¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los malayos apoyan una ofensiva contra los “terroristas” de Sabah

Varios hombres armados de las Filipinas entraron en el estado de Sabah en Borneo, al este de Malasia, el 9 de febrero, 2013. Eran parte del “ejército real” del auto proclamado Sultán de Sulú, Jamalul Kiram III, que afirma ser el heredero al trono del Sultanato de Sulú.

Desde entonces, la situación [en] se ha convertido en un asunto político y diplomático para ambos, Malasia y Filipinas, con varios tiroteos que acabaron con muertos tanto en las fuerzas de seguridad malayas como los rebeldes. En un comunicado de prensa [en], el ministro de Asuntos Exteriores malayo declaró que “Malasia considera a este grupo como terroristas después de las atrocidades y brutalidades que cometieron en los asesinatos de personal de seguridad de Malasia, dos en Lahad Datu y seis en Semporna, Sabah”. Los rebeldes han pedido un alto el fuego, pero esa propuesta fue rechazada por el primer ministro Najib Razak, que, en cambio, exigió una rendición incondicional.

Map of Sabah and the standoff in Lahad Datu. Photo from Wikipedia

Mapa de Sabah y el área de Lahad Datu. Foto de Wikipedia.

Los malayos han sido bastante francos sobre este tema, asumiendo una posición unida en su deseo de que los invasores se vayan de su país, como Jan [en]:

Esta es nuestra tierra, nuestra soberanía y nuestra dignidad. Los intrusos mataron a nuestro militar primero mientras nuestro gobierno estaba siendo muy amable con ustedes. Se les dieron dos plazos y aun así se quedaron. Apoyé la decisión de mi primer ministro de aplastarlos con todas nuestras fuerzas. No soy partidario de Najib ni voté a su partido, pero él es mi primer ministro y apoyé su decisión en este asunto. Y creo que la mayoría de los malayos, si no todos, apoyan su decisión independientemente del partido político.

El político de la oposición, Lim Kit Siang [en], llamó a todos los malayos a apoyar la gestión del primer ministro de este asunto:

La posición del primer ministro Datuk Seri Najib Razak de pedir la rendición incondicional de los militantes de Sulú, merece el apoyo de todos los malayos.

Todos los malayos, con independencia de la raza, religión, región o afiliación política, están unidos para dar su total aprobación a todas las medidas necesarias tomadas por el gobierno y las fuerzas de seguridad para poner fin a esta batalla de 6 meses contra los militantes de Sulú.

Monyet King [en] pensó que se había mostrado suficiente refreno y alabó a las fuerzas armas de Malasia:

Somos una nación civilizada y nuestras fuerzas actuaron de un modo muy profesional. La moderación demostrada durante las dos primeras semanas es encomiable. Hicieron lo correcto. En vez de precipitarse y disparar a los “intrusos”, les dieron tiempo suficiente para irse o rendirse. Si entiendes la historia y la situación sociopolítica en el Sulú y la región del mar de Célebes, sabrás que la situación es mucho más complicada con implicaciones a largo plazo. Disparar a la gente no es la mejor solución exactamente. Aunque muchos malayos ridiculizan a nuestras fuerzas por ser “demasiado blandas”, hicieron lo correcto entablando, en primer lugar, una vía diplomática. Solo cuando la diplomacia falló, sacaron el ariete.

El asunto es particularmente controvertido porque el gobierno de Malasia paga, anualmente, una cantidad de dinero a los herederos del Sultán de Sulú, un pago que se considera como un pago por la cesión de su reclamo sobre Sabah, mientras que los herederos lo consideran una renta. Las Filipinas también tienen un reclamo territorial sobre Sabah.

The Nutbox [en] afirma que lo que piensa la gente de Sabah debería ser tenido en cuenta:

Sabah no es solamente un pedazo de propiedad privada, sino un territorio a cuyos habitantes se les ha concedido el derecho de auto-determinación. Mientras que la comisión patrocinada por las Naciones Unidas, en 1963, que mostró que la población de Sabah deseaban estar federados con Malasia pudo haber sido cuestionada por los gobiernos de Filipinas e Indonesia, el hecho es que Sabah eligió ser parte de la federación Malaya-Singapur-Sarawak y la población de Sabah se ve a sí misma, el día de hoy, como sabahanos o malayos y no como filipinos o sulues.

En Twitter, muchos malayos han reaccionado de una manera similar:

@nazerim [en] A pesar de los supuestos fracasos de los políticos, confío plenamente en nuestras fuerzas armadas para resolver la intrusión en Sabah

@LisaSurihani [en] Los terriblemente desafortunados acontecimientos en Sabah son tan inquietantes. El recurso incivilizado de usar arsenal y el derramamiento de sangre. Mis oraciones están contigo Sabah :'(

@ernamh [en] Sabah tiene más de 12 billones de pies cúbicos de reservas de gas. ¿Y se preguntan por qué, la familia Kiram y las Filipinas, encuentran el estado tan atractivo?

@kawansetia [en] Jamalul Kiram III necesita entender que no queremos un alto el fuego. Queremos que esos terroristas Sulues se vayan bien lejos de Sabah. #LahadDatu

@fadzmie [en] ¿Se cuelan en nuestro país y ahora quieren dictar las condiciones? En Sabah dicen Palui Kau Ini.

@syahredzan [en] No hay ninguna indicación de que la gente de Sabah quiere ser gobernada por Kiram III o por las Filipinas. Así que para mí, eso es todo.

@AnasZubedy [en] 1Malasia quiere decir que si 1 esquinita es atacada por los malos, todo el país irá a defenderla. Dari Perlis hingga ke Sabah :)

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.