¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cuba: Blogueros reflexionan sobre las reformas en el Congreso del partido comunista

El sexto congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), realizado en la Habana entre el 16 y el 19 de abril, podría haber marcado un importante punto de inflexión para el sistema económico de Cuba y para la sociedad cubana en general.

Como fue detallado por la BBC [en], los miembros del partido aprobaron medidas para establecer límites del mandato para los líderes del partido y del gobierno, legalizar tanto la propiedad de la vivienda como de la venta y reestructurar los salarios del Estado para que sean determinados en parte por la cantidad y calidad del trabajo realizado por los trabajadores.

Edificio del Capitolio, la Habana. Por titoalfredo de Semana Santa (BY-NC-SA)

Si bien muchas organizaciones de EE. UU. vieron los cambios como un gran paso hacia una economía de mercado presentando titulares como “La Habana libera sus mercados—con una advertencia” [en] (Miami Herald) y “Raúl Castro apuesta por reformar la economía y el Partido Comunista en el VI Congreso” (El Pais), la retórica del propio congreso demostró su compromiso con el fortalecimiento y modernización pero no a la mercantilización del socialismo cubano.

Los blogueros en Cuba y aquellos que siguen Cuba desde otras partes del mundo ofrecen una amplia gama de reacciones.

Deisy Francis Mexidor, autor de Kimbombo que resbala, preguntó a varios cubanos por sus opiniones y los cambios propuestos. Muchos estaban entusiasmados con las ideas propuestas pero preocupados sobre como serían implementadas. Un estudiante de periodismo entrevistado por Mexidor comentó que:

[La] cuestión es cómo se logrará mantener el socialismo como proyecto sin caer en la economía de mercado.

Otro entrevistado, el director de una empresa del estado comentó:

[D]ebemos ser capaces de lograr una mayor productividad, de bajar los gastos y hacer las cosas con mayor eficiencia, de lo contrario no se puede hablar de elevar salarios.

Pedazos de la isla entrevistó a varios blogueros y periodistas conocidos por su posición crítica hacia el gobierno, incluyendo a Laritza Diversent, de Las leyes de Laritza. Diversent señaló que mientras algunos cubanos siguen de cerca y opinan sobre el Congreso muchos eran ambivalentes acerca de los resultados debido a la falta de progreso en los últimos años.

Desde mi punto de vista el Congreso fue totalmente intranscendente, porque una cosa es lo que hablen ahí, y otra cosa es la que se haga. […] No hay una restructuración del partido o una restructuración democrática.

Pero nada de esto tiene ningún tipo de importancia entre los ciudadanos dentro de Cuba. No tiene ninguna importancia como yo creo que tiene afuera de Cuba. Por supuesto, es porque muy pocos cubanos le interesa la política, o no la entienden, precisamente por estos “va y bienes” de que hoy deciden algo, mañana deciden otra cosa, y entonces vuelven a cambiar. Por toda esta inseguridad nosotros no le hacemos ningún tipo de caso a ese Congreso.

En el cambio mas radical formulado por el Congreso, el mismo Raúl Castro propuso que en los cargos mas altos la permanencia sea limitada a dos periodos de cinco años cada uno. Hizo hincapié en la necesidad de que los actuales líderes incentiven y eduquen a los políticos mas jóvenes que en última instancia formarán la próxima generación de gobierno en la isla y lamentó la incapacidad del partido de no haberlo hecho en el pasado. Contrario a esta retórica el partido ha elegido a José Machado Ventura, actualmente de 80 años, ex secretario del partido y originalmente miembro de la ‘Brigada 26 de julio’ a la vicepresidencia que quedó vacante cuando Raúl se hizo cargo del liderazgo del país en el 2008.

La ironía de esta elección ha sido criticada por los cubanos de varios lados del espectro político. El bloguero Rogelio Díaz, autor de Bubusopía criticó la incapacidad del partido para seguir adelante a pesar del consenso de que esta sea la única manera para los revolucionarios originales de construir un legado sostenible.

[Lo] más preocupante es que [el liderazgo] todavia está en manos de los mismos sujetos estancadores de todo lo bueno y dinámico y prometedor y renovador y revolucionario de etapas anteriores.

Claudia Cadelo, de Octavo Cerco, expresó un sentimiento similar escribiendo que la implementación de la reforma económica y política deja un sentimiento similar y que las reformas políticas acordadas por el Congreso podrán avanzar solo con la renovación de la clase dirigente.

[Raúl] sabe, tiene que saberlo, que sus promesas sólo se cumplirán cuando él ya no esté en el Comité Central, cuando ya no sea el Primer Secretario de ningún partido, cuando verdaderamente una nueva ola de cargos públicos asuma los poderes.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.