¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Un “lapsus mail” delata en España los trolls del partido gobernante

«Opinadores», «comentaristas», «intoxicadores» o más comúnmente «trolls», son un daño colateral de los nuevos medios de comunicación. Personas que dejan comentarios en redes sociales, foros y webs de noticias para intentar influenciar la opinión pública en algún sentido. A veces de forma voluntaria y a veces asalariados, los utilizan empresas, organizaciones y partidos políticos, tanto para inclinar al consumo de un producto como para apoyar decisiones políticas propias o criticar las contrarias. Dedican varias horas al día a dejar mensajes de este tipo utilizando una o varias cuentas y cambian a menudo de identidad para evitar que se les relacione con estas actividades. Las empresas y las organizaciones políticas niegan rotunda y sistemáticamente tener nada que ver con estos opinadores.

El 21 de febrero de 2013, el diario en línea Renovación Balear.es, de la web Periodista digital, publicaba un artículo titulado «El PP balear tiene en ‘nómina’ a una legión de ‘opinadores’ que comenta en los digitales» [PP es el acrónimo del Partido Popular] , donde se afirmaba:

Desde las esferas de las distintas administraciones, aunque también desde el mismísimo Parlament, reciben todas las mañanas correos electrónicos con argumentarios claros y precisos sobre cómo rebatir las noticias que, de alguna manera, perjudican al Partido Popular balear.

(…)

Los protagonistas y destinatarios pertenecen a una especie de legión compuesta por una veintena de personas que deben rebatir, a saco, las libres opiniones que navegan en Internet de la mano de los ciudadanos, y que se vierten en los inevitables foros que emergen al pie de todas las noticias que publican los digitales locales.

Solo ha hecho falta un mes para que estas suposiciones se demostraran ciertas. El pasado 15 de marzo, el Partido Popular de Baleares tuvo un «lapsus mail», y envió a los medios de comunicación un correo electrónico destinado a sus trolls, que incluía instrucciones sobre las noticias que debían comentar y consejos sobre la forma de intervenir en los comentarios. Estos son algunos extractos del correo filtrado (el mensaje completo puede leerse en la imagen que acompaña este texto):

Buenos días OPINADORES,

Estas son las noticias del día para comentar:

Ayer el Gabinet de comunicación envió una nota de prensa de desmentido de lo que está diciendo la oposición (…). Si queréis tuitear la noticia os dejamos el tuit que pusimos ayer desde GPP [Grupo Parlamentario Popular]. Y para comentar en los digitales en la nota de prensa tenéis todos los argumentos para su defensa!

(…)

Máximo respeto hacia aquellos que quieran secundar la huelga. Desde el PP creemos que ante la situación en la que nos encontramos las cosas no se solucionan haciendo una huelga.

(…)

El presidente Bauzá y el conseller Company presentan esta mañana a las 11h el Plan de Alquiler para 2013. Es muy importante estar atentos al twitter para poder difundir a tope por redes esta buena noticia. (…).

Captura del correo filtrado. Imagen del blog diseccionandoelpais con licencia CC BY-NC-SA 3.0 ES

Captura del correo filtrado. Imagen del blog diseccionandoelpais con licencia CC BY-NC-SA 3.0 ES

La noticia, publicada en varios medios, se propagó pronto por las redes sociales, foros y periódicos digitales, que son las primeras víctimas de estos trolls.

Paco Bello, en Iniciativa Debate, nos informa sobre la página web donde el PP balear capta a sus opinadores, que ellos llaman «cambiadores»:

No os perdáis la página de captación de trolls (no quiere esto decir que todos acaben siéndolo): http://www.canviadors.org/es/pp-balears-se-un-cambiador.html

Pero que solo en Baleares ya tengan 2051 miembros, significa que en todo el Estado la cifra puede ser escandalosa.

Litio5000, en Foro Coches, nos recuerda con mordacidad el último escándalo de corrupción en el PP:

Yo me vendo al mejor postor ¿cuánto se pilla? ¿en sobre o declarado?

En Menéame, donde la noticia fue la más leída y votada, jonasleioi comenta que los métodos podrían ser mucho peores:

Me siento raro. Me está gustando que paguen a opinadores, o que tengan una legión de fan boys. Me gusta que intenten convencer.
Hasta no hace mucho, habrían elegido medios más violentos y amenazas para dominar a una población que se les subleva.
Es un avance.

En la misma web, momentoflector pone el punto satírico:

Esta noticia es falsa, opino que no deberían publicarse falsedades.
Lo importante es que vamos a salir de la crisis con las medidas del gobierno.
PD. ¿lo he hecho bien? ¿Qué hay de lo mío?

Twitter también se hizo eco del «lapsus mail». Lupe y Noógrafo tuiteaban:

@Lupe_: Acabo de leer lo del LapsusMail. Cada vez estoy más convencida de que la comunicación del PP la lleva el PSOE.

 ‏@noografo: ¿Es cierto que son tan rematadamente idiotas en el #PP o solo nos están entreteniendo? ‘Lapsus mail': Opinadores http://www.elmundo.es/elmundo/2013/03/15/baleares/1363344620.html …

Buena parte de los tuiteros expresaban su indignación con estas prácticas, como david lopez canales y Diego Obiol:

@Lopezydavid: @TCAvendano@elmundoes y lo peor es que esto lo tienen todos los partidos. Y lo aún peor que hay ‘opinadores’ que llaman para pedirlo…

@dobiol: Lapsus-Mail, #elconcepto y #laevidencia > la maquinaria de des-información del PP nutrida de opinadores en nómina.

La web Renovación Balear.es, que como se ha comentado al principio, fueron los primeros en denunciar estas prácticas en las islas, aventura:

Esta mala praxis, se deduce, se extiende por ende a todas las comunidades autónomas, y deja bien a las claras cómo se las gasta el partido y de qué forma se afana por controlar y manipular desde la sombra lo más elemental: el derecho a expresarse libremente sin interferencias ni distorsiones.

1 Comentario

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.