¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

El caso Somyot enciende el debate sobre lesa majestad en Tailandia

Después de haber estado detenido por 21 meses y de habérsele denegado la libertad bajo fianza 12 veces, el Tribunal Criminal de Bangkok encontró al activista Somyot Prueksakasemsuk culpable de violar la ley de Lesa Majestad (insulto contra la realeza). Como editor de la revista Voice of Taksin (prohibida en 2010), a Somyot le recayó una sentencia de 10 años de cárcel por publicar artículos que “insultaban” a la monarquía. Piangtawan Phanprasit hizo una traducción extraoficial del veredicto sumario [en]:

Por lo tanto, los contenidos de los artículos constituyen actos de difamación, insulto y amenaza a Su Majestad el Rey. El hecho de que el acusado haya publicado, distribuido y divulgado los artículos, indica la intención de difamar, insultar y amenazar a Su Majestad en violación del artículo 112 del Código Penal. La publicación de dos números en momentos diferentes, configura la comision de dos delitos diferentes.

El veredicto dejó atónitas a las organizaciones de derechos humanos y a los grupos mundiales de medios, los cuales inmediatamente condenaron el fallo del tribunal como un ataque a la libertad de expresión.

Bangkok Pundit enlaza a un artículo que advirtió que el caso Somyot fue la tercera condena por el delito de lesa majestad [eng] en el último mes:

Bien, pese a que hay menos casos y que el año pasado fue un año relativamente “bueno” en cuanto al número de personas que recibieron sentencias de prisión por delitos de lesa majestad, esta es la tercera condena en el último mes. La lesa majestad está nuevamente en la agenda por ahora (por lo menos). Esta es una condena de lesa majestad por un insulto o declaración difamatoria y no una amenaza

Ha habido actitudes cambiantes hacia la lesa majestad en los últimos cinco años. No obstante, como se vio con otro retraso de la reforma constitucional, el gobierno está dejando al margen todos los temas que podrían conducir a una confrontación.

Students call for Somyot's release during a university football match. Photo from @anuthee

Estudiantes reclaman la liberación de Somyot durante un partido de fútbol universitario. Foto de @anuthee

Saksith Saiyasombut reconoció la importancia de la protesta estudiantil [en] contra la polémica ley:

Esto es absolutamente extraordinario, ya que los estudiantes (o gente joven en general), realmente no son percibidos públicamente como interesados y activos en la política (a diferencia de lo que ocurría en el pasado). Y la Universidad Thammasat luchando consigo misma por encima de su postura con respecto a la lesa majestad

Mientras las posibilidades de un cambio juridico real de la ley de Lesa Majestad son aún improbables gracias a un gobierno no dispuesto – pese a su base de votantes “camisas rojas”- todas estas historias muestran que el discurso público sobre la lesa majestad todavía está muy vivo y continúa.

Escribiendo para el blog de los Camisas Rojas, Ratch da a entender que Somyot podría llegar a recibir una amnistía [en] del gobierno:

Considerando la naturaleza política del caso Somyot, el UDD espera que el proyecto de decreto de amnistía propuesto le sería aplicable. El proyecto de decreto establece que “todas las personas que hayan sido acusadas de cometer algún delito originado en el conflicto político entre el 1º de enero de 2006 y el 31 de diciembre de 2012″ deberían ser liberadas inmediatamente.

La Cross Cultural Foundation recomienda la reforma [en] del artículo 112, que a menudo se describe como la medida de Lesa Majestad más severa del mundo:

El gobierno debería hacer el intento de enmendar el artículo 112 del Código Penal, haciéndolo más apropiado y proporcionado a un sistema democrático y conforme a la obligación internacional de Tailandia con respecto al artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP). En particular, se deberían ajustar las penas de manera que reflejen la genuina gravedad del delito. No es posible preservar la monarquía mediante la aplicación de normas jurídicas draconianas y no democráticas.

Students protest against the controversial Lese Majeste law. Photo from Flickr page of Prachatai

Estudiantes protestan contra la polémica ley de Lesa Majestad. Foto de la página de Prachatai en Flickr

Holger Grafen hace una traducción extraoficial del discurso del Dr. Tul Sittisomwong, quien apoya [en] la ley de Lesa Majestad de Tailandia:

En la sociedad tailandesa pensamos que si alguien difama, insulta y amenaza al rey, no es aceptable en esta sociedad. Y declaramos que el encarcelamiento es mayor que el pasado, 3 a 15 años, para decir que una gran pena y que por favor no lo hagan.

Así que ese es el punto. No es sólo el caso Somyot. Son todos los que difaman, insultan o amenazan al rey, a la reina.

Por qué, por qué el pueblo tailandés o la sociedad tailandesa aceptan que no se trata del derecho humano, no se trata de la libertad de expresión.

Brad Adams, Director de Human Rights Watch para Asia, describe el fallo como un golpe al derecho a la libertad de expresión [en]:

Los tribunales parecen haber adoptado el rol de principal protector de la monarquía a expensas del derecho a la libertad de expresión

El fallo del tribunal parece tener más que ver con el fuerte apoyo de Somyot a la enmienda de la ley de Lesa Majestad que con cualquier daño sufrido por la monarquía.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.