¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El presidente Carmona: ¿la esperanza de Trinidad y Tobago?

A mediados de marzo, Trinidad y Tobago tomó juramento a su quinto presidente, el juez retirado de la Corte Suprema, Anthony Carmona [en]. El discurso inaugural [en], en el que juró “aferrarse a los fundamentos de la integridad, la transparencia, la inclusión y la reverencia a Dios Todopoderoso” captó la imaginación del público, y la de algunos bloggers, que han estado hablando del efecto, si lo hubiese, que tendría la nueva presidencia en el entorno político del país.

Plain Talk [en] se refirió a la asunción como “algo sorprendente, algo totalmente inesperado”:

La esperanza invadió el país; y con las primeras líneas de su primer discurso a la República, el nuevo presidente – Su excelencia Anthony Carmona – atrajo a todos los que estaban lo suficientemente cerca como para oír y los derribó: “No soy capaz de lo que ustedes creen que sí. Sí soy capaz de lo que ustedes creen que no.” Y tan sólo así con tan sólo esas palabras, Trinidad y Tobago revivió, los conmutadores se encendieron, las redes telefónicas y los sistemas de texto se sobrecargaron mientras las personas se contactaban unas con otras para decir “Oye, presta atención, algo distinto está sucediendo y querrás escuchar esto”. Las redes sociales fueron desbordadas, las personas comenzaron a hablar, la energía se volvió eléctrica mientras la multitud de espectadores en aumento se aferraba a cada palabra que él decía.

Y era verdad: Facebook y Twitter [en] tuvieron gran actividad con comentarios durante el juramento. El blogger Phillip Edward Alexander, prosiguió:

Fue un momento de igualdad, donde se responsabilizaba a cada persona sin importar su condición social, directamente a sus pies.

Aun así, fue cauto:

Bueno, podría ser que las personas (me incluyo) al tener tanda sed de liderazgo tranquilo, firme y sensato, reciban este discurso bien redactado, dado por un hombre que tiene fama de ser honesto y de confianza, como el agua saciante para los oídos sedientos del pueblo. Pero si había un momento y un lugar adecuado para esto, entonces seguramente…era éste.

También lo fue el blogger de la diáspora Jumbie's Watch [en], quien publicó una carta abierta al nuevo presidente:

Ha logrado inspirar a una gran parte del país con su primer discurso al hacer uso de las más apropiadas “citas cortas”… Pero como muchas citas cortas, las suyas pueden ser muy engañosas. Digo “pueden” porque ha estado sólo unos días en su equipo. Sin embargo, sus acciones, o inacciones, a partir de ahora probarán su entereza.

No le envidio su tarea: tiene una batalla cuesta arriba para cambiar un país envuelto en una ciénaga de decadencia. Se ha convertido en líder de un país donde las transgresiones intencionales de leyes secundarias como las de basura y estacionamiento, hasta la corrupción económica de mil millones de dólares son rutinarias, acontecimientos diarios. Cómo pretende cambiar una cultura entera va más allá de mi imaginación, pero le deseo suerte.

A Sterling Perspective [en] también compartió su parecer:

Ayer, el presidente pidió un abordaje innovador a los problemas de la nación. También dijo que la nación está en crisis.

No puedo decir que no sienta que sus análisis son incorrectos ya que los índices que llevaron a la conclusión puede que no sean los únicos que deban considerarse. En su discurso inaugural, un histriónico llamamiento a la acción, Anthony Thomas Aquinas Carmona, se refirió a cuestiones que juzgan el ejercicio de gobierno. Nunca creí que el delito y el desempleo fueran buenos indicadores de la posición de una sociedad. Él mencionó que el primero está pisando peligrosamente cerca del tenor político que puede avergonzar a un gobierno.

Todos a cubierta, dijo, para salvar a Trinidad y Tobago. Está intrínsecamente viciado ya que es un abordaje verticalista. ¿Verdaderamente debo sentirme forzado a considerar desde ahora cuánto disminuye el delito cuando todo lo que parece hacer es determinar qué tan bien el Estado está manejando nuestros asuntos? Reafirmó esta creencia cuando dijo que como nación somos uno: significa que nuestros objetivos son compartidos y también nuestras responsabilidades.  Puede que seamos una nación independiente pero aparentemente no soy libre de determinar qué es lo que quiero lograr.

Pensando en el discurso me di cuenta que ésto es lo que está mal en mi mundo: supone por mí lo que es importante, alejándome de lo que yo siento que es importante. En Trinidad y Tobago contamos cadáveres y nadie cuenta las almas reprimidas, los sueños incumplidos, las ambiciones perdidas y las cosas imposibles que tantos de nosotros enfrentamos.

Mientras tanto, Plain Talk se preguntaba [en] acerca del próximo paso:

¿Adónde vamos a partir de ahora? He formulado esta pregunta con sarcasmo o cinismo muchísimas veces en el pasado, pero esta vez lo hago con esperanza. Creo que debemos brindarle a este hombre un tsunami de apoyo sobre el cual pueda construir su mensaje y esperemos, con un poco de buena suerte y bendiciones de arriba, que podamos comenzar a ver nuestro camino de salida de este embrollo en el que nos encontramos.

¿Podrá él por su cuenta estar a la altura de todo esto? No lo sé, pero ¿no sería magnífico si lo estuviera? ¿No sería estupendo saber que los líderes políticos de todos los partidos supieran que había alguien más en autoridad que no iba a tomar el sinsentido que ha llegado a representar lo que ha pasado por ejercicio de gobierno en este país?

Sterling Henderson contraatacó [en]:

Todos están diciendo que el discurso del presidente infundió esperanza. Yo leo detenidamente sitios de medios sociales como FB y twitter y no veo más que reacciones listas para publicar que aclaman el discurso como lo que el país necesita; me quedo perdido como consuelo.

Plain Talk [en], sin embargo, continuó lo suficientemente audaz como para esperar que el presidente Carmona sea justo el cambio que el país necesita:

Durante tanto tiempo hemos estado buscando ese algo mágico, ese alguien que pueda unirnos, que sólo el tiempo dirá si Anthony Carmona tiene o no esa chispa, pero para este escritor, cansado de probar distintos sabores de lo mismo…fue…refrescante…y por eso, por devolvernos la esperanza me gustaría decir: gracias Su excelencia Anthony Carmona, felicitaciones por su ascenso, que viva para sobrepasar toda la esperanza que hoy tenemos en usted.

La imagen en miniatura utilizada en esta publicación pertenece a ĐāżŦ {mostly absent}, utilizada bajo una licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Generic [en]. Visite el Flickr photostream de ĐāżŦ {mostly absent} [en].

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.