Reporte: Ataques contra la prensa argentina aumentan en 2012

Los ataques contra miembros de la prensa argentina dispararon un alarmante 41% en 2012, reveló el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) en su último informe sobre liberad de expresión.

El Monitoreo de Libertad de Expresión del foro indica que se registraron 172 ataques en 2012, comparado a 122 en 2011. Los casos incluyen la agresión física y psicológica, amenazas y ataques contra la propiedad.

El Programa de Monitoreo de Libertad de Expresión en la Argentina nació en 2008 con el objetivo de detectar las más diversas limitaciones a la libertad de expresión, desde las directas y evidentes hasta las más sutiles. Funciona de forma colaborativa: una red de voluntarios ad honorem en las provincias se activa cada vez que hay alguna denuncia. Además, FOPEA es miembro de Intercambio Internacional por la Libertad de Expresión (IFEX).

Este año el Informe del Monitoreo se lanzó en forma exclusiva en las redes sociales. Bajo el hashtag #MonitoreoFOPEA los usuarios hicieron correr la voz, revelando los aspectos principales o conectando con los propios damnificados. Lo mismo sucedió en Facebook, en donde los usuarios compartieron la noticia, como el caso del periodista Juan Mascardi:

La provincia de Santa Fe ocupa el #Top3 en el ranking de ataques a la prensa en 2012 http://monitoreolde.com.ar/ según el Foro de Periodismo Argentino Entre esos casos está el ataque al compañero Luis Martínez, camarógrafo de Telefe Noticias de Canal 5 durante los saqueos de diciembre. A pesar de existir foto del agresor, nunca hubo Justicia. Penoso.

Principales hallazgos del informe

Principales hallazgos del informe

El blog del centro Knight se hizo eco del reporte, resumiendo algunos hallazgos fundamentales:

Uno de los puntos claves del informe fue que debido a la “impunidad de los agresores y la incapacidad de las instancias judiciales de resolver las denuncias”, el principal agresor fue definido como “desconocido” o “anónimo”. No obstante, se identificó que en 21 casos los responsables fueron funcionarios municipales.

De hecho, el informe detectó que el factor más hostil lo representa la actividad política a nivel municipal, provincial y nacional debido a que “existen decenas de funcionarios y politicos que no respetan el ejercicio profesional del periodismo”.

En Clases de periodismo también se escribió al respecto, remarcando el cambio en las formas de medir las agresiones:

El monitoreo intenta desnaturalizar las agresiones que antes eran percibidas como “gajes del oficio”. Por eso — aseguran— la evolución de la cantidad de casos muchas veces no tiene que ver tanto con un aumento real de la cantidad de ataques, “sino con una evolución en nuestra forma de visibilizarlas”.

Las claves del informe 2012

Agredidos. FOPEA registró durante 2012 un 70% de casos donde las víctimas fueron hombres, otro 12% fueron mujeres, y un 16% empresas de medios o prensa en general.

En las provincias. La mayor cantidad de agresiones se da en el interior de las provincias, luego en las capitales de provincia. El Programa de Monitoreo de Libertad de Expresión registró durante 2012: 9 casos en Río Negro y La Rioja y 7 en Salta, Entre Ríos, La Pampa y Jujuy.

Mapa que registra las agresiones por provincia

Mapa que registra las agresiones por provincia

El principal agresor. Por la impunidad de los agresores y la incapacidad de las instancias judiciales de resolver las denuncias, el principal tipo de agresor es el “desconocido” o “anónimo”.

Medio. Entre las víctimas, el 23% de los periodistas agredidos son trabajadores de radio.

Tipo de ataque. El 26% de los casos de ataques a la prensa durante 2012 fueron agresiones físicas y/o psíquicas. El 22% fueron amenazas, en algunos casos de muerte. El 17% fueron atentados contra la propiedad.

Agresión física. En la suma de casos registrados por tipo de ataque entre 2010 y 2012, la agresión física y/o psíquica es el mayor (122), seguido por las amenazas (93), los atentados contra la propiedad, emisión o la difusión (76), el hostigamiento (74), las restricciones al acceso a la información y los impedimentos de cobertura (37), la censura (26) y el hostigamiento judicial (7).

Más allá de los números en aumento, FOPEA también estima que hay muchas agresiones que quedan en silencio, por eso es vital el trabajo cotidiano:

Nuestra organización es consciente de que muchos casos en los que los periodistas que son víctimas de ataques a la libertad de expresión por parte de gobiernos, organizaciones o privados, no son difundidos precisamente por temor a represalias comerciales, laborales o físicas. Ayudar a vencer esas barreras es un objetivo central del monitoreo.

1 Comentario

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.