¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Activistas de todo el mundo lloran al autor francés Stéphane Hessel

El escritor, abogado de derechos humanos y combatiente de la resistencia francesa Stéphane Hessel, cuyo manifiesto éxito de ventas sobre el levantamiento pacifico ha inspirado a los desencantados de Europa y Estados Unidos para organizar protestas, murió la noche del 26 de febrero de 2013. Tenía 95 años.

Hessel llegó al reconocimiento mundial con la publicación en 2010 de su corto panfleto “Indignez-vous!” (¡Indígnense!), que rápidamente se convirtió en un fenómeno editorial: la obra ha vendido 4,5 millones de copias en 35 países incluyendo China y ha sido traducida a 34 idiomas. El manifiesto se convirtió en la piedra angular de las protestas mundiales, incluyendo el movimiento de los indignados de España y el movimiento Occupy [en].

Luego de la noticia de su muerte, más de 500 personas le rindieron homenaje en la Plaza de la Bastilla en París. Una marcha pacifica estaba prevista para el 7 de marzo del 2013 [fr], el día de su funeral.

Un hombre que hablaba de manera significativa en palabras simples, Hessel trató de difundir optimismo a una generación desilusionada. Era el europeo por excelencia, empezando con su nacimiento en Berlín, luego su infancia en París, y hasta su última gira por Europa en que presentó y comentó su libro “Time for outrage”. Hessel dice que se enteró de lo que significaba ser europeo en el campo de concentración [fr] de Buchenwald, a donde fue deportado en 1944 por actos de resistencia:

Cette expérience m’a ouvert politiquement. Nous étions là, solidaires, à partager un douloureux quotidien entre des milliers d’Européens. Il y avait là un brassage, une génération qui a inventé un monde nouveau dans son opposition au nazisme.

Esta experiencia fue un despertar político. Había un millar de nosotros, los compañeros europeos, compartiendo algo muy doloroso, y apoyándonos mutuamente. Era un crisol, una generación cuya oposición al nazismo había dado lugar a un nuevo mundo.

Los usuarios de Internet celebran a Hessel en la página de FacebookPar millions rendons hommage à Stéphane Hessel” (Un millón rinden homenaje a Hessel).

Se convirtió en diplomático de las Naciones Unidas y trabajó para la ayuda al desarrollo, por lo que la lucha por los derechos humanos era su lucha diaria. Pero fue después de su retiro en 1983 que luchó sus batallas más destacadas. Llamando a defender los derechos de los extranjeros indocumentados en Francia en la década de 1990, también ganó la atención de la defensa del derecho a la libre determinación de los pueblos, junto a los saharaui y los palestinos. Explicó su punto de vista [fr] para Philosophie Magazine:

J’ai le sentiment d’appartenir à l’histoire des Juifs, d’autant que la Shoah m’a touché de près. Je me suis enthousiasmé pour le sionisme et la création d’Israël. Mais je ne partage pas le repli d’une partie de la communauté juive. Je déteste l’entre-soi communautariste. Depuis 1967, je refuse la politique de colonisation et de territoires occupés par Israël. Gaza est une prison à ciel ouvert.

Siento que soy parte de la historia judía, especialmente después de haber sido afectado tan personalmente por el holocausto. Estaba entusiasmado con el sionismo y la creación de Israel. Pero no comparto la actitud introspectiva de una cierta parte de la comunidad judía. Aborrezco el aislacionismo egoísta. Desde 1967, he rechazado la política de asentamientos y los territorios ocupados de Israel. Gaza es una prisión al aire libre.

Hoy en día esta postura a favor de Palestina le ha valido duras críticas póstumas del Consejo Representativo de Instituciones Judíaa en Francia [fr].

Escribió “Time for Outrage!” en 2010, un folleto de 32 páginas que promueve los levantamientos no violentos, que se convertiría en una fuente de inspiración para cientos de miles de activistas de todo el mundo:

Aussi, appelons-nous toujours à une véritable insurrection pacifique contre les moyens de communication de masse qui ne proposent comme horizon pour notre jeunesse que la consommation de masse, le mépris des plus faibles et de la culture, l'amnésie généralisée et la compétition à outrance de tous contre tous. A ceux et celles qui feront le XXI ème siècle, nous disons avec notre affection : CRÉER, C'EST RÉSISTER. RÉSISTER C'EST CRÉER.

Por lo tanto, vamos todos a comprometernos a una insurrección verdaderamente pacífica contra los medios de comunicación, cuya única oferta para nuestros jóvenes es el consumismo de masas, el desprecio por los débiles y de la cultura, la amnesia generalizada y la competencia despiadada lanzando el todos contra todos. A los que van a crear el siglo XXI, decimos, con todo nuestro afecto: Crear es Resistir. Para Resistir hay que Crear.

Hessel creía que la sociedad siempre tiene que empujarse a sí misma para ser mejor. En diciembre de 2010, confió a Le Monde des Religions [fr]:

Nous ne sommes nous-mêmes que lorsque nous essayons de nous dépasser, lorsque nous ne nous contentons pas de l’acquis.

Sólo somos nosotros mismos cuando tratamos de superarnos, cuando no estamos satisfechos con lo que ya se ha logrado. 

Hessel entendió bien las tendencias sociales e ideológicas de las generaciones más jóvenes y las oportunidades abiertas por los modernos medios de comunicación e información. Lo que vio fue la posibilidad de los jóvenes activistas para consolidar su revolución:

Je constate avec plaisir qu’au cours des dernières décennies se sont multipliés les organisations non gouvernementales, les mouvements sociaux […] qui sont agissants et performants. Il est évident que pour être efficace aujourd’hui, il faut agir en réseau, profiter de tous les moyens modernes de communication.

Me complace observar que en los últimos decenios, han aparecido más y más activas y eficientes organizaciones no gubernamentales y movimientos sociales. […] Estos días, parece bastante claro que para ser eficientes es necesario trabajar en red y hacer el mejor el uso de todos los modernos medios de comunicación.

Y así, los manifestantes en Francia, España, Grecia, Italia y Portugal a lo largo de 2011 y 2012 comenzaron a llamarse los indignados, o en el caso de Nueva York, Occupy Wall Street [en], en línea con los escritos de Hessel. El panfleto también encontró un lugar significativo en las recientes revueltas contra los regímenes dictatoriales en el mundo árabe.

En Siria, estaba por completarse un proyecto para publicar el libro en árabe. Un grupo de voluntarios compuestos por escritos e investigadores sirios decidió revivir la idea y publicó la traducción de Tiempo de indignación en árabe en su sitio web La República [ar] apenas días después de la muerte del autor.

Un vídeo publicado en YouTube el 27 de febrero de 2013, honra a Hessel, combinando la lectura de sus llamamientos a la generación más joven en inglés, francés y alemán con imágenes de manifestaciones en toda Europa: 

En España, algunos han etiquetado erróneamente a Hessel como el “padre” del movimiento 15-M, y su libro ha dado un nombre, notoriedad y cobertura de medios a los activistas que van bajo el nombre de “los Indignados”. Juan Luis Sánchez comentó en la conexión entre Hessel y el movimiento 15-M:

La aportación más importante de Hessel al 15-M fue la de transmitir, con su edad y trayectoria política, un tipo de credibilidad que los grandes medios necesitaban para poder hablar de las movilizaciones en calle sin sentir que daban voz a lo que caricaturizaban como un latido antisistema. […] Su palabra, “indignación“, fue un regalo: un ejemplo perfecto para la nada y el todo a la vez. Para esa militancia inclusiva que usaba términos que no dejaran a nadie fuera.

La revista alemana en línea diesseits.de [de] llamó a Hessel el “padre ideológico” de la protesta global en un titular:

Der 95-jährige Stéphane Hessel war der ideologische Vater der demokratischen Aufstände weltweit. Von Arabellion bis Occupy Wallstreet kamen die Menschen seiner Aufforderung nach Entrüstung und Einmischung

A los 95 años, Stephane Hessel fue el padre ideológico de la rebelión democrática que sacudió al mundo. Desde la primavera árabe a Occupy Wall Street, la gente ha respondido a su petición de insurgencia y el compromiso con una causa.

Hommage des Indignés à Marseille- Photo anonyme partagée sur facebook Par millions rendons hommage à Stéphane Hessel

Homenaje de los Indignados en Marsella. Foto compartida en la página de Facebook de un millón a rendir homenaje a  Stéphane Hessel

ALL JUX escribió en su blog [fr]:

Stéphane Hessel a réveillé l'esprit critique, le sens humain et la raison. Il a encore su initier le mouvement d'indignation politique qui se répand sur les continents en publiant un tout petit livre par le nombre de ses pages mais d'une puissance sans mesure par la portée de ses propos.

Stéphane Hessel despertó la conciencia crítica, el sentido humano y la razón. También implementó un movimiento mundial de indignación política mediante la publicación de un libro: un libro muy pequeño, si vamos al número de páginas, pero con observaciones de gran alcance de impacto incomensurable.

La bloguera portuguesa Helena Araujo describe por qué los jóvenes deben escuchar a  Hessel en su blog 2 dedos de conversa [pt]:

Indignez-vous! Engagez-vous! – é a consciência do século XX que nos fala, a voz de um homem livre que atravessou o pior e o melhor que o século passado nos legou”

¡Indígnense! ¡Participen!- La conciencia del siglo XX nos habla, la voz de un hombre libre que ha vivido lo mejor y lo peor de lo que el siglo pasado nos ha legado.

Rassemblement en mémoire de Stéphane Hessel à Bastille (Paris) le 27/02/2013- Photo de Célia Bonnin pour Par millions rendons hommage à Stéphane Hessel

Reunidos en memoria de Stéphane Hessel en la Bastille (Paris) el 27/02/2013- Foto de Célia Bonnin para la página facebok un millón para rendir homenaje a Stéphane Hessel

En la página de Facebook Un millón para rendir homenaje a Stéphane Hessel [fr] , Rüdiger Bender expresó su gratitud:

Wir denken voller Dankbarkeit an Stéphane Hessel …dankbar für ein Leben exemplarischer Menschlichkeit und tapferen Engagements für die unantastbare und gleiche Würde aller Menschen … dankbar für seine Fragen und Anstöße und noch mehr für seine Ermutigung für uns und sein Vorschußvertrauen auf uns: dem gilt es nun gerecht zu werden.

Tenemos una deuda de reconocimiento a Stéphane Hessel… reconocimiento por una vida de ejemplar humanidad y compromisos valientes en favor de la dignidad inviolable e igual de todos los seres humanos… reconocimiento por su cuestionamiento y motivación, y más aun por su aliento y confianza en nosotros: corresponde ahora a nosotros estar a la altura del desafío.

En la página de Facebook en Hommage à Stéphane Hessel [fr], Sweekitt Carlson exclamó:

Un résistant est mort, pas la Résistance!

Un combatiente de la resistencia ha muerto, ¡pero la resistencia no! 

Una petición solicita su entrada en el Panteón de Paris [fr] (donde descansan distinguidos ciudadanos franceses fallecidos):

Nous souhaitons ardemment que la pédagogie civique et la mémoire collective témoigne de l’importance de l’esprit de résistance. Parce qu’avec Stéphane Hessel, c’est une vie consacrée à l’intérêt général et au service d’une certaine idée de la France qu’il s’agit d’honorer.

Esperamos fervientemente que nuestra conciencia cìvica y el testimonio de la memoria colectiva refleje la importancia del espíritu de resistencia. Porque en el caso de Stéphane Hessel, significa honrar una vida dedicada al bienestar de todos y al servicio de una cierta idea de Francia.

[Este texto fue escrito con la ayuda de las aportaciones de Pauline Ratzé [fr], Paula Goes [en], Katrin Zinoun [de] y Thalia Rhame [fr].]

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.