¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

De un suspiro a un grito: el sexismo persiste en Alemania

El 25 de enero hubo una protesta en la blogósfera alemana. Todo comenzó con un artículo de la periodista Laura Himmelreich en la revista Stern [de] donde habló de un encuentro con el político Rainer Brüderle del FDP (siglas en alemán del Partido Democrático Liberal], donde hacía comentarios sobre sus pechos y se acercó inapropiadamente a ella. La experiencia de Himmelreich es solamente uno de los episodios del sexismo de todos los días.

Los usuarios de Twitter recurrieron a la etiqueta #aufschrei [grito] para contar sus experiencias cotidianas con el sexismo, los acosos sexuales e incluso sus abusos. Acá algunos tuits:

@terrorzicke: Der Prof, der mir auf der Erasmus-Party zuraunte “I want to see you naked!” #aufschrei #England

@terrorzicke [de]: El profesor me susurró en una fiesta Erasmus “¡Quiero verte desnuda!” #aufschrei #England [Inglaterra]

@Ine_12e: Ich näh die Dammnaht enger als vorher, da wird ihr Mann sich sicher drüber freuen. Arzt nach Geburt #aufschrei

@Ine_12e [de]: Hago la costura más estrecha que antes, esto deberá hacer más feliz a tu esposo. El médico después de dar a luz. #aufschrei

Aufschrei

Arte callejero en Karlsruhe. Foto de Flickr de theodoritsis (CC BY-ND 2.0).

@KatiKuersch: Der Vorgesetzte, der mir sagte, ich müsse nur mal flachgelegt werden, dann ginge es mir psychisch sicher besser. #aufschrei

@KatiKuersch:[de]: El supervisor me dijo que debo echarme, que es mejor para mi psiquis. #aufschrei

@marthadear: der vater einer schulfreundin, der auf ihrer geburtstagsfeier all ihren freundinnen poklappse gab. ich habe mich immer versteckt. #aufschrei

@marthadear [de]: El papá de una amiga del colegio tocó el trasero a todas en la fiesta por su cumpleaños. Yo me escondí. #aufschrei

@Wendelherz: Wie ich anfangs das Gefühl hatte, gar nix beisteuern zu können, und dann nach und nach alles hochkommt und ich kotzen möchte. #aufschrei

@Wendelherz: Desde el comienzo sentí que no podía colaborar, después poco a poco, todo vino y me dieron ganas de vomitar. #aufschrei

hanhaiwen: Und all die Leute die auf solche Vorfälle jemals mit einem verständnislosen „ja und?“ reagiert haben. #aufschrei

hanhaiwen [de]: Y toda la gente que ha pasado por este tipo de incidentes, ha reaccionado sin comprender con un “si, ¿y?“ #aufschrei

@sincerelyjurs: Und immer wieder das Gefühl, sexistische Situationen nicht als solche benennen zu dürfen, um nicht als Spaßbremse dazustehen. #aufschrei

@sincerelyjurs [de]: Y siempre de nuevo la misma sensación, la situación sexista a la que no se llama por su nombre, para no quedar como una aguafiestas. #aufschrei

MmeCoquelicot: Es geht nicht darum, dass ich mich nicht wehren KANN. Es geht darum, dass ich es nicht ständig müssen sollte. #aufschrei

MmeCoquelicot: No se trata de que no pueda defenderme. Se trata de que esto no puede seguir. #aufschrei

El sexismo no es un problema, es lo que piensan muchos alemanes. Que esto no es así lo demuestran los tuits con la etiqueta #aufschrei. Revelan que el asunto es todavía bastante frecuente. Journelle tuitea [de]:

Was ich an #aufschrei mag,ist,dass dieser “Minisexismus” in der Masse mal sein ganzes hässliches Gesicht zeigt und nicht runtergespielt wird.

Lo que me gusta de #aufschrei es que está atrayendo mucha y muy merecida atención a esos horribles casos de sexismo que, de otra manera, no se les daría importancia o pasarían desapercibidos.

Antje Schrupp escribe [de] sobre el valor de las noticias acerca del sexismo y con eso llega a la causa este debate:

Auch viele Männer, die sich selbst gegenüber Frauen völlig korrekt verhalten, dachten bis vorgestern: Das ist zwar nicht schön, aber doch keine Nachricht – und suchten deshalb nach “Nebengründen”, die diese Veröffentlichung erklären könnten.

Es braucht aber keine weiteren Gründe, um so eine Story zu veröffentlichen, denn es gibt inzwischen massenweise Frauen und auch Männer, die das durchaus für eine Nachricht halten. Die sexuelle Belästigung keineswegs für eine Lappalie halten, auch dann nicht, wenn sie sich auf “niedrigem Niveau” abspielt.

A pesar de la naturaleza desagradable de estos incidentes, hasta anteayer, muchos hombres no lo hubieran considerado como noticia, ni los que tratan a la mujer con dignidad y respeto. Como resultado, han estado tratando de tener razones adicionales para justificar la publicación de estos incidentes.
Pero las masas de mujeres consideran noticia los informes de este tipo, y también los hombres y por eso no necesitan justificaciones adicionales para que se publiquen. El acoso sexual de cualquier tipo o forma no es para nada un asunto insignificante.

Como suele suceder en este tipo de debates, los desinformados e ignorantes también tienen algo que decir. Acá algunos de los más amistosos comentarios en Twitter criticando o ridiculizando la campaña:

@robby_eberlein: #aufschrei Wie langweilig und trostlos muss der Alltag sein wenn man sich über solchen Nonsens dermassen aufregen kann…..

@robby_eberlein [de]: #aufschrei Qué aburrida y desolada debe ser la rutina diaria cuando te pueden molestar tanto estas tonterías…

Meike Lobo critica [de] en su blog, entre otras cosas, el amplio significado de sexismo, abuso o violencia sexual:

Die Vermischung dieser Schlagworte überdramatisiert das Eine und — weitaus schlimmer — bagatellisiert das Andere. Die Grundhaltung mag bei allem eine ähnliche sein, nämlich die Objektifizierung des Gegenübers, aber das ist nach meinem Empfinden auch alles.
Kindesmissbrauch und Vergewaltigung sind schwerste Verbrechen und allein schon dadurch ganz klar zu trennen von Sexismus, der zwar oft unangenehm, schmierig und geschmacklos, aber eben kein Verbrechen ist. Solche schlimmen Verbrechen für die Lösung eines sozialen Problems zu missbrauchen, empfinde ich als Ohrfeige ins Gesicht aller Opfer sexueller Gewalt (sie selbst mögen das freilich anders empfinden).

La combinación de estas palabras pegadizas dramatizan a unas y —peor aun— hacen triviales a otras. La principal idea detrás del uso de estas palabras puede ser similar, como la cosificación de la persona sometida a esto, pero hasta donde sé, eso es todo…
El abuso infantil y la violación son delitos graves y separados de manera clara del sexismo, el cual aunque desagradable, sucio y de mal gusto, no es de por si un delito. Siento que abusar de crimenes tan terribles para solucionar un problema social es como un mazazo en la cara de las víctimas de violencia sexual (aunque ella mismas pueden pensar de manera diferente).

Hombres perspicaces

Algunos hombres se muestran arrepentidos y enfáticos, y han prometido en adelante reaccionar más sensitivamente a este tema.

John [de] tuitea:

@einbequemesbrot: Schon krass, dass es heute noch so zugeht. Werde in Zukunft aufmerksamer sein. #Aufschrei

@einbequemesbrot [de]: Es bastante malo que esto siga ocurriendo en nuestros tiempos. En el futuro hay que estar más atentos. #Aufschrei

Alf Frommer informa en su blog siegstyle.de [de] sobre su cambio de opinión, producto de la discusión:

Es steckt eben in jedem ein Brüderle. Eine Zoten-König oder ein Blicke-Belästiger. Ich sollte mein Verhalten überprüfen, auch wenn ich von mir selbst niemals annehmen würde, ich wäre ein Sexist. Aber vielleicht ist das gerade die Gefahr: ich halte mich für einen modernen Mann, der Frauen ernst nimmt und für die Gleichberechtigung und die Frauen-Quote eintritt. Trotzdem bin ich in einigen Dingen nicht besser als ein Ol’ Dirty Brüderle oder ein Franz-Josef Wagner, der eine Bildungsministerin zunächst mal nach dem Äußeren bewertet.

Daher bin ich froh über die Diskussion – weil ich darin in erster Linie eine Aufforderung sehe, mich selbst zu überprüfen.

Hay un Brüderle [político del partido FDP] escondido en todos. Un maestro de las bromas sucias o un viejo pervertido. En verdad debería ver mi propio comportamiento, aun cuando nunca me consideraría sexista. Pero tal vez es acá donde está el peligro. Me considero un hombre moderno, que toma a las mujeres en serio y apoya la igualdad de género. No obstante, como alguien que, por lo menos al inicio, juzgó a la Secretaria de Educación basándome solamente en su apariencia, de algún modo no soy mejor que el Viejo Brüderle o un Franz-Josef Wagner [columnista alemán conocido por ser sexista].
Es por eso que me complace la actual discusión. La veo como una manera de reevaluarme a mí y a mi propio comportamiento.

También, los medios de comunicación informaron la tarde del 25 de enero sobre el debate en Twitter. Por ejemplo, Handelsblatt [de] o Spiegel [de]. Mientras tanto, el debate llegó a todo tipo de medios. En el horario estelar de televisión, la cadena pública informó al respecto y en la charla política de la noche del domingo, sexistas y feministas argumentaron sobre la terminología y si hay un problema de sexismo.

El debate sobre el sexismo parece haber alcanzado grandes proporciones, pues son muchos los asuntos que contiene. Los alemanes creen que como sociedad moderna, cosas como los estereotipos sexistas y de género, han quedado atrás. Lo expresado en Twitter contradice esta creencia, conduce a acalorados debates, con mucho celo, con las emociones al tope y a veces con muy poco respeto.

Por su parte, las etiquetas de Twitter también tienen dimensión internacional: #outcry [en; clamor] y #assez [fr; basta].

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.