¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El «soliloquio del caos» de una artista haitiana

[Todos los enlaces externos conducen a páginas en inglés]

La pintora haitiano-americana Sophia Domeville comienza a dar que hablar en el mundo del arte. El año pasado, la impresionista abstracta (licenciada en arte por la universidad de New Rochelle) hizo su primera exposición en solitario, «Soliloquio del caos». Domeville fue una de los 30 artistas seleccionados para exponer junto con Janet Taylor Pickett en la exposición «Generation Next» de Art in the Atrium (que cerró sus puertas el 8 de marzo). Además de pintar, Domeville también dedica tiempo al trabajo humanitario, en concreto, a un programa de orientación. Ha hablado con Global Voices sobre su carrera artística, su trabajo comunitario y sus planes futuros

Global Voices: ¿Cuál fue tu primera inspiración para convertirte en artista?

Sophia Domeville: comencé a pintar cuando tenía 5 años. Al principio era una obsesión por pintar en TODAS las paredes de mi casa. En pre-escolar probé las acuarelas por primera vez y recuerdo haber creado mi primera obra de arte. Recuerdo concretamente mezclar colores para conseguir el matiz exacto de verde para las hojas de mi árbol, añadir naranja al amarillo del sol y una pizca de blanco al cielo.

No me di cuenta de cuánto me gustaba hasta mi primer año de instituto. Mientras todos los demás estudiantes hacían dibujos geométricos, yo experimentaba con contrastes [y] dando profundidad a mis formas. Yo no le di importancia, pero mi profesor de arte lo notó. Sugirió que cambiara de especialidad, de inglés a arte. Tiene gracia, al principio mi pasión era escribir: escribía historias cortas desde la escuela primaria, sujetaba con cintas mis libros hechos a mano y dibujaba una elaborada ilustración como portada. Elegí arte avanzado como especialidad para mis tres siguientes años de secundaria.

Esto se convirtió en pasión cuando entré en mi primer año de la Escuela de Artes y Ciencias de la universidad de New Rochelle. Estar lejos de mi padre, con espacio para ser yo misma sin restricciones, aconsejada por uno de los mejores departamentos de arte que conozco y creando hasta altas horas de la madrugada, ayudó enormemente a forjar mi forma de trabajar. Lo cierto es que aún recuerdo dibujar en un hueco de 2×2 m entre las entradas de los dormitorios, plasmando febrilmente las imágenes que pasaban por mi mente. El título de la obra fue «Piel negra, máscara blanca»… a los 18 años hablaba de racismo, sexismo y de las máscaras que llevamos a diario para sobrevivir en este mundo.

 

GV: ¿Cuáles fueron tus influencias iniciales como artista?

SD:  Mis influencias han sido siempre la cultura haitiana, la música, mi familia y mi forma de ver el mundo como mujer joven.

"Re-Connection"

“Re-Connection”

GV: ¿De qué forma(s) ha evolucionado tu visión artística?

SD: He dibujado, pintado y creado desde la época en que aprendí a leer y a escribir. Mi visión evolucionó desde entender [cómo] el mundo que nos rodea afecta a nuestro punto de vista como seres humanos, investigando los temas de la naturaleza en conexión con el cuerpo humano, rompiendo la imagen que la sociedad tiene de las mujeres negras, descubriendo el amor por primera vez, usando mi arte como herramienta que puede ayudar a cultivar el mundo que me rodea.

GV: Háblanos de tu exposición «Soliloquio del caos».

SD: El Soliloquio del caos fue mi primera exposición después de ocho años sin crear.

Soliloquio habla de mis experiencias a los 28 años, cuando por fin decidí volver a seguir mi pasión por las artes, me descubrí a mí misma, me enamoré por primera vez, perdí mi casa, sufrí el miedo de no tener estabilidad financiera y entendí mi propósito como artista.

GV: ¿Y qué puedes contarnos de la exposición «Generation Next»?

SD: Generation Next es un enorme acontecimiento anual patrocinado por Art in the Atrium, una organización artística sin ánimo de lucro compuesta de voluntarios que exhibe arte afroamericano al norte de Nueva Jersey. Este año me seleccionaron para ser una de los 30 artistas que exponen junto una artista destacada, Janet Taylor Pickett, para Art in the Atrium, en su 21 aniversario.

Repercussion 48x60

“Repercussion”

"All Matter"

“All Matter”

GV: ¿Que costumbres y técnicas aplicas a tu trabajo? ¿Cuándo y cómo sueles pintar?

SD:  Mis hábitos y técnicas de trabajo son bastante inusuales. Pinto cuando me siento inspirada, emocionada, enamorada, curiosa o enfadada. No hay una fórmula o estructura fija para mi arte porque en realidad es bastante orgánico y nunca lo fuerzo. Desde que estaba en la facultad prefiero pintar entre la medianoche y las cuatro de la madrugada, y sigo teniendo esos hábitos nocturnos después de todos estos años.

GV: ¿Hasta qué punto estás conectada con la comunidad artística del Caribe? ¿Cómo influye el Caribe en tu trabajo?

SD: Poco a poco me voy conectando con los artistas de la comunidad caribeña, conforme aumenta mi relación con mi cultura haitiana y viajo fuera de la zona metropolitana de Nueva York. He aprendido que el Caribe tiene mucha influencia en mi trabajo, como se ve en el uso de los colores, las formas y las técnicas.

GV: ¿Te importa hablar de los proyectos humanitarios en los que intervienes?

SDHalls That Inspire (HTI) es una organización sin ánimo de lucro que utiliza el arte como medio de estimular y alentar a los jóvenes. Aplicando un método totalmente práctico, este programa intensivo de cuatro semanas desarrolla el liderazgo entre los jóvenes, junto con las técnicas necesarias para embellecer las paredes de sus escuelas y otras instalaciones. Utilizando mensajes positivos que reflejan la excelencia académica, el orgullo personal y el rechazo al acoso como puntos focales, los jóvenes se hacen más capaces de expresar lo que son y cómo están conectados con sus comunidades y sus escuelas.

Yo soy la actual vicepresidenta, aunque me convertiré en la nueva presidenta ejecutiva este verano, para revisar todos los proyectos artísticos, trabajar con numerosas escuelas de todo el país e implementar nuestros nuevos programas..

Mi pasión por compensar a la comunidad me ha dado la oportunidad de convertirme en una orientadora/profesora de artistas, y en uno de los miembros fundadores de herDIVASpot, una entidad sin ánimo de lucro que promueve el valor y el desarrollo personal de chicas jóvenes en edad escolar.

Para no perder mi conexión con Haití, también intervengo en un programa de arte a través del proyecto Art Day Celebration, que forma y potencia por medio de las artes a niños humildes y desfavorecidos de Haití, donde el pasado verano tuve la oportunidad de enseñar el poder del arte a 150 niños de tres orfanatos distintos.

GV:  ¿Cómo han impactado los nuevos medios en tu carrera como artista y en tu trabajo humanitario?

SD: Los nuevos medios de comunicación tienen un impacto enorme en mi carrera como artista y en mi trabajo humanitario. La era de Instagram, Facebook, Twitter, Tumblr, Google+ y tantas redes más puede ser abrumadora para un artista reciente que esté haciendo buena parte del trabajo solo. Así que necesita mucha ayuda de los amigos, programación y sobre todo, reflexión. Intento que no me absorba demasiado el mundo de los medios sociales, pero ha sido una gran ayuda, dando a conocer mi trabajo a un público mucho más amplio.

GV: ¿Hay algún artista contemporáneo cuyo trabajo haya hecho una fuerte impresión en el tuyo?

SDKara Walker siempre ha tenido una gran influencia en mi trabajo, desde que la descubrí a los 18 años. Me fascina el uso que hace de las siluetas, dibujos, cómo juega con las sombras y pone de relieve el tabú de la esclavitud. Además, sigue estando vigente y fresca aún después de llevar años con sus obras colgadas en los principales museos. Espero llegar a lo mismo algún día, y si es posible, reunirme con ella y conocer sus puntos de vista como mujer artista.

"Intuition"

“Intuition”

GV: ¿Cuál es tu visión para el futuro? ¿Qué nuevas direcciones quieres seguir con tu arte?

SD: ¿Mis planes? Buscar de alguna forma la oportunidad de vivir y enseñar en Sudáfrica o Ghana seis meses o un año. Seguiré lanzándome como artista, viajando para exponer mi trabajo, tomar fotografías, imprimir, experimentar con materias primas como cuero, tela, cuerda y otras más. Intento deconstruir el uso de los lienzos y ampliar los horizontes en la idea de la identidad femenina con mi nueva exposición, que lleva por título «El diario de una supuesta mujer»

Al final, seguiré con mi trabajo filantrópico, trabajando con varias escuelas nacionales y extranjeras, recuperando la importancia del arte en la escuela y cambiando las comunidades que me encuentre.

Todas las imágenes de este artículo las ha proporcionado la artista, y se utilizan con su permiso. Vídeo de Francesca Andre, también utilizado con su permiso.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.