¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las cuentas suizas del rey de España

En los últimos meses se han destapado en España innumerables escándalos que dejan al descubierto cómo la clase empresarial y la política han estado esquilmando el país y llevándose las ganancias a paraísos fiscales en los que este mal ganado dinero queda oculto y deja de ser productivo.

En el mismo tiempo, distintos escándalos han torpedeado la línea de flotación de la monarquía, haciendo que los ciudadanos miren cada vez con mayor desconfianza a una institución que hasta el comienzo de la crisis era una de las más respetadas del país.

El último de estos escándalos, que el periódico el mundo hizo público el pasado 31 de marzo, suma todo lo anterior al denunciar la existencia de varias cuentas a nombre el rey de España y otros miembros de la familia real en bancos suizos, con un saldo total superior a los 728 millones de las antiguas pesetas, más de cuatro millones de euros.

Don Juan y Doña María de Borbón con sus cuatro hijos: Alfonso, Juan Carlos, Margarita y Pilar. Foto del blog lareinadecorazones.com

Don Juan y Doña María de Borbón con sus cuatro hijos: Alfonso, Juan Carlos, Margarita y Pilar. Foto del blog lareinadecorazones.com

Según el mismo periódico, estas cuentas serían parte de la herencia que el padre del rey, Don Juan de Borbón, dejó a sus hijos, cuentas que en parte, él mismo habría heredado de su padre, el rey Alfonso XIII, que fue expulsado de España en 1931. A partir de ese momento y hasta la muerte del general Franco, la familia real española vivió en el exilio (en Francia, Italia, Suiza y Portugal), por lo que, en principio, no debería resultar extraño que sus bienes estuvieran en el extranjero.

Lo que no parece estar claro para muchos ciudadanos es porqué después de tantos años (Don Juan se instaló en España en 1981 y murió en 1993) esas cuentas siguen estando en Suiza, donde ya no vive ningún miembro de la familia real. Otro mito que también parece desmoronarse es el de la supuesta «pobreza» que sufrieron los Borbones durante sus años de exilio, ya que todos los historiadores, hasta ahora, coincidían en que Don Juan y su familia vivían prácticamente de las donaciones de los monárquicos acomodados, llegando incluso a pasar apuros económicos. Como recuerda Rogelio Delgado en su blog Otras esquinas,

Ricardo Mateos, autor del libro “Estoril, los años dorados”, recibió el testimonio de muchos de los personajes más cercanos al entorno de don Juan y de doña María, todos ellos coincidentes en una afirmación rotunda: “No tenían un duro”

Palacio de la Magdalena, en Santander (España). Foto del blog laspain.com

Palacio de la Magdalena, en Santander (España). Foto del blog laspain.com

Ahora se sabe que Don Juan, en su calidad de príncipe de Asturias (heredero al trono de España), recibió a la muerte de su padre dinero en efectivo, joyas, acciones y propiedades como la isla de Cortegada, el palacio de Miramar y el de la Magdalena. Según algunos autores, estas propiedades no deberían haber pasado a manos de Don Juan puesto que se le habían regalado a Alfonso XIII en calidad de rey y no de persona particular, y por tanto pertenecían al Patrimonio Nacional.

Otra cosa que los españoles no tienen claro es si las cuentas suizas que ahora son propiedad del rey y sus hermanas han sido declaradas a la hacienda española y tributan los impuestos correspondientes. Por eso, varios partidos políticos han pedido en el parlamento información sobre estas cuentas, aunque desde el ministerio de hacienda se alega que

(…) el Ministerio de Hacienda está sujeto a la ley general tributaria, que no permite difundir datos de obligados tributarios, y una pregunta parlamentaria tampoco permitiría saltarse esto.

La opacidad que rodea las finanzas de la casa real y el hecho de que la institución de la monarquía quede fuera de la futura ley de transparencia que elabora el gobierno irrita cada vez más a los españoles y parecen estar haciendo un enorme daño a la institución que ni el gobierno ni la propia casa real parecen ser capaces de percibir, y cuyas consecuencias son difíciles de prever.

Del enojo de la gente dan idea los comentarios que se leen al pie de esta noticia en los distintos medios. En La república, Sento comenta:

¿Alguien esperaba otra cosa de esta tropa?

BENITOPITO dice en El mundo:

“monarquía corrupta e insensible con los dramas sociales de los ciudadanos” ___ esta frase resume muy bien lo que está pasando desde hace bastantes años. La jugada de la democracia fue muy oportuna y muy oportunista, pero cuando se vio el blindaje económico, político y de responsabilidad penal de la familia real, entonces caímos en la cuenta de cómo habían jugado con nosotros, que somos más de 40 millones, y durante casi 40 años. (…)

En el mismo medio, parmenides64 sentencia:

Pues no esta tan mal la herencia para una persona a quien no se le conoce haber tenido un empleo en su vida.

En Twitter, Miquel A Soler Neira escribe:

@MASolerNeira: Si el dinero en Suiza es de una herencia y en 20a [años] no has reparado en traerlo al país del que eres Rey, no pasa nada, no?

Francisco Guerra Caballero y Felipe J González comentan en elplural.com:

Banderas republicanas en una manifestación contra los recortes. Foto de «Alternativas a la banca tradicional» en Facebook

Banderas republicanas en una manifestación contra los recortes. Foto de «Alternativas a la banca tradicional» en Facebook

Francisco Guerra Caballero:
Y todo eso sin tributar en españa ni un solo centimo, pero para eso estamos los currantes de este pais para levantar un imperio en nombre de los borbones.

Felipe J González:
Conducta ejemplar, preconizaba aquí el Juan Car en el palique de fin de año.. Hay que tener mucho temple, que diría Watson.

Con todo esto, cada vez se dejan oír más voces que piden la abdicación del rey Juan Carlos, al que ya consideran obsoleto. De estas voces, los monárquicos apoyan la abdicación a favor de su hijo Felipe, pero crece el número de españoles que reclaman el derecho a elegir a su jefe de estado en un sistema republicano. Como ya sucediera en numerosas ocasiones a lo largo de la historia de España, el futuro de la monarquía se oscurece por momentos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.