta desviada.

Dmitri Gubin, mientras, simula “agnosticismo” sobre la culpabilidad de Adagamov, pero inmediatamente muestra su apoyo por la bloguera junto con su poderosa insensatez hacia una joven mujer que podría haber sido violada. Por ejemplo, “inocentemente” planteó [ru] las siguientes preguntas:

Сразу, чтобы пресечь такое обсуждение здесь: я в отношении этого обвинения агностик. Совратил Адагамов ребенка? – не знаю. Совратил ребенок Адагамова? – не знаю. Политическое это дело, поскольку Адагамов член КС? – не знаю. Месть бывшей жены? девичьи фантазии? шантаж? – не знаю, не знаю, не знаю.

Ahora mismo, para poner fin a cualquier discusión aquí diré que soy agnóstico en este asunto. ¿Adagamov sedujo a un niño? No lo sé. ¿Un niño sedujo a Adagamov? No lo sé. ¿Es este caso político en lo que respecta a Adagamov como miembro del consejo de coordinación de la oposición? No lo sé. ¿Es una venganza de su ex mujer? ¿Es una pequeña fantasía? ¿Es chantaje? No lo sé. No lo sé. No lo sé.

En los comentarios del post de Gubin, algunos lectores hicieron más especulaciones [ru] sobre las motivaciones de los niños. El usuario de  LJ doctor_notes anunció que tiene “la sensación” de que las acusaciones son producto de alguna “drogadicta de 27 años”. Añadió que “esta suposición explica instantáneamente todo lo ocurrido”. En un tuiteo al día siguiente, el mismo Gubin especuló [ru] sobre la identidad de la chica en cuestión y reveló su nombre, así como se quejó de que la policía noruega debería dirigir la investigación en lugar de los periodistas.

La actitud despreocupada de Gubin sobre el anonimato de la víctima y las sospechas sin fundamento de los lectores de que probablemente sea adicta a los narcóticos mostraron la preocupante reaparición de un fenómeno en la sociedad rusa. En otro escándalo que emergió a finales de diciembre de 2012, Alexey Navalny publicó fotos comprometedoras del hijo menor de edad de un diputado de la Duma. Para defender las acciones de Navalny, la oposicionista Maria Baronova se peleó [ru] con el bloguero Maksim Kononenko en Twitter, insinuando en un momento que los menores físicamente desarrollados son válidos para la sexualización:

Максим Кононенко: быстро же навальный научился использовать детей столь же ловко, как их используют депутаты.
Мария Баронова: А ты думал мы забудем? Ты думал родители не помнят? Кстати, каких ДЕТЕЙ он трогал? С пятым размером?

Maksim Kononenko: Navalny seguro que aprendió rápido a utilizar a los niños con tanta astucia como los diputados [de la Duma].
Maria Baronova: ¿Y pensó que lo olvidaríamos? ¿Pensó que los padres no lo recordarían? Por cierto ¿qué tipo de NIÑAS utilizó [Navalny]?¿Con la talla E [de pecho]?

En relación con la historia de Adagamov, el 11 de enero, el editor jefe de Ekho Moskvy, Alexey Venediktov, citó [ru] el post de Gubin como una crítica razonable a la entrevista de RT. Sin embargo, al entrar en el Venediktov también recordó a los blogueros [ru] que hacía años él se confesó culpable de estupro. Es más, en una entrevista en noviembre de 2007 [ru] con la revista rusa Maxim, Venediktov (quizás exagerando su pasado en beneficio de una revista de hombres) reveló que tuvo relaciones sexuales con estudiantes de instituto menores de edad cuando era profesor, al final de su juventud. Cuando se le pidió que nombrara sus primeros pecados, Venediktov mencionó “sexo con chicas de instituto.” Continuó explicando que una relación sexual entre una estudiante de 17 años y un profesor de 22 no era nada raro y concluyó [ru]:

Не могу сказать, что я пользовался бешеным успехом, но романы случались. Это были романы, которые включали в себя иногда и секс.

No puedo decir que gocé de un gran éxito, pero hubo algunos romances que a veces incluyeron sexo.

La revelación de Venediktov puede haber sido olvidada, aunque no por Vladimir Pozner, quien casi tres años más tarde interrogó a Venediktov sobre el tema cuando se encontraron en la televisión nacional en octubre de 2010. En aquel intercambio [ru], Venediktov primero intentó esquivar las preguntas de Pozner (alegando que no vivía en el Oeste y no debería estar sujeto a la piedad del Oeste). Como Pozner no cedió, Venediktov afirmó solo haber descrito un “problema social” en su entrevista con Maxim y no su propia experiencia personal.

Los héroes no existen

En esta vorágine de sexismo, polémica y conspiración es difícil saber qué creer. Desde luego, la campaña contra Adagamov está sospechosamente bien coordinada —puede que hasta coreografiada. Los recién llegados a la historia esperan encontrar una falange de cibernautas informados y discrepantes uniéndose contra un Adagamov herido, pero la realidad es que la decencia no penetró en este escándalo. La basura de la falta de respeto y la inconsistencia apesta sobre todo el mundo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.