¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Pavel Durov, el Zuckerberg ruso, lucha por el control de su creación

Algo raro está pasando con Vkontakte, la versión rusa de Facebook. En los últimos dos meses, el fundador y actual jefe de la compañía, Pavel Durov [en], ha sufrido tres humillaciones muy públicas, de las cuales, una podría incluso llevar a cargos penales.

La trama

En primer lugar, el 27 de marzo, 2013, Andrei Kolesnikov, de Novaya Gazeta (Nueva Gazeta), publicó [ru] unos correos electrónicos pirateados escritos, supuestamente, por Durov y el ex jefe de prensa de Vkontakte, Vladislav Tsyplukhin, dirigidos a Vladislav Surkov, el ex jefe ideólogico del Kremlin. En esos correos electrónicos, Durov y Tsyplukhin señalan la colaboración secreta de Vkontakte con la policía federal para reprimir los esfuerzos organizativos en la red de la oposición política del país en diciembre 2011.

Pavel Durov of Vkontakte speaks during the Digital Life Design conference, 24 January 2012, photo by Hubert Burda Media, CC 2.0.

Pavel Durov de Vkontakte habla durante la conferencia Digital Life Design, 24 de enero del 2012, foto de Hubert Burda Media, CC 2.0.

En segundo lugar, el 5 de abril, 2013, alguien que conducía un Mercedes blanco matriculado a nombre del vicepresidente de Vkontakte, Ilya Perekopsky, desobedeció a un policía [ru] en las calles de San Petersburgo, de hecho, golpeó al policía de tráfico con el frontal del vehículo en un intento frustrado de cambiar de carril. (Vean el vídeo aquí [ru].) Cuando la policía le persiguió, el conductor logro huir a pie, escapando gracias a los esfuerzos de su guardaespaldas privado, que se quedó atrás para intervenir e impedir una persecución. Como una semana más tarde, la policía identificó a Durov como el hombre que iba al volante. En pocos días, los agentes del orden cayeron sobre la oficina de Vkontakte en San Petersburgo y el apartamento de Durov (aunque él no estaba en ninguno de los dos sitios). Poco después, detectives de San Petersburgo llamaron a Durov para ser interrogado el 19 de abril. Cuando no se presentó, los detectives le llamaron otra vez el 22 de abril. Una vez más, el creador de Vkontakte no apareció.

En tercer lugar, el 21 de abril, 2013, Leonid Parfenov de Dozhd Televisión anunció [ru] que Durov se había mudado a Búfalo, Nueva York, donde está trabajando, a través de una nueva compañía llamada “Fortaleza Digital”, en una nueva red social que competirá, directamente, con Vkontakte, añadiendo, “está claro que [Durov] no tiene ninguna intención de volver a Rusia”. La bomba de Parfenov llegó cuatro días después de una gran reestructuración [ru] en la titularidad de Vkontakte, cuando el grupo inversor United Capital Partners compró las acciones cofundadoras de Lev Leviev y Viacheslav Mirilashvili (el capital inicial original detrás de la versión original de Durov), dando a UCP el 48% del control de la empresa. El presidente de UCP, Ilya Shcherbovich [ru], se dice que es un hombre con sólidos lazos con el Kremlin, dados sus puestos en los consejos de dirección de las gigantes industrias estatales, Rosneft y Transneft. En el programa de televisión del 21 de abril, Parfenov entrevista a Shcherbovich y emite un comunicado de Leviev y Mirilashvili, en el que todos niegan cualquier intención hostil contra Durov. (De hecho, Shcherbovich dice que UCP quiere que Durov siga estando a la cabeza de Vkontakte). Después del programa, Durov negó [ru] inmediatamente la insinuación de Parfenov sobre su emigración y aclaró que Digital Fortress está trabajando en un proyecto de almacenamiento en la nube [en] que no compite con Vkontakte.

Los poderosos medios de comunicación independientes rusos

Leer las descripciones occidentales de los medios de comunicación rusos es una experiencia parecida a buscar en un diccionario de sinónimos la palabra “malo”. A menudo, las críticas salvan de sus acusaciones a ciertos periódicos “serios” que tienen su foco en los negocios, como Kommersant y Vedomosti. La Novaya Gazeta es otra publicación que a menudo se libra de las críticas, gracias, principalmente, a sus periodistas de investigación, muchos de los cuales han demostrado un gran valor durante los veinte años de historia del periódico. Antiguos reporteros del Novaya como Anna Politkovskaya (asesinada en 2006) son la clave de su reputación de hoy en día como un periódico al que muchos consideran intachable. En otras palabras, cuando Novaya Gazeta publica los correos electrónicos filtrados que implican a Pavel Durov y Vkontakte en la cooperación secreta con el Kremlin, lleva a sus espaldas el fantasma de Politkovskaya y dos décadas de “decirle la verdad al poder”.

Sin embargo, no todo el mundo lo ve así. Anton Nosik, uno de los hombres más influyentes y consolidados en el internet ruso, escribió [ru] el 28 de marzo en LiveJournal que el informe de Novaya era una mentira -un ejemplo de periodismo mercenario (“zakazukha”)-. En ese post, Nosik cita una serie de artículos de Novaya Gazeta publicados en 2002 que en realidad eran parte de las campañas en los medios de comunicación coordinadas [ru] por intereses empresariales beligerantes.

Leonid Parfenov reports that Pavel Durov isn't likely returning to Russia, 21 April 2013, screen capture from YouTube.

Leonid Parfenov (con la ayuda del CGI) reporta que Pavel Durov no intenta volver a Rusia, 21 de abril del 2013, Captura de pantalla de YouTube.

El 5 de abril (el mismo día del incidente con el Mercedes blanco), Novaya publicó una continuación [ru] a su artículo del 27 de marzo, esta vez teniendo como foco la cooperación con el Kremlin de Tsyplukhin y “The Twitter Journal”, un proyecto en la red [ru] que recibió sus 25 mil dólares de capital inicial de “Start Fellows” -un programa de becas administrado por Durov y el inversor Yuri Milner. (Más tarde ese mismo día, Tsyplukhin se disculpó [ru] y reconoció que esta segunda tanda de correos electrónicos filtrados es genuina). El 6 de abril, la agitadora locutora de radio, Yulia Latynina, criticó [ru] los comentarios de Nosik del 28 de marzo, refiriéndose a él como un “amigo” de Durov y resaltó que el ejemplo zakazukha de 2002 de Nosik tiene once años. El 9 de abril, Nosik respondió otra vez, publicando un monstruo de 2.500 palabras [ru] en su blog LiveJournal, dirigiéndose tanto al pasado más reciente de Novaya y los detalles de su cobertura sospechosamente anti Durov.

Nosik disecciona a Novaya

“Si este hubiese sido cualquier otro periódico”, escribe Nosik, “una filtración de un periodista como esta habría sido verificada por compañeros con alguna experiencia [técnica]”. De hecho, el artículo del 27 de marzo de Novaya no dice nada sobre cómo Kolesnikov obtuvo los correos electrónicos pirateados y los papeles no ofrecen ninguna manera de verificar su autenticidad. Extrañamente, Novoya presenta este contenido sensible como archivos de imagen [ru] conteniendo el texto en versión para imprimir sin ninguna firma DKIM. (La filtración posterior del 5 de abril, en la que aparecían correos electrónicos escritos por Tsyplukhin pero no por Durov, no contenía los datos de la firma digital de los mensajes).

Y además está el correo electrónico del mismo Durov que empieza de una manera ridícula:

Как вы знаете, мы уже несколько лет сотрудничаем с ФСБ и отделом «К» МВД, оперативно выдавая информацию о тысячах пользователей нашей сети в виде IP-адресов, номеров мобильных телефонов и другой информации, необходимой для их идентификации.

 Como saben, llevamos varios años trabajando con el FSB (Servicio Federal de Seguridad) y la sección especial “K” del MVD (ministerio de Interior), suministrándoles con prontitud  información sobre miles de usuarios de nuestra red en forma de la dirección IP, los números de teléfonos móviles y otra información necesaria para identificarles.

Si Durov—a menudo descrito como un genio, de manera similar a Mark Zuckerberg de Facebook—en verdad ha colaborado con el Kremlin, ¿lo anunciaría tan llanamente en una carta a Vladislav Surkov? Haciendo hincapié en este detalle, Maria Sergeyeva bromeó [ru] en Facebook que “solo los lobotomizados” escriben en documentos oficiales frases como “estamos trabajando con el FSB”. (Sergeyeva también menciona que Surkov es famoso por rechazar cualquier carta que supere un folio, mientras que la carta supuestamente escrita por Durov tiene un total de cuatro hojas).

Nosik también muestra su desacuerdo con la singular presentación de Novoya. Por ejemplo, su artículo del 5 de abril muestra 18 correos electrónicos escritos por Tsyplukhin a cerca de “The Twitter Journal”, pero el titular, en su lugar, hace referencia a la empresa de Durov (“Micro-dioses [un juego de palabras con la palabra “microblog” en ruso] están Vkontakte [en contacto] con Staraya Square [la administración presidencial]”), como si Tsyplukhin estuviese maquinando en nombre de Durov. La tenue implicación de Novaya (intencionada ni más ni menos) parece ser que el programa Start Fellow incrimina a Vkontakte en los negocios sucios de Tsyplukhin con el Kremlin.

Nosik termina su post con un ataque mordaz hacia Novaya Gazeta refiriéndose a ella como una reliquia del periodismo ruso de los años 90, especulando que ciertas personas poderosas han decidido finalmente envenenar la creciente cultura de internet del país:

А сейчас какие-то люди, для которых ведение чёрных PR-войн является привычным занятием, решили влезть с этой дубиной в Интернет. И мне не очень важно, кто эти негодяи: володинские они, сурковские, малофеевские, или чьи-то ещё. Мне в любом случае не хочется, чтобы они тащили это своё говно в Рунет. Мне хватает Единого реестра и уголовных дел против блоггеров.

Pero ahora, algunas personas para las que llevar a cabo guerras sucias de publicidad es un trabajo corriente, han decidido entrometerse en el internet con este aporreo. Y no me importa quienes son estos patanes: la gente de Volodin, de Surkov, de Molofeev o de cualquier otro. Quienes quiera que sean, no les quiero arrastrando su basura en el RuNet. Ya he tenido suficiente de listas negras de internet y causas penales contra blogueros.

¿No es una conspiración directa?

El 19 de abril, después de saber que UCP tiene ahora casi la mitad de la propiedad de Vkontakte, una vez más, Nosik abordó los escándalos que envuelven a la empresa, anunciando en cierto modo inesperadamente [ru] que no cree que la reestructuración de los accionistas (que se rumorea ha costado  a UCP, aproximadamente, 700 millones de dólares) sea el motivo de la campaña contra Durov de los medios de comunicación. (Aunque, Nosik alberga ciertas sospechas sobre los auto declarados 3,5 miles de millones de dólares bajo gestión de UCP, preguntando desconfiadamente de quién es ese dinero si los fondos de inversión de los cinco socios fundadores no valen ni una fracción de eso).

Nosik señala que los socios de Durov, Leviev y Miralashvili, no ocultan su arraigado deseo de cobrar y desinvertir en Vkontakte. De hecho, esta tensión tiene un lugar destacado en el libro [ru] de Nikolai Kononov de 2012, “El código de Durov: la verdadera historia de la red social ‘Vkontkate’ y su creador”.

Solo días más tarde, el 22 de abril, el mismo Kononov sopesaba la actual crisis de Durov, ofreciendo cinco conclusiones posibles [ru] de la historia. En el escenario más probable (al que Kononov, graciosamente, le otorga un “95% de probabilidad”), la mayoría de los accionistas demandan a Durov por su proyecto Digital Fortress (que resulta ser una aplicación de mensajería instantánea brillante), y Durov debe vender las acciones de Vkontakte que todavía posee a un precio devaluado para pagar los daños y perjuicios.

El enigma de Durov

A lo largo de su mandato en Vkontakte, Pavel Durov no ha eludido la polémica. En julio 2011, después que Mail.ru Group del billonario Alisher Usmanov ampliase su titularidad de Vkontakte al 39,99%, Durov peleó amargamente para mantener el control de la compañía, negándose a acceder al deseo declarado de Usmanov de comprar la parte de Leviev y de Mirilashvili. El 22 de julio, Durov colgó [ru] en Instagram una foto [ru] suya gesticulando obscenamente a la cámara, con el pie de foto, “[Mi] respuesta oficial al conglomerado basura [fondo] Mail.ru con respecto a su último intento en vano de tragarse a Vkontakte”. De manera chocante, Usmanov dio marcha atrás [ru], según parece, impresionado con las agallas de Durov (o quizás le instruyó el Kremlin para que dejase de molestar). El 22 de abril 2012, Mail.ru Group otorgó a Durov la total administración de sus acciones [ru], dándole el control mayoritario de Vkontakte, por supuesto, dependiente de la buena voluntad de Usmanov.

http://instagram.com/p/IO0Kd/

El mensaje de Durov a la FSB, 8 de diciembre 2011. Foto posteada en la cuenta de Twitter de Durov.

A principios de diciembre 2011 (en el preciso momento en que el artículo de Novoya querría hacernos creer que estaba escribiendo cartas de amor a Surkov), Durov se enredó con el FSB de San Petersburgo, que había solicitado que Vkontatke borrase siete grupos de su red que estaban dirigidos a organizar a los ciudadanos rusos contra Rusia Unida en pleno apogeo del Movimiento Protesta de Invierno. Repitiendo su ardid contra Mail.ru Group, Durov hizo pública la solicitud del FSB, colgando un escáner [ru] de la petición oficial, junto con una imagen [ru] humorística de un perro llevando una sudadera con capucha (reminiscencia de la caricatura de un perro característica de Durov).

En lugar de prohibir a los grupos opositores, en realidad Vkontakte levantó las restricciones de la red [ru] en sus grupos, permitiéndoles albergar más de los 16.384 post permitidos al día. Más tarde esta noche, los investigadores del gobierno y las fuerzas especiales de la policía camuflados llamaron a su puerta, exigiendo la entrada en su apartamento. Durov no les dejó entrar y las autoridades se fueron y nunca volvieron. (Más tarde, los guardaespaldas de Durov dijeron a Nikolai Kononov que casi abrieron fuego contra la policía, temiendo que intentasen romper la puerta a la fuerza).

Días después de este incidente, Durov redactó una carta abierta [ru] explicando su desafío como un acto de destreza comercial, argumentando que el FSB había intentado obstaculizar a Vkontakte en un área que la que las redes sociales extranjeras operan libremente. Obviamente incómodo con su recién descubierto estatus como un héroe del movimiento de protesta, Durov intentó recuperar su identidad como una figura más ambigua y centrada en los negocios:

Те, кто бросились благодарить нас за содействие политическим протестантам, теряют из вида простое обстоятельство. Если бы в те же дни мы стали проигрывать в конкурентной борьбе из-за отсутствия какого-нибудь сервиса виртуальных массовых репрессий, нам бы пришлось ввести и его. И будьте уверены – наши репрессии были бы самыми массовыми и самыми кровавыми на рынке.

Esos que se abalanzan ante la oportunidad de darnos las gracias por ayudar a los protestantes políticos están perdiendo de vista un simple hecho. Si en ese mismo período de tiempo, hubiésemos empezado a perder nuestra ventaja competitiva por la falta de algún tipo de servicio de represión masiva virtual, entonces también habríamos introducido uno de esos. Y pueden estar seguros, nuestras represiones serían las más masivas y más sangrientas en el mercado.

En otro escándalo de los accionistas, Durov reveló [ru] en noviembre 2012 que Konstantin Malofeev [ru] (el entonces jefe de Marshall Capital Partners y un administrador de la Liga por una Internet Segura) había ordenado ataques en los medios de comunicación hacia Vkontakte en agosto de ese mismo año, explotando su posición en la Liga para acusar a Vkontakte de albergar grandes cantidades de pornografía infantil. Parece que, Malofeev intentó y no consiguió comprar la parte de Leviev y Mirilashvili, como le había pasado a Usmanov un año antes. Durov dice que la campaña mediática contra Vkontakte paró en seco en el momento en que se acercó a Malofeev para llevar a cabo negociaciones y empezaron de nuevo en el momento en que esas negociaciones se rompieron.

El misterio de hoy

La cobertura occidental del predicamento actual de Durov asume en gran medida que las fuerzas leales al Kremlin han descendido sobre Vkontakte para reclamar la mayor red social del país para la policía federal, que había demostrado claramente su interés en controlar la capacidad de la página web para movilizar los sentimientos de la oposición. Miriam Elder del Guardian escribe [en] que recientes acontecimientos han tenido lugar “ante el temor de que el Kremlin está tratando de apretar su yugo sobre internet”, añadiendo que “el temor del Kremlin sobre internet ha crecido desde que Vladimir Putin regresó al Kremlin el año pasado ante una ola de protestas sin precedente”.

Sin embargo, casi la mitad [ru] de Vkontakte lleva casi dos años en manos de Mail.ru Group y la propiedad de Usmanov ha sido de más del 30% [ru] desde 2010. En todos estos años, el reinado de Durov sobre la empresa, por colorido y rebelde que haya sido, ha dependido totalmente del apoyo del oligarca más rico [ru] de Rusia. Pese a todo, ¿qué beneficio saca el Kremlin de ingeniar ataques “de relaciones públicas oscuros” sobre Durov? ¿Cómo “estrecha el agarre del Kremlin sobre Internet” el difamar a Vkontakte por su colaboración con el FSB?

Es una práctica habitual en la política rusa el sacar duras líneas generacionales cuando discuten el desarrollo del país. Alexey Navalny lo hizo cuando terminó sus dos semanas de encarcelamiento en diciembre 2011 y declaró que entró en prisión en un país y salió en otro. Anton Nosik lo hace cuando etiqueta a la Novaya Gazeta como una antigüedad de los años 90, y lanza un guiño a la gran masa de internet como el renacimiento de una cultura mediática. Las actitudes actuales hacia Pavel Durov y Vkontakte no son muy diferentes. La gente quiere creer que “el Facebook ruso” y la promesa de internet representan algo Nuevo que puede generar una ruptura con el pasado.

Sin embargo, recuerden que Dozhd TV —el punto de apoyo de la oposición en los medios de comunicación televisivos— también fue un participante servicial (o, al menos, bastante bobo) para unirse a la campaña de publicidad contra Durov. Más aún, muchos cibernautas estaban dispuestos a creer los artículos anti Durov de Novaya, a pesar del supuesto obsoletismo del periodismo de los años 90 en la era de internet de hoy en día. Oleg Kashin, por ejemplo, especuló [ru] el 5 de abril que un miembro de la plantilla trabajando para el sustituto de Surkov había encontrado los correos electrónicos incriminatorios en un barrido de archivos aleatorio y los envió a la Novaya Gazeta para su propio entretenimiento.

Quienquiera que esté detrás de la campaña mediática y sea cual sea su significado para la sociedad rusa, la estrategia legal de Durov con respecto al incidente de tráfico en San Petersburgo parece imitar su planteamiento en diciembre 2011, cuando la policía primeramente llamó a su puerta: simplemente no contestó. De acuerdo con el periódico favorable al Kremlin, Izvesta, el plan de Durov podría funcionar. Ese periódico publicó un artículo [ru] el 26 de abril, en el que indicaba que los investigadores de San Petersburgo podrían cerrar el caso del Mercedes blanco, si no consiguen contactar con Durov para principios de junio. ¿Es esto simple especulación o podría ser un mensaje para que Durov se mantenga alejado? ¿Lo hará?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.