¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Diez años sin Zoran Djindjic”: Serbia honra al político asesinado

Zoran Djindjic, el primer jefe de gobierno serbio elegido democráticamente, fue asesinado a tiros el 12 de marzo de 2003. En el décimo aniversario del asesinato de Djindjic [en], miles de personas se manifestaron en Belgrado [en] para honrar su memoria.

La autora y activista política Jasmina Tešanović [en] rendía homenaje a Djindjic en el blog de The Huffington Post [en]:

[…] Él fue el político serbio más importante del siglo XX, que logró entrar en el XXI, que derrocó a Milosevic, y que al final fue asesinado por la mafia estatal que resistía sus pasos progresistas hacia una Serbia moderna.

[…]

Djindic era un hombre muy popular. Caía bien hasta a los que no estaban de acuerdo con él. Sus enemigos tenían una buena opinión de él. Sus asesinos, también.

¿Dónde está esa gente ahora, qué piensan, qué es de su futuro y conciencia? No creo que sea una cuestión de un partido democrático, su familia. Ni siquiera de políticos y filósofos que juran sobre su tumba usando sus palabras. Es una cuestión de todos nosotros que ganamos parte de nuestra identidad civil en Serbia gracias a su coraje político.

Podemos hablar todo lo que queramos, a favor o en contra de su política, pero gracias a él, la historia avanzó hacia delante a grandes pasos — y sin él, la historia cojea y se arrastra de nuevo a la oscuridad.

En el blog The German Marshall Fund, el ex asesor jefe de política exterior de Djindjic, Ivan Vejvoda, escribía esto [en]:

Hace hoy diez años, el primer ministro serbio Zoran Djindjic fue asesinado por un francotirador a la entrada de la oficina del gabinete en Belgrado, dando un duro golpe al incipiente proceso de democratización en Serbia. Mientras los conspiradores, incluido el francotirador, fueron condenados en los tribunales y están cumpliendo largas penas de prisión, sigue sin conocerse la identidad de quienes ordenaron su asesinato.

[…]

Vehemente opuesto al régimen de Slobodan Milošević durante el periodo de la sangrienta guerra civil de Yugoslavia, finalmente ganó unas elecciones pacíficas en 2000. Fue el principal arquitecto de una victoria en la que partidos políticos, sociedad civil, medios de comunicación democráticos, y — sobre todo — el movimiento estudiantil Otpor, todos jugaron papeles claves.

[…]

Una década más tarde, Serbia se encuentra exactamente donde Djindjic quería que estuviera a finales de 2003, demostrando en qué medida su asesinato ralentizó las reformas democráticas de Serbia. […]

Kiran Mohandas Menon escribía esto [en] en OpenDemocracy.com:

En los dos años en los que lideró Serbia, Zoran Djindjic reforzó su estructura democrática y económica, luchó contra el crimen organizado y acabó con su aislamiento internacional, gracias a sus políticas pro-occidentales con vistas a la integración en Europa.

Una figura a menudo polémica, Djindjic también inició y reforzó la cooperación con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) y les entregó a Slobodan Milošević. Fueron actos valientes como este los que afianzaron el estatus de Djindjic como sin duda la figura más importante y respetada de la política serbia moderna. También le costaría la vida.

[…]

En febrero de 2003, Djindjic escapó a un atentado contra su vida cuando un camión intentó chocar con su coche en una autopista de Belgrado. Sin embargo un mes más tarde, el 12 de marzo de 2013, Djindjic recibió un disparo mortal de un miembro del clan Zemun, uno de los grupos mafiosos más conocidos de Serbia, cuando se encontraba fuera de la sede del gobierno serbio. Zoran Djindjic tenía 50 años cuando murió. Su funeral atrajo a decenas de miles de personas, paralizando la nación.

[…]

Una década tras su trágica muerte, la visión y memoria de Zoran Djindjic han inspirado y guiado al pueblo de una nación.

El siguiente es un breve documental [sr, subtítulos en inglés] dirigido por Aleksandar Mandić – “Ako Srbija Stane” (“Si Serbia se detiene “) que presenta [en] “una colección de discursos editados de Djindjic en una gira de charlas en Serbia poco antes de su muerte”:

http://www.youtube.com/watch?v=nqMTCP_yPaw

Una foto del funeral de Djindjic [en] fue publicada [sr] el 12 de marzo en la página de Facebook dedicada al político asesinado, con el título:

12 de marzo 2003. ¡El día en que Serbia se detuvo! – Zoran, ¡gracias por la visión!

A casi 6.000 personas ‘les gustó’ este post, casi 1.400 lo compartieron, y más de 330 lo comentaron. El usuario Petar Stantic escribía [sr]:

12.03.2003. Todo se detuvo…y comenzó a moverse lentamente hacia atrás… Zoran, gracias por ese poco de esperanza, y por una visión…

En Twitter, @AnjaKosanovic compartía esta foto [sr] de la marcha conmemorativa, #SetnjaZaZorana [en/sr] (“Paseo por Zoran”):

@Ketyly91 (Katarina Pavlovic) re-tuiteaba la foto de @AnjaKosanovic y escribía [sr]:

Zoran Djindjic vive a través de toda la gente en esta columna [Paseo por Zoran] […]

@MajaVidenovic escribía [sr]:

Hoy camino por Zoran. Por la tierra que él quería y creaba. ¡Por aquello en lo que creo profundamente! [Zoran Djindjic Vive] [Paseo por Zoran]

@mali_uli (Ana Milovanovic) escribía [sr]:

[Paseo por Zoran] Según mi cálculo rápido, unas 30.000 personas participan en la caminata de hoy.

@milosdjajic (Milos Djajic) y @DankoRunic (Danko Runić) publicaron más fotos del “Paseo por Zoran”: aquí, aquí, aquí y aquí [sr].

No todo el mundo estaba tan entusiasmado con el evento.

En su tuiteo, @BorisTrivan aludía [sr] a la situación económica en Serbia, cuya tasa de desempleo [en] era del 22.4 por ciento en octubre de 2012 [en]:

Djindjic habría estado especialmente contento de que miles de personas no tengan trabajo, porque así tienen tiempo para ir a dar un paseo…

Predrag Azdejković [sr], un activista serbio por los derechos LGBT y editor de GayEcho.com [sr], dirigió su post [sr] en su blog en B92 a los políticos serbios que caminaron a la cabeza de la columna del 12 de marzo, entre ellos el ex presidente Boris Tadić:

Después del paseo por Zoran, tengo sólo una pregunta. ¿Es que no tienen vergüenza? Estoy planteando esta cuestión a las personas en primera fila de este desfile de moda.

Mucha gente dice que Serbia habría estado mejor si Zoran Djindjic no hubiera sido asesinado. Yo pregunto a los charlatanes de la primera fila si sienten responsabilidad alguna por el hecho de que Serbia no esté mejor diez años después de su asesinato. ¿No se avergüenzan de eso? Ustedes son incompetentes ¡Si Djindjic levantara la cabeza! ¿Se avergüenzan porque, mientras ustedes estaban en el poder, no se encontró a los responsables del asesinato y el trasfondo político no se hizo público? No. Sólo tienen vergüenza porque no están en el poder.

Pero es importante que hoy todo el mundo se está divirtiendo, como [el primer vice primer ministro Aleksandar Vučić [en]], que una vez colocó la placa de [un bulevar dedicado a Ratko Mladić, acusado de cometer crímenes de guerra y a juicio en La Haya], hoy colocó la corona de flores de Zoran Djindjic. Bonito, diviértanse, pero yo no puedo. Me siento frustrado por los llamados sucesores de Djindjic, que no son ni siquiera una copia pálida de él, ¡si no un montón de perdedores políticos! ¡Cómo pueden no tener vergüenza!

1 Comentario

  • […] “Diez años sin Zoran Djindjic”: Serbia honra al político asesinado Zoran Djindjic, el primer jefe de gobierno serbio elegido democráticamente, fue asesinado a tiros el 12 de marzo de 2003. En el décimo aniversario del asesinato de Djindjic [en], miles de personas se manifestaron en Belgrado [en] para honrar su memoria. Más información en Global Voices en español […]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.