¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Desplazados de Rio Madeira reclaman promesas incumplidas

El reportaje de Ana Aranha en Vidas em Trânsito [pt], sobre el impacto de las grandes obras en la región amazónica de Rio Madeira, Rondonia, es parte de la cobertura especial #AmazôniaPública [pt] de la Agencia Pública, que será publicada en una serie de cinco artículos en Global Voices Online.

En el cambio de la vieja a la nueva Mutum Paraná – ciudad construida por Energia Sustentável [pt] (Energía sustentable) para albergar a los ingenieros y encargados de la planta de Jirau – entre ellos los ribereños trasladados por la inundación de la hidroeléctrica de Rio Madeira, son muchos los reclamos sobre promesas no cumplidas por parte de Energia Sustentável.

Sônia Cabral Costa, ex-habitante de la vieja Mutum, hoy dueña de una tienda de ropa en Nova Mutum, pregunta:

Eles prometeram que aqui ia ter faculdade, indústrias, milhares de empregos. Cadê? Nada disso foi cumprido. Essas pessoas tinham sua fonte de renda, vieram acreditando no que a empresa prometeu.

Nos prometieron que tendríamos aquí profesorado, industrias, millares de empleos. ¿Dónde? Nada de esto se cumplió. Esas personas tenían sus fuentes de ingresos, llegaron creyendo lo que la empresa les prometió.

La previsión inicial de las empresas [en el complejo de la hidroeléctrica del río Madeira], era trasladar 2.849 personas, 1.087 en el área anegada por Jirau y 1.762 por la represa Santo Antônio [en] (de la empresa Santo Antônio Energia). Según el Movimiento de afectados por las represas [pt] hoy hay 4.325 personas trasladadas o afectadas indirectamente.

Este año el sobrino de Sonia completa su enseñanza básica. El próximo año estará obligado a viajar 30 km todos los días para estudiar en Jaci Paraná. Entre las promesas de Energia Sustentável estaba la construcción de dos escuelas en la villa, una de enseñanza básica y otra de enseñanza media. De hecho las escuelas fueron construidas, el detalle es que una de ellas fue entregada a la empresa privada.

En la puerta del Colegio Einstein, una placa con el logo de la hidroeléctrica y del gobierno federal anuncia en letras destacadas que el edificio fue construido con fondos del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES). Pero quien entra allí debe pagar una mensualidad de R$ 240 (cerca de 120 $US). O R$ 200, si es un hijo de “camargueiro’ – denominación que se les da a los funcionarios de la empresa Camargo Corrêa.

Mientras el colegio particular tiene 20 alumnos por sala, la escuela pública tiene salas con mas de 40 alumnos y hace turnos nocturnos para hacer frente a la demanda. Neida Rodrigues dos Santos, vice-directora de la escuela municipal, dice:

No ano passado, ficaram 230 alunos sem matrícula porque a gente não tinha vaga. Os pais vinham implorar na minha porta, mas não tinha onde colocar.

El año pasada quedaron 20 alumnos sin matrícula porque no teníamos vacantes. Los padres venían a implorar a la puerta pero no teníamos donde ponerlos.

Escola construída para comunidade de ribeirinhos que foi repassada para grupo particular Foto: Marcelo Min

Escuela construída para la comunidad de ribereños transferida a un grupo particular. Foto: Marcelo Min

“Debía ser municipal, pero se necesitaba una escuela para los hijos de los ingenieros y Jirau resolvió negociarla con el sector privado. No veo el problema”, dice Pedro Beber, el responsable de la gestión de los fondos de compensación social que pasan por la prefectura.

Se eles estão pagando os professores, [o município] não tem interesse em assumir essa escola.

Si ellos están pagando los profesores [el municipio] no tiene interés en hacerse cargo de esta escuela.

Los problemas de infraestructura también son comunes en las otras villas creadas por Jirau y San Antonio para recibir a la población rural que debió ser trasladada. Los más frecuentes son los relacionados con la producción del suelo. Los ribereños fueron sacados de la orilla del rio Madeira, área fertilizada naturalmente, y colocados en terrenos comprados a los hacendados donde algunos crían ganado.

Otro reclamo común es sobre el olor de las aguas residuales en las casas. Los nuevos asentamientos fueron hechos en áreas cercanas a la zona inundada por la hidroeléctrica. Debido al aumento del agua contenida por el río, la napa freática desborda provocando fugas de aguas residuales y de fosas sépticas.

El projecto Amazônia Pública [pt] llevó tres equipos de reporteros de la Agencia Pública de reportaje y periodismo de investigación a recorrer tres regiones amazónicas entre julio y octubre del 2012 entre los cuales visitaron las hidroeléctricas de rio Madeira en Rondonia. Todas los reportajes buscan explorar las complejidades de las inversiones actuales en la amazonia, incluyendo las negociaciones y articulaciones políticas, y oir a todos los actores implicados – gobiernos, empresas, sociedad civil – para delinear el contexto en que esos proyectos han sido desarrollados. El objetivo esencial de estos reportajes, así como de toda la producción de Pública, es siempre el interés del público: cómo las acciones y negociaciones políticas y económicas han tenido impacto, en la práctica, en la vida de la población.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.