- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Perú: Inseguridad en Lima ¿realidad o falsa percepción?

Categorías: Latinoamérica, Perú, Gobernabilidad, Periodismo y medios

En las últimas semanas un aumento de hechos delictivos [1] en la ciudad de Lima y el país en general, ha traído el tema de la seguridad ciudadana nuevamente a debate.

Pero han sido dos casos los que han tenido mayor exposición en los medios. Primero fue el asalto a mano armada [2] a una notaría donde se estaba desarrollando una transacción comercial, que dejó el saldo de un muerto, un herido de bala, y el robo de 160,000 soles. Luego el asesinato de un periodista [3] en la puerta de su casa, en circunstancias que aún no terminan de aclararse.

Las primeras reacciones se dirigen contra [4] el gobierno, por su aparente inacción y descuido para combatir la delincuencia. Ante lo cual, el Ministro del Interior declaró [5], durante una ceremonia de inauguración [6] de 100 nuevos patrulleros, que esto no es cierto y “descartó que la criminalidad vaya a poner al país en una situación de riesgo”. Paralelamente el Ministro de Justicia anunció [7] que se evalúa aplicar cadena perpetua contra los delincuentes.

Foto de fokus Lima en Flickr, bajo licencia Creative Commons  (CC BY-NC-ND 2.0) [8]

Foto de fokus Lima en Flickr, bajo licencia Creative Commons (CC BY-NC-ND 2.0)

No todos han quedado convencidos sin embargo. Un columnista del diario Correo opina [9] que “Llama la atención que el Estado haya reaccionado recién ayer y que como gran cosa anuncie medidas que ojalá sirvan.” Y aunque se afirma [10] que la criminalidad aumenta y la sensación de inseguridad ciudadana se profundiza, el Primer Ministro indicó [11] que no cree que sea necesario declarar en emergencia la seguridad ciudadana, sobre todo para evitar la corrupción en las compras y contrataciones policiales.

De hecho, un reciente informe [12] del INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática), con datos del segundo semestre del año pasado, señala que del 2011 al 2012, se ha reducido en 6,8% los peruanos víctimas de algún hecho delictivo (de 45,1% a 38,3%) y el robo o intento de robo de viviendas ha pasado de 19,9 a 16,8% (-3,1%). Por otra parte en Lima las víctimas de algún hecho delictivo pasaron del 48,4 al 39,9%, y en cuanto a homicidios Lima está lejos [13] de ser la ciudad peruana con mayor índice de asesinatos [14].

Al respecto el abogado Martín Soto Florián repasa en su blog estas estadísticas y menciona que “la tendencia no es el aumento del crimen y la delincuencia […], sino lo contrario”, añadiendo [15] que:

hacerle el juego a la inseguridad ciudadana y meter miedo, es algo no solo peligroso sino contraproducente: podría terminar incentivando medidas populistas y poco técnicas.

Entonces ¿por qué la percepción de inseguridad [16] en la población es de 86.7%? probablemente se deba a que los hechos delictivos violentos a mano armada, como los arriba citados, han tenido un ligero incremento [17] pero también a que han sido quizás exageradamente cubiertos por los medios, a un nivel que incluso ha ocasionado quejas de un colectivo de reporteros [18] quienes dicen [19] que se “ha convertido a la desgracia en una crónica diaria de terror”.

Sobre este aspecto se puede decir mucho, pero en la web Pressenza, el Doctor en ciencias sociales Gerardo Alcántara Salazar, escribe precisamente sobre la relación entre delincuencia, prensa roja y la vulnerabilidad del estado de derecho. Entre varias cosas opina [20] sobre otro reciente caso delincuencial en Lima:

Un canal de la televisión peruana presenta a unos veinte policías recibiendo homenaje por haber capturado a gringasho, el sicario más joven y sanguinario del Perú, […] Gringasho, el feroz asesino en serie de diecisiete años de edad, aparece feliz en medio de los agasajados, como si en realidad el agasajado fuera él, terminando por adueñarse de los espacios estelares de televisión, prensa escrita y radial. Después de todo, la noticia es el. Desde que se tuvo noticia de él, cuando se lo recluyó y luego fugó, fue recapturado, encarcelado y nuevamente recapturado, él desplazó de la escena noticiosa a muchos acontecimientos importantes, pero menos proveedores de rating,

[…] Alabado por poseer una presunta inteligencia superior, Gringasho, ahora es una celebridad y las autoridades encargadas de su custodia deben cuidar de su integridad física, guarecerlo en celda segura, separado de la masa de adolescentes marginales, practicantes de asesinatos, de hurto agravados, violadores sexuales y autores de una variada conducta disfuncional. […] Gringasho y Gringasha (NdE. Su pareja sentimental) son ahora celebridades en el Perú merced a la prensa roja.

Pero estos no son las únicas aristas que tiene el complejo problema de la seguridad ciudadana; hay otro que resulta de la privatización de la seguridad en el Perú, pero no entendida como que hay una mayor oferta de servicios de seguridad pública desde el sector privado, si no que es el sector privado el que demanda servicios exclusivos de la policía.

Como ejemplo tenemos estos casos que no han sido muy comentados pero resultan ilustrativos: el hotel Sheraton coordinaría con la policía para que se escolte a sus clientes [21] en el trayecto del aeropuerto al hotel y viceversa; un congresista fue detenido y enmarrocado por un efectivo policial en un balneario “privado” al sur de Lima [22], supuestamente por tomar fotos: y en la ciudad de Chiclayo, un policia que prestaba seguridad en un prostíbulo abaleó a otro policía que llegó a dicho local [23] en estado de ebriedad.

El periodista Juan Carlos Luján comparte estas noticias en Facebook y comenta [24] que:

Si quieres sentirte seguro y disuadir a los delincuentes, policías debes “alquilar”. El sistema los obliga a trabajar así en sus dias de franco. Por eso tenemos una policía reactiva, no es preventiva (ni en temas de tránsito) y para ellos la investigación dependerá de la buena voluntad o de algún incentivo para hacerlo.

Mientras que Omar Guerrero, comentando una de estas noticias, añade [25]:

aqui se esta privatizando la seguridad, al estilo peruano, por motivaciones distintas que en usa. mientras los americanos contratan (aparte de hacer guerra con ejercitos privados) seguridad privada por la sofisticacion e impacto del crimen organizado ademas de que practicamente todos portan armas, aqui en peru es porque la policia no puede o no quiere ser mantenida eficientemente por el estado. el resultado es un salvese quien pueda o tenga dinero para hacerlo.

Este estado de inseguridad en el que se vive, sea o no producto de una falsa percepción, no sólo preocupa a los peruanos; no hace mucho la Embajada de Estados Unidos en Perú advirtió [26] a sus ciudadanos de una amenaza potencial de secuestros en el Cusco. Igualmente la CNN difundió un video donde se muestra [27] delincuentes asaltando autos en medio de la congestión vehicular de Lima. Un grupo de ciudadanos por su parte, se encuentra organizando una Marcha por la seguridad del Perú [28] (@marchaseguridad [29]), que probablemente se realice el 21 de marzo.

Post publicado originalmente [30] en el blog Globalizado.