¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sri Lanka: Budistas radicales obligan a dejar etiquetado musulmán Halal

Los clérigos islámicos que enfrentan protestas masivas de parte de militantes budistas en Sri Lanka han puesto fin [en] al sistema de etiquetado halal de alimentos en toda la isla.

El nuevo grupo budista cingalés Bodu Bala Sena [en] (Fuerza de Resistencia Budista) organizó grandes mítines durante todo febrero del 2013 pidiendo la anulación del sistema halal musulmán [en] de certificación en el que los alimentos y otros bienes siguen los parámetros de la dieta islámica.

Los productores de alimentos en Sri Lanka, especialmente aquellos que exportan a países del Medio Oriente, han producido durante mucho tiempo sus productos utilizando los métodos halal para evitar los costos de dos líneas de producción distinta. Los productos fueron etiquetados con la certificación halal [en], emitida por el cuerpo islámico All Ceylon Jamiyyathul Ulama (ACJU) [en].

No obstante los manifestantes argumentaron que fue injusto que los musulmanes, menos del 10% de la población de Sri Lanka [en], forzaran a la mayoría de la población budista a comer alimentos preparados según la ley islámica.

Halal Logo. Image courtesy Groundviews

Logotipo de Halal. La imagen es cortesía de Groundviews

En un esfuerzo por anular las crecientes tensiones religiosas, la organización All Ceylon Jamiyyathul Ulama anunció [en] el 11 de marzo del 2013 que “en el intereses por la paz” dejarían de emitir su certificado a nivel local.

El usuario de Twitter “MajlisW1″ (@majlisW1 [en]) publicó una declaración del presidente de la ACJU Al Shaikh Rizvi Mufti:

@majlisW1: En aquellos días el logotipo de Halal fue una necesidad, ahora debido a la tensa situación, el logotipo no será obligatorio sin embargo las compañías pueden usarlo o dejarlo – Rizvi Mufti

Autoridades de la Cámara de Comercio de Sri Lanka señalaron [eng] en una rueda de prensa que luego de las consultas con el clero islámico y budista, la decisión que se tomó fue que todos los productores de Sri Lanka retirarían el logotipo halal de manera inmediata.

El blog de noticias dbsjeyaraj.com [en] informó que según el Bodu Bala Sana, las autoridades han prometido desde entonces establecer unidades de policía especial [en] con la intención de fiscalizar las tiendas que aún comercializan productos halal.

La violencia religiosa está al alza en Sri Lanka. El conflicto con la organización terrorista Tigres Tamiles puede haber finalizado, sin embargo más y más budistas intransigentes que atacan a musulmanes y cristianos [en] están siendo reportados.

Shenali Waduge [en] argumentó en la comunidad del sitio de noticias Lanka Web del por qué las personas que no son musulmanes no deberían tener que aceptar los productos halal:

Muchos comederos, restaurantes nunca dejaban de mostrar “certificado halal, sin carne de cerdo”. Pese a que la vaca es un animal sagrado tanto para los budistas como para los hindúes, ¿Cómo puede ser aceptable comer carne de res pero no cerdo? ¿Por qué solo las preferencias religiosas de sólo una comunidad étnica decide por el resto de la población cuando la población (budista) es alrededor del 70%?

[…]

En cualquier caso no debería haber ninguna tarifa para la certificación Halal y a ninguna persona que no sea musulmán se le debería cobrar un centavo u obligar a pagar de su dinero para producir un beneficio que es solo para los musulmanes.

No obstante el sitio web de periodismo ciudadano Ground Views [en] apuntó a que las protestas contra los alimentos tienen que ver más con aumentar el sentimiento anti-musulmán por parte de la ideología política de los nacionalistas de Sinhala Buddhist que por la justicia:

En los últimos meses ha habido un flujo creciente de un agresivo sentimiento anti-musulmán por parte de personas que aseguran hablar por todos los budistas cingaleses. Grupos organizados guiados por monjes budistas han mantenido reuniones públicas, distribuyendo panfletos, y realizando declaraciones de prensa. Los artículos en los principales periódicos en cingalés e inglés han propagado un odio religiosos y étnico. […] Los ataques a musulmanes han sido dirigidos a todo: La certificación de los productos como halal; la práctica del hijab, abhaya y nikab entre mujeres musulmanes; la barba usada por los hombres musulmanes; el azaan o la llamada a oración desde las mezquitas; las prácticas musulmanes de cierre de empresas debido a los rezos del día viernes; la prevalencia de ciertas diferencias sectarias entre musulmanes; y el debate en curso en relación a los métodos de matanza para el consumo de carne.

El periodista ciudadano Riza Yehiya [en] escribió que los budistas extremos están secuestrando a la comunidad budista, al amargar las relaciones entre budistas y musulmanes:

Esta amenaza a la comunidad musulmana es un reto a esta nación. Esto no viene desde la corriente principal de la comunidad budista que tiene una larga y probada relación con los musulmanes. Es de los grupos de radicales budistas hechos a propósito, que trabajan como mercenarios para apoyar a la fallida élite política, consciente o inconscientemente sirviendo a intereses extranjeros antes que a los propósitos sagrados de proteger al budismo.

El bloguero R.M.B. Senanayake acusó a los nacionalistas cingaleses, incluyendo a algunos monjes budistas, de llevar a cabo una campaña de odio contra los nusulmanes [en] de manera pública y en medios sociales, en crónicas de incidentes recientes en su página web.

Image courtesy Say No To Halal Facebook Page

Imagen cortesía de la página de Facebook Say No To Halal.

El bloguero político Indi Samarajiva escribió en su sitio web Indi.ca [en] que el partido de oposición Partido de Unidad Nacional [en] ha contribuido a la controversia del halal, pidiendo además el fin del logotipo halal “de acuerdo a los racistas intereses cingaleses.”

No hay una conspiración musulmana para tomar Sri Lanka con los alimentos halal, apuntó [en] el periodista ciudadano Hejaaz Hizbullah. Las empresas han tomado sus decisiones en lo que respecta al halal:

En definitiva no es el consumidor musulmán, pero si el empresario que tenía ansias por el reconocimiento halal.

Prosigue:

Lo que si preocupa a muchos musulmanes es como este “problema” esta siendo resaltado por unos pocos y puesto como un problema nacional. Lo que vemos no es un “problema” pero si un plan y una campaña de odio con “la certificación halal” la cual es una simple excusa. Ellos están esperando sacar un conflicto y entonces intentan todo.

El bloguero Patta Pal Baru [en] opina que la campaña contra el ‘halal’ fue innecesaria.

Kasun Adikari [en] instó a los budistas a tener tolerancia con la comunidad musulmana:

Como budistas, debemos saber considerar otras religiones y su prácticas ya que pertenecemos al grupo religioso que acepta y aprecia las enseñanzas razonables de toda religión. Los budistas también pueden tolerar las prácticas de otras religiones, tradiciones culturales y otras costumbres, aunque ellos no podrían necesariamente tener el deseo de emularlos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.