¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Puede Chipre salir del abismo? Tres opciones para salir de la crisis financiera

La pequeña isla de Chipre sigue su curso contra la quiebra. Efectivamente, tras la elección europea de gravar a los depositantes en su conjunto [fr], la república mediterránea enfrenta una situación muy crítica sobre el plan económico. Tres opciones se resaltan para la isla: concretar un acuerdo con Europa, volcarse a Rusia o la quiebra y al mismo tiempo salir de la Zona Euro.

Origenes de la crisis
El problema surgió al momento de la pérdida de una importante parte de activos del Banco Popular de Chipre y del Banco de Chipre a causa del plan de reestructuración de la deuda en Grecia, en marzo de 2012. Los dos bancos chipriotas se vieron en la obligación de pedir una recapitalización a Nicosia [fr].

¿Solución del sector privado?
Por su parte, los bancos griegos están también fuertemente vinculados a Chipre. El Banco de Arreglos Internacionales [fr] o BRI estima en 12,6 mil millones de euros la totalidad de las deudas greco-chipriotas, no menos del 28% del total de pasivos de los bancos de Chipre. Eso elimina la posibilidad de un PSI (plan de participación del sector privado) para la isla.

Les bureaux de Bank of Cyprus à Aglandjia via wikipédia CC-BY-2;0

Sede del Banco de Chipre en Aglandjia, a través de Wikipedia (CC-BY-2;0)

Así, si Chipre podía contribuir con la suma de siete mil millones de euros de sus bancos, que Europa les negó, de los 17 mil million de billion que debe, Europa hubiera estado obligada a dar ayuda a Grecia de nuevo [fr], debilitando más la estabilidad en recuperación del país. Una renegociación, sobre todo en el plan de la troika, sería arriesgado. Esto es también en parte por qué la economía griega está afectada por el impuesto sobre los depósitos.

Además, organizar un PSI en Chipre hubiera podido ser mal visto por los inversionistas. No hay que olvidar que la idea es que «el caso griego» sea único. Si no, sería tentador para otros países que viven una situación económica compleja, como España, Italia o Portugal, recurrir también a un pedido de PSI. Las consecuencias serían inapelables. Financiar a los estados vulnerables por el mercado se tornaría complejo, incluso imposible, y la reestructuración de la deuda pública de los otros estados y de Banco Central Europeo se vería peligrosamente en el horizonte. Es más, tocar los depósitos es otro «caso único» que Europa espera generar.

El partido social demócrata alemán [fr], el SPD, quiere hacer de Chipre un ejemplo para detener su voto a favor de la ayuda europea en el Bundestag [fr], paso indispensable para Angela Merkel. Así la ayuda para Chipre no era probable sin el apoyo del Bundestag… El SDP veía en Chipre una reserva de dinero mayoritariamente rusa y malició que fuera «mafiosa». El PSI no afectó la cartera de Rusia, la solución europea debe centrarse en los depósitos. Dado que Chipre se negó a aceptar más del 10% de imposición a fin de no arruinar la reputación de su sistema económico, fue necesario ampliar la base tributaria y realizar los recortes al conjunto de depositantes, incluyendo a los residentes. Pero todo eso podría llevar a empujar a Chipre al abismo. Es por eso que rechazó el plan europeo.

A partir de ahora, Chipre se mantiene ante varias posibilidades. Ante las reacciones a menudo violentas en Europa, y sobre todo en Chipre, de los últimos días, una parte de los europeos que tienen el poder de decidir parece querer retroceder y lamentan sus opciones. Se ven entonces intentos de disminuir la participación de Chipre en su propio reflotamiento. Pero tal vez Europa no aceptará una renegociación. El debate sobre la participación total del MES (mecanismo europeo de estabilidad) [fr] y su fianza de 5,8 mil milloines de euros permanece.

Alianza con Rusia
La segunda solución sería aliarse con Rusia. En efecto, Putin quiere defender los activos rusos de la isla, y pide a cambio grandes concesiones sobre el gas, facilidades militares rusas, sin olvidar el reciente descubrimiento de un yacimiento a la altura de la isla. Rusia podría rescatar a los bancos chipriotas [fr], sobre todo el Laïka Bank, segunda institución bancaria de la isla, por un euro, a fin de ahorrar 2,5 mil millones en recapitalización. Probablemente, la ayuda rusa sería complementaria de la ayuda europea y ciertamente no sería una ruptura entre Chipre y la Zona Euro. Por su parte, Rusia ganaría un peso nada despreciable en un Chipre estratégicamente importante. La isla sería garante de los intereses de Moscú en Europa, pero eso pondría en riesgo plantear algunos problemas en el futuro…

Pero aparentemente, Rusia no está presionada para tomar una decisión. Andreï Kostine, director del Banco VTB [Vnechtorgbank] anunció el 21 de marzo que su institución no estaba interesada [fr] en la compra de activos bancarios de la isla:

Sur place, il y a deux banques dans une situation critique qui ont besoin d'être assainies. Il serait absurde de prétendre que nous aurions un intérêt là-dedans. Notre seul intérêt, c'est de retrouver au plus vite la faculté d'effectuer les paiements et de gérer les comptes de nos clients.

En el lugar, hay dos bancos en una situación crítica que necesitan ser saneados. Sería absurdo pretender que tuviéramos intereses ahí. Nuestro único interés es el de recuperar lo más rápído la facultad de efectuar los pagos y de gestionar las cuentas de nuestros clientes.

Y agrega que su banco deberá:

“arrêter son activité et quitter purement et simplement le marché chypriote” en cas de “décisions violant le droit, dictées par la politique”.

“detener su actividad y dejar pura y simplemente el mercado chipriota” en caso de “decisiones que atenten contra el derecho, dictadas por la política”.

Último recurso – bancarrota
Por último, Chipre puede optar por la solución extrema pero inevitable, si Rusia y Europa no le aportan ningún apoyo correcto: la quiebra. La recapitalización en Chipre se haría a través del banco central por emisión monetaria.

Eso significa dejar la Zona Euro [fr], implantar un estricto control del flujo económico y un bloqueo a las cuentas corrientes mientras dure la conversión a la nueva libra chipriota. La isla se arruinaría, su crédito financiero quedaría destruido para siempre. Vendría un periodo de reconstrucción económica en circunstancias complejas. Y para la Zona Euro sería un fracaso y un precedente inquietantes…

El último acuerdo de Bruselas, en previsión de desmantelar el principal banco del país y de gravar los depósitos bancario superiores a los 100 000 euros, es una solución híbirda, según el economista estadounidense Tyler Cowen:

 ¿Cuál será el valor del euro chipriota, con relación al euro alemán? ¿50%? A esto le llamo una salida de Chipre de la Zona Euro, pero conservando la palabra “euro” para guardar las apariencias.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.